Menú

El Madrid cura sus penas con una goleada ante el Steaua y coge moral de cara al superderbi (1-4)

Los goles de Sergio Ramos, Raúl, Robinho y Van Nistelrooy -este último una auténtica obra de arte- han dado al Real Madrid un gran triunfo ante el Steaua de Bucarest, en partido de la tercera jornada de la Liga de Campeones. El equipo blanco, que se mantiene segundo en su grupo tras el intratable Olympique de Lyon, lava así la pésima imagen mostrada el pasado sábado en Getafe y se carga de moral para el superderbi del próximo domingo frente al Barcelona en el Santiago Bernabéu.
- Así les hemos narrado el Steaua-Real Madrid
CONSULTE LOS RESULTADOS Y CLASIFICACIONES

0
"
(Libertad Digital) El partido dejó a Fabio Capello varias reflexiones para el futuro. La primera, ver a Iván Helguera de titular. El cántabro ha pasado de estar apartado y sin número a ser indispensable en el centro de la defensa. Y es que el técnico sólo se llevó buenas noticias de Bucarest. Sergio Ramos se adaptó al lateral derecho, tuvo llegada y definición a balón parado. Robinho marcó su primer gol en Europa dos años después de su llegada al Madrid y firmó un buen partido. La dupla Emerson-Diarra sí cuajó esta vez, y también funcionaron Guti, Raúl y Van Nistelrooy.

El Madrid dio un vuelco a su situación, pues no hubo ni rastro del equipo mustio y apático que se paseó por Getafe. Y Capello, al fin, encontró el rumbo con un equipo más comprometido. Siempre tuvieron el balón los blancos pese a que en los primeros minutos achuchaba más el Steaua y presionaba bien. Pero el tempranero gol de Sergio Ramos, al cabecear un córner botado por Guti a los ocho minutos, supuso un bálsamo para los blancos, que empezaban a respirar y a hacer circular el balón con criterio.
 
Desde Van Nistelrooy a Sergio Ramos, pasando por Raúl y Robinho, todo el equipo hizo sus deberes defensivos. Y encima, de regalo, ofreció detalles de calidad ante un Steaua que se vio desbordado. Aunque Dica lo intentó con un bonito que disparo que obligó a Iker a sacar una mano milagrosa para evitar el empate. Pero el Madrid quería más y logró su segundo gol a la media hora de partido. Robinho, uno de los más activos, jugó para Emerson y éste para Van Nistelrooy, cuyo disparo lo desvió en primera instancia Carlos Fernandes. Pero Raúl, el máximo goleador de la historia de la Liga de Campeones, estuvo atento en el rechace para marcar el 0-2 casi a puerta vacía.

El Madrid mantuvo el ritmo, la posesión y el control del partido tras el paso por vestuarios. A la contra, hizo mucho daño a un Steaua, cuyo portero fue abucheado por su gente. Robinho encontró el premio a su insistencia con su primer gol en Europa con la camiseta blanca. Recibió un buen pase de Guti, se marchó de la marca de Saban y tocó de forma espléndida para marcar el tercero, aunque el tanto quedó un poco deslucido porque el balón golpeó ligeramente en un defensa.
 
Despegaba al fin el equipo de Capello, y realmente en anécdota quedó el apretón de los rumanos cuando Badea aprovechó el único desconcierto de la defensa merengue en los noventa minutos. El conjunto blanco redondeó una noche feliz, de las que todavía necesita bastante, con una obra de arte de Van Nistelrooy. El trabajo del holandés tuvo su premio cuando recibió en el área y con una sutil vaselina superó a Fernandes. Incluso el ex jugador del Manchester United recibió la ovación de la grada cuando fue sustituido por Ronaldo. En definitiva, una victoria que le sirve al Madrid para cargarse de moral a cuatro días de la visita del Barcelona al Santiago Bernabéu.
 
 
Ficha técnica del partido

Steaua de Bucarest, 1: Carlos Fernandes; Saban (Thereau, m.58), Goian, Ghionea, Marin; Nicolita, Paraschiv (Oprita, m.77), Lovin (Petre, m.61), Bostina; Dica y Badea
Real Madrid, 4: Casillas; Sergio Ramos, Cannavaro, Helguera, Roberto Carlos; Emerson, Diarra; Guti (Beckham, m.70), Robinho, Raúl; y Van Nistelrooy (Ronaldo, m.78)

Goles: 0-1, m.8: Sergio Ramos, de cabeza; 0-2, m.33: Raúl; 0-3, m.56. Robinho; 1-3, m.64: Badea; 1-4, m.75: Van Nistelrooy, de vaselina
Árbitro: Roberto Rosetti (Italia). Mostró cartulina tarjeta amarilla a los locales Dica (m.27) y Goian (m.74)
Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada del Grupo E de la Liga de Campeones disputado ante 28.000 espectadores que llenaron el Steaua Stadium de Bucarest. La afición rumana despidió a Van Nistelrooy con una gran ovación tras su gol

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco