Menú

Champions League

La curiosa celebración del Borussia Mönchengladbach tras perder contra el Real Madrid

Los alemanes se clasifican para octavos de la Champions, pese a perder en Valdebebas, tras el empate sin goles en el Inter-Shakhtar.

0
Los alemanes se clasifican para octavos de la Champions, pese a perder en Valdebebas, tras el empate sin goles en el Inter-Shakhtar.
Los jugadores del Borussia Mönchengladbach celebran la clasificación para octavos de la Champions. | Cordon Press

Nunca una derrota le supo tan bien a un equipo. Ha sido el caso del Borussia Mönchengladbach, que pese a caer contra el Real Madrid en el estadio Alfredo Di Stéfano (2-0), en el cierre de la fase de grupos de la Champions 2020/21, se ha clasificado para octavos de final de la competición por primera vez en su historia, después de haber fracasado en el intento en sus dos participaciones anteriores.

Y lo ha hecho gracias al empate registrado en el otro duelo del grupo B, entre el Inter de Milán y el Shakhtar Donetsk en San Siro (0-0). Con estos resultados, el Madrid pasa como primero de grupo (10 puntos), por delante del Borussia (8) y un Shakhtar (8) que tendrá que conformarse con la Europa League. El Inter, por su parte, queda eliminado de las competiciones continentales al acabar último del grupo con 6 puntos.

Borussia y Shakhtar acaban la liguilla empatados con ocho puntos, pero el golaverage particular es para los alemanes gracias a sus resultados en los duelos directos (victoria por 0-6 en Ucrania y goleada por 4-0 en Alemania).

El partido de Valdebebas acabó en torno a las 22:55 horas y, pese a la derrota, los jugadores del Gladbach se quedaron en el banquillo del Alfredo di Stéfano esperando acontecimientos, a que terminara un partido, el de Milán, cuyo desenlace siguieron a través de una tablet. No hubo goles finalmente en el Inter-Shakhtar, que tuvo siete minutos de tiempo añadido, y ese resultado final de 0-0 terminaba por confirmar la clasificación del cuadro germano que dirige Marco Rose como segundo del grupo B.

Lo dicho: nunca una derrota le ha sabido tan bien a un equipo, en este caso un Borussia Mönchengladbach que vuelve a hacer historia con el billete para la ronda de los 16 mejores de la Liga de Campeones.

0
comentarios