Menú

Champions League

Octavos de Champions: excelente sorteo para el Real Madrid; terrorífico para Atlético y Villarreal

Los de Ancelotti se medirán al Benfica. El Atlético jugará contra el Bayern y el Villarreal ante el City. Morboso duelo PSG-Manchester United.

Octavos de Champions: excelente sorteo para el Real Madrid; terrorífico para Atlético y Villarreal
El Benfica se medirá al Real Madrid | EFE

Una gran noticia y dos pésimas para los equipos españoles en el sorteo de octavos de final de la Champions League.

El Real Madrid se medirá al Benfica, donde los de Ancelotti son los grandes favoritos. El partido de vuelta se jugará en el Bernabéu. Por contra, tanto Villarreal como Atlético han salido muy mal parados del sorteo. El Submarino Amarillo se enfrentará al Manchester City mientras los de Simeone jugarán ante el Bayern Múnich. Los equipos españoles disputarán el duelo de vuelta fuera de casa. A día de hoy parece prácticamente imposible que pueden pasar a cuartos.

El resto de emparejamientos de los cuartos de final es el siguiente:

Inter – Ajax

Sporting – Juventus

Chelsea – Lille

PSG- Manchester United

El argentino Leo Messi y el portugués Cristiano Ronaldo reeditarán sus inolvidables duelos en uno de los choques estelares de los octavos de final de la Liga de Campeones que opondrá al PSG con el Manchester United, mientras que el Atlético de Madrid lanza un órdago al todopoderoso y potente Bayern Múnich.

Messi y Cristiano han cambiado de camiseta. Uno ha tomado rumbo a París en busca de encontrar los éxitos continentales perdidos en los últimos tiempos en el Barcelona y el otro, que partió del Real Madrid a Turín, ha vuelto casi a sus orígenes para ser el referente del nuevo Manchester United.

El conjunto parisino, en el que Messi se ha reunido con grandes figuras como Neymar, Kylian Mbappe, Ángel di María, entre otros, ha cedido en la fase de grupos ante el Manchester City. Volverá a la ciudad inglesa, pero a Old Trafford, donde Cristiano y compañía han sabido hacerse con el liderato de su grupo por delante del Villarreal gracias a su mayor acierto aún siendo por momentos inferior.

Análisis de los rivales españoles

Benfica

El Benfica es un equipo que fue diseñado por el veterano técnico Jorge Jesús en el verano de 2019, cuando regresó al club, y que aún no ha encontrado su mejor fútbol, a pesar de que sentenció al Barcelona en 'Champions' tras derrotarlo por 3-0 en el Estadio da Luz, donde brilló el uruguayo Darwin Núñez.

Su estilo de juego es un clásico 4-3-3 y su esquema no suele variar en función del rival, ya que Jorge Jesús -ganador de la Copa Libertadores en 2019 con el Flamengo- apuesta siempre por una presión alta para ahogar la salida del rival.

En la fase de grupos le tocó uno de los peores emparejamientos ya que quedaron encuadrados con Báyern Múnich, Barcelona y Dínamo Kiev.

Tras arrebatarle la segunda plaza a los españoles en la última jornada, Jorge Jesús aseguró que el hecho de apear al Barcelona suponía un gran éxito para su currículo, más aún cuando siempre se ha declarado un fiel seguidor de la escuela de John Cruyff.

Atrás juega con tres centrales, donde el argentino Otamendi, que llegó la pasada campaña procedente del Manchester City, es la clara referencia, junto al internacional belga Vertonghen. El tridente defensivo lo completa con el luso André Almeida.

Los carrileros son el ADN de la apuesta de Jorge Jesús, con el exbarcelonista Alejandro Grimaldo como uno de los grandes atractivos por la banda izquierda. El valenciano asume los libres directos con gran efectividad y se incorpora al ataque gracias a su velocidad. Por la derecha, el preparador portugués pueda optar por el brasileño Gilberto o por el austríaco Valentino Lázaro.

En el centro del campo, los encarnados tienen la referencia de dos pivotes, el internacional João Mário y el alemán Weigl.

Y el verdadero peligro lo tienen arriba. El tapado es el internacional Rafa Silva. Un jugador poco corpulento que cae muy bien hacia la banda izquierda y que tiene una habilidad excepcional con el esférico. Buen "llegador" y, sobre todo, mucha calidad en las asistencias.

Arriba, el hombre gol de "las águilas" es el uruguayo Darwin Núñez, que ayer endosó un "hat-trick" al Boavista y ya es el máximo goleador de la Liga lusa junto con el colombiano del Oporto Luis Díaz, ya que ambos suman 11 dianas.

