Menú

Champions League

Vinicius tumba al Liverpool y acerca al Real Madrid a semifinales de Champions (3-1)

El brasileño, en su mejor partido con la camiseta blanca, logra un doblete. El Liverpool marcó en su único tiro entre los tres palos.

0
El brasileño, en su mejor partido con la camiseta blanca, logra un doblete. El Liverpool marcó en su único tiro entre los tres palos.
Vinicius señala el escudo del Real Madrid en la celebración de su primer gol. | EFE

Notable alto para comenzar la semana fantástica, ocho días de máxima exigencia en los que se juega la temporada. El Real Madrid ha firmado su partido más completo del curso para tumbar al Liverpool (3-1) y poner la directa hacia semifinales de la Champions, cuatro días antes de recibir al Barcelona en un Clásico en el que los blancos se van a jugar media Liga. Lo cierto es que, pese a las numerosas bajas en uno y otro equipo, el Madrid le dio un baile a los reds, especialmente en una primera parte primorosa en la que incluso el 2-0 (marcador con el que se llegó al descanso) se quedó corto.

Apareció el Madrid de las grandes noches y apareció sobre todo Vinicius, el héroe del partido. El brasileño ha firmado su mejor actuación como madridista para poner la eliminatoria muy de cara. Como es habitual en él, sorprendió con su velocidad y su desborde, pero esta vez convirtió en virtud su principal pecado: la definición. Dos goles para reivindicarse, demostrando el joven crack de Sao Goçalo que quiere triunfar con la camiseta blanca. Esta vez sí le entró lo que falla habitualmente y lideró a un equipo, el de Zinedine Zidane, donde también destacó Toni Kroos, mientras que Lucas Vázquez, Militao y Nacho rayaron a un gran nivel defensivo.

En general brilló todo el equipo —muy reseñable también la entrega de un Luka Modric que, pese a sus 35 años y con su futuro en el aire, está viviendo una segunda juventud— para anular al Liverpool, especialmente en la primera parte. Pero el seis veces campeón de Europa es un equipo peligrosísimo, con un potencial ofensivo que asusta a cualquiera, y con nada te hace mucho. Que se lo digan sino a Mohamed Salah. El egipcio sacó petróleo al marcar, a la vuelta de vestuarios, el 2-1 provisional en el único disparo de los reds entre los tres palos. Demasiado premio para el conjunto de Jürgen Klopp y demasiado castigo para los madridistas en su única concesión atrás.

Llegaban los dos equipos a este primer envite con bastantes dudas, especialmente los ingleses, y bajas muy significativas: Sergio Ramos, Carvajal, Hazard y la de última hora de Varane en los locales, y Van Dijk, Matip, Henderson, Joe Gomez y Origi en los visitantes. El Madrid no tardó en coger el toro por los cuernos ante un Liverpool desdibujado y ahogado en la salida del balón. Vinicius gozó de la primera oportunidad al borde del cuarto de hora, demostrando que su velocidad iba a hacer mucho daño a los ingleses, y Benzema dispuso de la segunda en un tiro cruzado que detuvo Alisson no sin problemas.

Zidane había vuelto a dar con la tecla. El técnico francés dejó atrás el experimento de los tres centrales y volvió a la defensa de cuatro (4-3-3), apostando por Vini y Asensio como acompañantes de Benzema. En el centro del campo, Casemiro, Kroos y Modric se comieron a Wijnaldum, Fabinho y un Naby Keita a quien Klopp castigó, sacándolo del campo antes del intermedio para dar entrada a Thiago Alcántara. Con el internacional español mejoraría su equipo tras el paso por vestuarios.

Poco a poco la balanza se inclinaba hacia el lado blanco y Vinicius fue el encargado de abrir la lata en el 26’. Kroos le puso un magistral pase en largo al brasileño, que controló con el pecho y resolvió con la eficacia de la que siempre adolece. Un golazo que dio rienda suelta a los mejores minutos del Madrid en toda la temporada. El Liverpool no se había enterado de la película y Asensio olió la sangre para hacer subir el 2-0 diez minutos después. El balear, que está reencontrándose con su mejor nivel, aprovechó un regalo de Alexander-Arnold y supo batir a Alisson con gran maestría, con el exterior de su bota. El propio Asensio tuvo el tercero a dos minutos del descanso, pero desaprovechó el mano a mano tras otra contra prodigiosa.

Salah hizo soñar al Liverpool

Klopp no esperó ni al intermedio para meter a Thiago y su equipo mejoró. A los seis minutos de la reanudación, el Liverpool logró acortar distancias en su primer y único disparo entre los tres palos. Salah se hizo dueño de un balón de Fabinho para definir con algo de fortuna porque la pelota golpeó en el larguero antes de sobrepasar la línea y acabar batiendo a Courtois.

El 2-1 abrió un nuevo partido. O eso pensaba el Liverpool porque, tras unos minutos de ciertas dudas, el Madrid volvió a hacerse dueño del partido. Y lo hizo gracias a un Vinicius espectacular, que volvió a poner tierra de por medio con nuevo gol, firmando así su primer doblete como madridista. En esta ocasión el pase fue de Modric, que brilló menos en la faceta ofensiva para emplearse más en la oscura labor de la recuperación del balón. Remató de primeras el 20 blanco para ajustar la pelota al palo corto de Alisson y volver a poner tierra de por medio. El movimiento de Benzema y sus descargas fueron medio partido.

Salvo ese lunar con el gol de Salah, todo le salía a pedir de boca al Real Madrid que, con la ventaja de dos goles, no levantó el pie del acelerador y siguió buscando un nuevo tanto de cara a la vuelta en Anfield. No lo consiguió Rodrygo, sustituto de Vinicius en los minutos finales, ni tampoco Benzema. Los ingleses apretaron las tuercas en el tramo final pero no pudieron marcar un nuevo gol.

La eliminatoria se le pone muy de cara al Madrid, pero habrá que esperar a la resolución del próximo día 14 en Anfield. Antes (sábado 10), el Clásico del Alfredo di Stéfano ante el Barcelona con media Liga en juego. ¡Casi nada al aparato!


Ficha técnica

Real Madrid, 3: Courtois; Lucas Vázquez, Militao, Nacho, Mendy; Casemiro, Modric, Kroos; Marco Asensio (Fede Valverde, m.70), Vinicius (Rodrygo, m.85) y Benzema
Liverpool, 1: Alisson; Alexander-Arnold, Kabak (Firmino, m.81), Phillips, Robertson; Keita (Thiago, m.42), Wijnaldum, Fabinho; Salah, Mané y Diogo Jota (Shaqiri, m.81)

Goles: 1-0, m.26: Vinicius; 2-0, m.36: Asensio; 2-1, m.51: Salah. 3-1, m.64: Vinicius
Árbitro: Felix Brych (Alemania). Mostró tarjeta amarilla a Lucas Vázquez (m.49), del Real Madrid; y a Mané (m.39), Thiago (m.56) y Alexander-Arnold (m.83), del Liverpool
Incidencias: Partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Alfredo di Stéfano a puerta cerrada.

0
comentarios

Servicios

  • Inversión
  • Seminario web
  • Podimo
  • Reloj LD