Menú

El Celta sufre ante el Slavia pero alcanza su objetivo histórico de estar en la Champions

El Celta fue víctima de sus propios errores y algo de mala fortuna que le llevó a comprometer durante muchos minutos su presencia en la próxima fase de la Liga de Campeones, objetivo histórico que al final consiguió. Los gallegos perdieron por 2-0 ante el Slavia de Praga pero hicieron efectivo el 3-0 que consiguieron en Balaídos.

0
L D (EFE) Los célticos disputaron con comodidad los primeros minutos del partido e incluso gozaron de varias ocasiones para haber definido la eliminatoria sin dar esperanzas al rival, pero la correcta actuación del guardameta Matus Kozacik y el larguero abortaron sus intenciones. A los 4 minutos Mostovoi situó juntó al poste un libre directo que salvó en excelente estirada el portero checo, que además confirmó su buen día con otro desvío de calidad a un cabezazo colocado de Edu siete minutos después.

La banda derecha de ataque praguense, bastante desguarnecida, parecía ser el único problema al que se enfrentaba el equipo vigués cuando un córner mal concedido por el árbitro permitió a Richard Dostalek conectar un cabezazo cruzado ante el que no supo responder Cavallero. El técnico Miguel Angel Lotina fue expulsado al protestar la acción precedente y el Slavia comenzó a ver más claridad en un horizonte que, en principio, se presumía muy complicado.

No obstante, el Celta aún gozó de un par ocasiones más para cortar la crecida checa, pero el brasileño Edu tuvo el gafe toda la noche. El larguero repelió un primer remate forzado y poco después le faltó puntería en un mano a mano claro frente a Kozacik. Nuevo perdón celeste y el animoso Slavia volvió a aprovechar una acción a balón parado con despiste general defensivo para colocar el 2-0 por medio del lateral Tomas Hrdlicka y abrir la puerta de los sueños. El resultado estaba siendo injusto con un Celta que daba impresión de peligro cuando apretaba un poco al adversario y esa sensación provocó cierta inseguridad de la que los de Lotina tardaron en reponerse.

En la reanudación, el conjunto vigués salió con mucho más aplomo y dejó de ser el equipo desconocido de la primera parte. Aseguró bien atrás y ganó enteros en las combinaciones del centro del campo. Edu dispuso, de nuevo, de una ocasión de cabeza con la oposición del guardameta y, pese a no marcar el gol de la tranquilidad, el Celta parecía tener todo controlado hasta que Mostovoi, previamente amonestado por protestar, se vio obligado a cometer una falta para frenar un peligroso contraataque.

La expulsión del ruso garantizó el sufrimiento de los célticos hasta el final. Cualquier libre directo de Dostalek o los centros envenenados del brasileño Adauto Da Silva desde la banda les puso en un brete. Al final, los checos no supieron concretar aunque expusieron toda su artillería con la entrada de dos “tanques” como Martin Latka y Pavel Fort, de modo que el Celta pudo certificar su pase a la Liga de Campeones por primera vez en su historia.

FICHA TÉCNICA:

Slavia 2: Kozacik, Lukas Dosek, Zacharias, Bejbl, Petrous, Hrdlicka (Latka m.72), Pitak (Fort m.81), Dostalek, Skacel, Tomas Dosek y Kuka (Adauto m.59).
Celta 0: Cavallero, Velasco, Sergio, Cáceres, Sylvinho, José Ignacio, Giovanella (G. López m.57, Contreras m.84), Angel, Mostovoi, Edu y Milosevic (Catanha m.91).

Goles: 1-0 m.18: Dostalek; 2-0 m.30: Hrdlicka.
Árbitro: Frank De Beecklere (BEL). Expulsó al entrenador del Celta, Miguel Angel Lotina, (m.18) por protestar, y a Mostovoi (m.80) por doble amonestación. Mostró tarjeta amarilla a José Ignacio, Giovanella, Cavallero y Zacharias.
Incidencias: partido de vuelta de la tercera ronda previa a la Liga de Campeones disputado en el estadio Strahov de Praga ante unos 12.000 espectadores.

En Deportes

    0
    comentarios