El ucraniano Yaremchuk es el otro referente ofensivo del Benfica, que sobresale por su capacidad de recibir de espaldas y por su definición dentro del área.

En lo que va de temporada, el Benfica se ha mostrado un equipo irregular y en Liga es tercero a 4 puntos del Oporto y Sporting, que comparten liderato.

Manchester City

El City, emparejado con el Villarreal en octavos de la Liga de Campeones, es uno de los rivales más temibles de Europa, pero sin un 'nueve' de referencia que convierta todas las ocasiones que su rebosante fútbol crea. Los de Pep se quedaron sin Harry Kane en verano y han trasvasado su producción goleadora a un Bernardo Silva sublime y a una maquinaria aplastante.

Pese a la ausencia del goleador nato, el City, líder de la Premier League, ha retenido la seguridad defensiva de la temporada anterior (es el equipo menos goleado de la Premier) y ha construido sobre ella un equipo prácticamente infalible. Como dato, en la Premier Ederson apenas ha tenido que hacer frente a 21 remates a portería.

En Champions League es cierto que el rendimiento de los cityzens se ha resentido, en un grupo en el que concedió dos derrotas, contra Paris Saint Germain y Leipzig, pero mereció más en la primera y no se jugaba ya nada en la segunda.

El no-fichaje de Kane y la caída en el último momento de Cristiano Ronaldo, más la marcha de Sergio Agüero y la irregularidad de Gabriel Jesús en punta, es lo que crea incógnitas en un equipo que se ha acostumbrado a ser un colectivo y a actuar como tal. Si el año pasado el máximo goleador fue un centrocampista como Ilkay Gündogan, este año el que ha asumido galones de cara a puerta es Bernardo Silva.

El portugués es para Guardiola, "el mejor jugador de la Premier" y a sus siete tantos esta campaña hay que sumar un nivel exquisito que hace impensable que el verano pasado fuera uno de los futbolistas con el cartel de transferible.

El gol es un bien muy repartido en un City donde Raheem Sterling, otro de los que apuntaban a salir, lleva cuatro tantos, y Phil Foden y Gündogan, tres cada uno. Se echa de menos una mayor producción ofensiva por parte de Jack Grealish, por el que se pagaron 100 millones en verano para reforzar una posición ya bien cubierta.

Esto ha desplazado en el capítulo de minutos a un Riyad Mahrez excelso cuando ha jugado, a los propios Foden y Sterling y a un Jesús que ha disputado muchos partidos desde la banda izquierda, explotando su habilidad con los pases de gol. El brasileño es el máximo asistente del equipo con siete.

Con Rodri ya establecido en el pivote, el hombre al que echa de menos en la medular Guardiola es un Kevin de Bruyne que terminó la Eurocopa tocado del tobillo y al que la carga de partidos aún no ha permitido descansar. Tuvo que disputar la fase final de la Liga de Naciones y además se contagió de coronavirus, frenando su progresión y perdiéndose siete partidos por el camino.

En defensa no ha cambiado mucho el grupo desde la final de la Champions, con Rúben Dias, mejor jugador de la Premier la temporada pasada, y un Aymeric Laporte que puede ser sustituido por John Stones con garantías. Kyle Walker no estará en la ida por haber sido expulsado en el último partido de la fase de grupos, mientras que Joao Cancelo, que puede jugar en los dos flancos, es un arma ofensiva más y este año se ha sumado al ataque con dos goles y seis pases de gol.

Bayern Múnich

El Bayern Múnich era el gran rival a evitar por todos los equipos que fueron segundos en la fase de grupos de la Champions. El Atlético se enfrentará a una auténtica máquina de jugar al fútbol. Un rodillo perfecto al que es casi imposible hincarle el diente.

El equipo bávaro es, pese a accidentes puntuales, el eterno dominador de la Bundesliga alemana, pero aún así nunca se duerme en los laureles y suele reinventarse cada año desde los despachos en busca de la perfección y la corona europea.

En esta campaña se reforzó, entre otros, con dos fichajes estratégicos. El del francés Dayot Upamecano para apuntalar el centro de la defensa y, sobre todo, el del técnico Julian Nagelsmann. Un estudioso del fútbol pese a su juventud (34 años) para tratar de dar un nuevo impulso a un plantel ya de por si temible.


El delantero polaco es la gran estrella de un conjunto muy compacto que es capaz de manejar varios registros sobre el terreno de juego y que, cuando alcanza su mejor versión, puede ser un rodillo para cualquier rival.

Temas

0
comentarios