Menú

Forlán devuelve al Atlético a la cima europea medio siglo después

Con suspense y en la prórroga. Así ha conseguido el Atlético de Madrid su segundo título europeo, esta vez en la Liga Europa –antigua Copa de la UEFA–, al derrotar (2-1) al Fulham. Forlán ha sido el héroe de la final de Hamburgo al marcar los dos goles de los rojiblancos.

0
Con suspense y en la prórroga. Así ha conseguido el Atlético de Madrid su segundo título europeo, esta vez en la Liga Europa –antigua Copa de la UEFA–, al derrotar (2-1) al Fulham. Forlán ha sido el héroe de la final de Hamburgo al marcar los dos goles de los rojiblancos.

Catorce años han pasado desde que el Atlético de Madrid había levantado su último trofeo –aquel glorioso año de 1996 para los rojiblancos con la conquista del doblete– y nada menos que 48 desde que el equipo de la Ribera del Manzanares alzó por última vez un título europeo al derrotar a la Fiorentina en la final de la Recopa de Europa, con los Collar, Peiró, Adelardo, Miguel Jones, Isacio Calleja, Rivilla... Y ahora, este 12 de mayo de 2010, el Atlético vuelve a entrar en la historia al lograr la Liga Europa, antigua Copa de la UEFA.

Un Atlético de Madrid que afrontaba la quinta final europea de su historia arropado también por el calor del público: los seguidores rojiblancos –en torno a los 15.000– fueron mayoría en el moderno HSH Nordbank Arena de la bella ciudad alemana de Hamburgo, con capacidad para unos 57.000 espectadores. En el palco, además del presidente de la UEFA, se encontraban también varias autoridades: el Príncipe Felipe –reconocido seguidor atlético–, el ministro Miguel Sebastián, Esperanza Aguirre, Jaime Lissavetzky, Ángel María Villar, José Luis Astiazarán... Pero la gran ausencia fue la de Alberto Ruiz Gallardón, que se tuvo que quedar en la capital española al no poder partir su avión hacia Hamburgo por culpa del colapso aéreo.

El partido comenzó bien para el Atlético frente a un Fulham rácano y conservador. El equipo londinense presidido por Mohamed Al Fayed, que afrontaba su primera final europea, se limitaba a verlas venir ante la superioridad de los rojiblancos, que venían de dejar en la cuneta a equipos de la talla de Galatasaray, Sporting de Lisboa, Valencia y Liverpool. El Fulham, por su parte, había eliminado al Shaktar Donetsk, Juventus y los alemanes Wolfsburgo y Hamburgo. Aún así, los ingleses plantearon un duelo exigente para el Atlético, que pronto comenzó a llegar con peligro a la portería defendida por Mark Schwarzer.

De hecho, Diego Forlán tuvo una ocasión clarísima a los 11 minutos al estrellar un balón en el palo, tras una buena jugada del 'Kun' Agüero, y Reyes lo intentó cuatro minutos después en un lanzamiento de falta atrapado por el meta australiano. No había ni rastro en ataque del conjunto de Roy Hodgson, que finalmente pudo contar en ataque con el fornido Bobby Zamora y con Damien Duff.

Estaba claro que el Atlético iba a hacer mucho daño. Primero Agüero se inventó una gran jugada y sirvió un balón al centro del área que a punto estuvo de ser rematado por Forlán (m.24) y, siete minutos después, acabaría abriéndose la lata: un remate en semifallo del 'Kun' lo aprovechó Diego Forlán, siempre atento en el área, para acabar fusilando a Schwarzer. El cielo de Hamburgo empezaba a teñirse de rojiblanco.

Pero la alegría le duró poco al Atlético de Madrid porque el Fulham lograría empatar sólo cinco minutos después, en su única aproximación con peligro al área de David de Gea. De las botas de Zamora nació la jugada del 1-1: un despeje sin suerte de Assunçao acabó en un remate en el segundo palo de Simon Davies ante el que nada pudo hacer el joven guardameta rojiblanco. La final volvía a estar muy abierta.

Todo cambió tras la reanudación. El Fulham salió más enchufado en la segunda mitad y empezaba a poner en aprietos a un Atlético al que se le empezaban a nublas las ideas. Al cuarto de hora de esta segunda parte, Simon Davies tuvo en sus botas la ocasión de poner el 1-2 en el marcador, pero De Gea lo evitó con una gran parada. Eran los peores momentos del conjunto rojiblanco, que no llegaba al marco defendido por Schwarzer. Ante tan oscuro panorama, Quique optó por dar entrada a Jurado por Simao, primero, y al 'Toto' Salvio por Reyes, después. Hodgson, por su parte, había puesto en liza a un Clint Dempsey que supo asociarse con Zoltan Gera para poner en aprietos a los rojiblancos.

El encuentro parecía abocado a la prórroga, y así ocurrió. Al tiempo extra llegó el Atlético un poco mejor de fuerzas que su rival, fundido después de tanto esfuerzo. El partido se preveía tenso. El cuadro colchonero salió mejor y se quitó los miedos para volver a acercarse con peligro al área de Schwarzer. A cinco minutos del final aparecieron Forlán y Agüero, dos futbolistas con un hambre de títulos tremenda. Entre ambos se asociaron, cuando el partido tenía pinta de llegar a los penaltis, para terminar por dar a los rojiblancos su segundo título europeo. El Fulham intentó reaccionar, ya sin tiempo, y acabó rindiéndose a la superioridad de un Atlético que vuelve a reinar en el Viejo Continente, aunque sea en la segunda competición.


Ficha técnica del partido

Atlético de Madrid, 2: De Gea; Ujfalusi, Perea, Domínguez, Antonio López; Assunçao, Raúl García, Reyes (Salvio, m.78), Simao (Jurado, m.67); Agüero (Valera, m.118) y Forlán
Fulham, 1: Schwarzer; Baird, Hangeland, Hughes, Konchesky; Etuhu, Murphy (Greening, m.118), Duff (Nevland, m.83), Davies; Gera; y Bobby Zamora (Dempsey, m.55)

Goles: 1-0, m.31: Forlán; 1-1, m.36: Davies; 2-1, m. 115: Forlán culmina un pase de Agüero.
Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia). Mostró tarjeta amarilla a Hangeland (m.62), del Fulham; y a Salvio (m. 106) y Raúl García (m.113), del Atlético de Madrid
Incidencias: Final de la Liga Europa 2010 disputada en el HSH Nordbank Arena de Hamburgo ante unos 51.000 espectadores


En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 9 comentarios guardados

    Servicios