Menú

Champions League

Griezmann lidera el festival del Atlético ante el Celtic (6-0)

Partidazo del francés, que hizo un doblete. Morata también marcó dos goles. El Celtic jugó con uno menos por la expulsión de Maeda en el 22’.

Partidazo del francés, que hizo un doblete. Morata también marcó dos goles. El Celtic jugó con uno menos por la expulsión de Maeda en el 22’.
Griezmann (c) celebra uno de sus dos goles al Celtic en el Metropolitano. | EFE

Sí, ahora Antoine Griezmann sí está para comer en la misma mesa de los Bellingham, Haaland, Mbappé... El francés está a un nivel soberbio: con dos goles y una actuación para enmarcar —tanto en el apartado ofensivo como en el defensivo— ha liderado la goleada (6-0) del Atlético de Madrid frente a un Celtic de Glasgow que jugó durante más de una hora con diez por la temprana expulsión de Maeda.

No hubo partido en el Cívitas Metropolitano, donde Griezmann fue el mejor en una noche en la que igualmente brilló Álvaro Morata, que como el francés también marcó a pares. Samuel Lino, con un golazo, y Saúl, ya en los estertores del encuentro, se sumaron a la fiesta colchonera ante un rival que queda tocadísimo. No marcaron Rodrigo Riquelme y Ángel Correa, que firmaron un gran partido, en la noche reservada para Antoine.

El francés fue el encargado de abrir muy pronto el marcador con un gran zurdazo raso que se coló junto al palo. Riquelme, también en estado de gracia, hizo vibrar al Metropolitano conduciendo un gran contragolpe y tratando de batir a Hart, aunque el balón se topó con la pierna de McGregor. Fue el preludio de otra jugada que acabaría marcando el devenir del encuentro, la expulsión de Daizen Maeda en el 22'. El japonés realizó una dura entrada con los tacos a Mario Hermoso: aunque el árbitro Ivan Kruzliak en primera instancia le había mostrado tarjeta amarilla, corrigió su decisión tras consultar al VAR.

Y la inferioridad numérica, con 70 minutos por delante, fue el mazazo definitivo para los de Brendan Rodgers. El Atlético olió la sangre y se fue rápidamente en busca del segundo gol, con una nueva diablura de Riquelme —habilitando con un pase de espaldas por arriba a Griezmann— y más ocasiones del 7 galo. También tuvo la suya el Celtic: Álvaro Morata casi marca en propia meta al tratar de despejar un balón que Jan Oblak, con unos reflejos felinos, se encargó despegar a una mano.

Nahuel Molina y Ángel Correa buscaron el gol. Como también Morata al filo del descanso. De hecho, el madrileño sí batiría instantes después a Hart con un remate agónico en una jugada embarullada, pero el gol se le anuló correctamente por fuera de juego. Eso sí, el 2-0 acabaría llegando justo antes de descanso, nacido de las botas de Griezmann. Balón hacia el segundo palo del francés que Giménez se encargó de prolongar con la cabeza hacia el punto de penalti, donde apareció Morata en plancha para vencer a Hart.

Al regreso de vestuarios, Correa buscó el tercero en dos ocasiones claras. La primera fue mediante un regate a Liam Scales hilvanado con un tiro de exterior, que atrapó Hart, y la segunda en otra jugada personal por la banda derecha, hasta apurar la línea de fondo y enganchar un disparo fuerte que el portero del Celtic mandó a saque de esquina. Poco después, Giménez estrelló un cabezazo en el larguero en una jugada a balón parado y el tercero llegó en el 60', con la firma de Griezmann en semichilena.

Rodgers hizo un doble cambio, pero a Simeone le salió mejor la apuesta. Habiendo introducido en el campo a Saúl Ñíguez y a Samu Lino, este último marcó el cuarto con un precioso disparo a puerta, ajustado al palo, y luego Correa, que mereció el gol, estrelló un balón en el poste. Aunque estaba con uno menos, el Celtic era una sombra de lo que había sido en su anterior duelo con el Atlético en Glasgow.

Morata selló la manita en el 76’ con un tremendo zurdazo desde fuera del área, tras el pase que Lino le dio con el pecho, y Saúl se unió a la fiesta con un gran gol en el 83’, haciendo posible la media docena de goles. Hart había sacado unas cuantas buenas manos, pero no pudo evitar llevarse un saco en el Metropolitano, donde el Atlético disfrutó, sumó tres puntos de oro en este complicado grupo de Champions y, de paso, recuperó la sonrisa tras unos cuantos días raros por la derrota encajada el pasado viernes ante la UD Las Palmas en el Estadio de Gran Canaria.

Ficha técnica

Atlético de Madrid, 6: Oblak; Molina (Azpilicueta, m. 70), Giménez (Soyuncu, m. 77), Witsel, Hermoso, Riquelme (Lino, m. 65); Barrios (Llorente, m. 46), Koke, Griezmann (Saúl, m. 65); Morata y Correa
Celtic de Glasgow, 0: Hart; Johnston, Carter-Vickers, Scales, Taylor; Paulo Bernardo (Turnbull, m. 61), McGregor (Iwata, m. 70), O'Riley (Holm, m. 46) , Maeda, Kyogo Furushashi (Yang, m. 61) y Palma (Oh, m. 46)

Goles: 1-0, m. 6: Griezmann. 2-0, m. 47+: Morata. 3-0, m. 60: Griezmann. 4-0, m. 66: Lino. 5-0, m. 76: Morata. 6-0, m. 83: Saúl
Árbitro: Ivan Kruzliak (Eslovaquia). Expulsó con roja directa, tras revisión en el VAR, a Maeda, del Celtic (m. 22). Amonestó con tarjeta amarilla al local Llorente (m. 90) y al visitante Luis Palma (m. 35), además del entrenador, Brendan Rodgers
Incidencias: partido correspondiente a la cuarta jornada del grupo E de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Cívitas Metropolitano ante 60.863 espectadores

Temas

0
comentarios