Menú

El Oeste humilla al Este en el All Star y corona a Kobe Bryant como MVP (153-132)

El escolta Kobe Bryant ha liderado con 31 puntos la exhibición que ha dado el equipo de la Conferencia Oeste ante el del Este en la 56ª edición del 'All Star Game' de la NBA que han ganado por paliza de 153-132. La anotación supone un nuevo récord en la historia del partido, que careció de calidad técnica y se limitó a ser una exhibición de canastas en la que Bryant fue el mejor de todos para ser nombrado el Jugador Más Valioso (MVP) del encuentro, disputado en el Thomas & Mack Center de Las Vegas.

0
Kobe Bryant fue la estrella del All Star.
L D (EFE) Bryant anotó 13 de 24 tiros de campo, incluidos 3 de 9 triples, con 2 de 2 desde la línea de personal, también aportó seis asistencias, seis recuperaciones de balón y cinco asistencias. "Ha sido un gran fin de semana con todo lo que ha sucedido en Las Vegas y me siento muy feliz de haber conseguido el premio", declaró Bryant. "Hemos dado un gran espectáculo y hecho un buen partido". Bryant también dijo que había trabajo duro y que estaba listo para volver de nuevo a Las Vegas porque había sido un marco "perfecto" para el Fin de Semana de las Estrellas.
 
El mismo agradecimiento tuvo el comisionado de la NBA, David Stern, antes de presentar a Bryant con el trofeo de MVP, y dijo que todo había sido espectacular en el marco de la ciudad de Las Vegas. Pero la falta de calidad deportiva que se registró en el partido quedó definida con los récords que se batieron y que se produjeron por la falta completa de un juego defensivo y de interés.
 
Al final el equipo de Oeste, como sucede en la competición regular de liga, tiene los mejores jugadores tanto en el plano individual como en el de equipo, a pesar de las cuatro ausencias que hubo por lesión. Los 69 tiros de campo que hizo el equipo del Oeste y las 52 asistencias que dieron sus jugadores fueron las dos nuevas marcas en la historia del partido. Junto a Bryant, el pívot Amare Stoudemire, de los Phoenix Suns, aportó 29 puntos con nueve rebotes y tres asistencias para ser otro de los jugadores que también se mereció haber conseguido el premio de MVP, aunque le falta la espectacularidad que puso el escolta estrella de los Lakers.
 
El alero Carmelo Anthony, de los Nuggets de Denver, que hizo su debut en el Partido de las Estrellas, consiguió 20 puntos con nueve rebotes, mientras que el alero Shawn Marion, de los Suns, lograba 18 tantos. El escolta Ray Allen, que llegó para ocupar el puesto del base lesionado Allen Iverson, en su séptima participación aportó 12 tantos para ser el quinto jugador que anotó en doble dígitos para el equipo del Oeste, que tuvo un 54,8 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 38,5 de triples, comparados al 48,8 y 32,0, respectivamente, para el equipo del Este. El escolta Tracy McGrady, de los Houston Rockets, y el base francés Tony Parker fueron los directores en el juego del equipo del Oeste al conseguir 11 y 10 asistencias, respectivamente, con ocho puntos cada uno.
 
Por el Este, el alero LeBron James, de los Cleveland Cavaliers, con 28 puntos, seis rebotes y seis asistencias encabezó una lista de cinco jugadores que anotaron en doble dígitos. Pero nunca pudo con el mejor juego de las individualidades del Oeste, porque el otro compañero que lo apoyó fue pívot Dwight Howard, de los Orlando Magic, y se quedó con 20 tantos y 12 rebotes para ser el único que logro un doble doble de todos los participantes en el partido.
 
El escolta Joe Johnson, de los Hawks de Atlanta, que llegó al partido para ocupar el puesto del lesionado Jason Kidd, de los New Jersey Nets, aportó 12 puntos; el alero Chris Bosh, de los Toronto Raptors, consiguió 11 tantos y el escolta estelar de los Miami Heat, Dwyane Wade, se quedó con sólo 10 anotaciones y seis recuperaciones de balón para ser la decepción del equipo del Este. Lo mismo sucedió con su compañero el pívot Shaquille O'Neal, que se quedó con ocho puntos y siete rebotes, sin que nunca pudiese con la mayor agilidad y fuerza física de Stoudemire.
 
Pero lo importante en el campo no era el deporte del baloncesto sino completar la semana de fiestas y diversión con un espectáculo al estilo de Las Vegas y para el que algunos tuvieron que pagar hasta 30.000 dólares si quisieron verlo en las primeras filas. En las que estuvieron las grandes estrellas de la música, el cine y la televisión como Jay-Z, Beyonce, Diddy, Prince, Eva Longoria y Adam Sandler, entre otros, que observaron con satisfacción las actuaciones en el descanso de Christina Aguilera y Toni Braxton.
 
El partido también había comenzado con un sin fin de celebridades que fueron presentadas a través de una alfombra roja, después que el alcalde de Las Vegas, Oscar Goodman, apareciera rodeado de su bellas "showgirls" y el hombre espectáculo Wayne Newton. Ambos pidieron que volviese la familia de la NBA a Las Vegas, pero para quedarse con la construcción de un nuevo campo que permita tener a un equipo profesional permanente.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation