Menú

El Barcelona levanta el primer título de la temporada al derrotar al Valladolid en la final de la Supercopa de España (36-33)

El FC Barcelona se ha hecho con el primer título de la temporada. El equipo dirigido por Xesco Espar ganó al Valladolid (36-33) la Supercopa de España, pese a que el equipo pucelano dominó el encuentro durante cincuenta minutos. Al final, el cansancio físico de los hombres de Pastor y la actuación de las estrellas azulgranas en los momentos claves del partido permitió al Barcelona resarcirse de la derrota que sufrió en la Copa del Rey del 2005 en la misma pista y ante el mismo rival.

0
"
L D (EFE) El Barcelona comenzó dominando el partido. El equipo de Xesco Espar sabía muy bien cual era el arma ofensiva de su rival en el juego posicional, de ahí que cerrara perfectamente la conexión de la primera línea del Valladolid con el pívot internacional Rubén Garabaya, lo que le permitió adquirir la primera ventaja del choque (4-2, min 6). El equipo pucelano pasaba por momentos de agobio en el juego estático. Con Garabaya bien marcado en los seis metros, el conjunto que dirige Juan Carlos Pastor se vio obligado a recurrir al juego de contraataque para superar la defensa azulgrana.

Amparado en una fuerte defensa 6.0, el Valladolid imprimió velocidad al juego y rápidamente le dio la vuelta al marcador, tras un parcial 0-3 que obligó al entrenador del Barça a parar el partido con un tiempo muerto (4-5, min 10). Tras el parón, el equipo catalán mejoró. Aclaró su falta de ideas en ataque, ajustó de nuevo su defensa, y encontró al mejor Iker Romero que, con sus goles, siete en la primera parte, logró mantener a su equipo en el partido. Pese a una igualada eventual de Romero, el Valladolid recuperó su ventaja aprovechando una inferioridad de su rival, la cuarta en el primer tiempo (10-12, min 21). Los de Pastor, con muchas dificultades para superar a Barrufet en el juego posicional, siguieron a lo suyo: a correr y mantener la renta.

Así, con esa mínima renta favorable a los pucelanos, el partido entró en los últimos minutos de la primera parte. Una parada de David Barrufet a Eduard Fernández en los seis metros y un posterior gol de Dragan Skrbic evitó que el Valladolid marchara al descanso con una ventaja mayor (15-17, min 30). La segunda mitad comenzó como lo había hecho la primera. El Barcelona, en un visto y no visto, empató el partido (18-18, min 32). Ambos equipo volvieron a imprimir un juego frenético al encuentro, sucediéndose los goles en ambas porterías.

No obstante, con el marcador ajustado al máximo, 27-28 favorable al equipo de Pastor, llegó el momento clave del choque. El lateral montenegrino del Valladolid, Alen Muratovic, forzó dos exclusiones consecutivas. El Barcelona, quedó con cuatro hombres en pista, pero su rival no lo supo aprovechar para romper el encuentro. Entonces, el Barcelona se creció. Aparecieron en acción sus mejores hombres: Barrufet se convirtió en un muro infranqueable, el extremo Juanín letal en el contraataque y el brazo de Iker Romero, elegido mejor jugador de la final, se mantuvo intratable desde nueve metros.

Y si el equipo de Xesco Espar funciona, es muy difícil de parar. Primero empató el partido, y luego, después de muchos minutos, le dio la vuelta al marcador (32-30, min 52). Pastor pidió tiempo muerto para detener la avalancha azulgrana, pero sus jugadores, muy cansados físicamente, se quedaron sin ideas en ataque. A eso hay que unirle que el Barcelona no bajó los brazos. En los últimos minutos, una parada de Venio Losert a Eric Gull esfumó las posibilidades del Valladolid de remontar el choque.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco