Menú

El pulso entre Mourinho y Valdano puede costarle la Liga al Real Madrid

El pinchazo en Almería ha vuelto a poner de manifiesto que el equipo blanco necesita un nueve. Van Nistelrooy, el elegido, se quedará en Hamburgo.

0
El pinchazo en Almería ha vuelto a poner de manifiesto que el equipo blanco necesita un nueve. Van Nistelrooy, el elegido, se quedará en Hamburgo.

El holandés Ruud van Nistelrooy, que milita en el Hamburgo, está como loco por volver al Real Madrid un año después. A Van Gol se le señala como el nueve deseado por la directiva madridista para que refuerce la delantera del equipo ante la grave lesión del argentino Gonzalo Higuaín, que estará al menos tres meses más de baja tras ser operado recientemente en Chicago de una hernia discal. Pero es altamente improbable que el club alemán, que también tiene problemas en la delantera –el peruano Paolo Guerrero y el bosnio Mladen Petric están lesionados– vaya a dejar libre al internacional oranje.

Ya lo dejó claro Bastian Reinhardt, el director deportivo del Hamburgo, el pasado domingo. "No hay ninguna posibilidad de que (Van Nistelrooy) se vaya al Real Madrid. Todavía no he hablado con él, pero la decisión del Hamburgo es firme: no se mueve. No me importa que el Real Madrid venga aquí a negociar porque la respuesta va a ser la misma. Van Nistelrooy tiene que cumplir su contrato", dijo Reinhardt un día después de la victoria de su equipo frente al Schalke 04 (0-1), gracias precisamente a un solitario gol del holandés, que le ganó la partida a otro ex madridista como Raúl González.

Sólo unas horas después, el domingo a las siete de la tarde, el Real Madrid jugaba contra el Almería en el estadio Juegos del Mediterráneo, en el cierre de la primera vuelta de la Liga española. Y José Mourinho, en su empecinamiento por enviar mensajes a la directiva de que necesita un delantero centro, soltó otro órdago al dejar fuera del once a Karim Benzema y jugar sin referencia en ataque. En el once entró Kaká en lugar del francés y el equipo, después de los experimentos en la alineación realizados por el preparador de Setúbal, lo acabó pagando caro al firmar un empate (1-1) que le puede haber costado media Liga.

Todo lo contrario hizo –otro mensaje a la directiva– en el partido de vuelta de Copa del Rey contra el Levante, disputado el pasado 6 de enero en el estadio Ciudad de Valencia (2-0), al situar a Karim Benzema en la alineación titular y no dar ni un solo minuto al canterano Álvaro Morata, quien no parece ser del agrado del técnico luso pese a las buenas maneras que apunta. 

Fue, en definitiva, el enésimo capítulo del constante pulso entre Mourinho y Jorge Valdano, director general del Real Madrid. Por todos es sabido que nunca ha habido una buena relación entre ambos, pero las últimas semanas han puesto de relieve un encarnizado enfrentamiento a cuenta de este espinoso asunto del nueve. Desde que Higuaín jugase su último partido con la camiseta blanca, el 20 de noviembre ante el Athletic (5-1), nueve días antes de la humillante derrota en el Camp Nou (5-0), el técnico blanco siempre ha venido reclamando un nueve.

El pasado 11 de diciembre, en la víspera  de la victoria sin brillo conseguida frente al Zaragoza (1-3), el luso daba a entender que tenía que conformarse con jugar con el "gato" –supuestamente hablaba de Benzema– ante la ausencia del "perro" –al parecer Higuaín–, aunque en la rueda de prensa posterior al encuentro de La Romareda aclaró que no se refería a futbolistas concretos, sino a los sistemas. "Pensé que la gente era más inteligente para entender mis palabras", dijo ante los periodistas. El mensaje de la necesidad de fichar a un delantero centro era puesto sobre la mesa y Valdano quedaba sobre aviso.

Los recados de Valdano

Este pasado domingo, el director general del Madrid dio la cara en el estadio Juegos del Mediterráneo después del empate contra el Almería y dejó caer que "había un 9 en el banquillo", en clara referencia a Karim Benzema. Un mensaje alto y claro a Mourinho. La temporada la tienen que "resolver los 25 jugadores de altísima calidad de la plantilla", dijo el argentino para añadir que "se está cometiendo una gran injusticia con Benzema. Es un excelente delantero que sabe jugar al fútbol y que por su juventud nos puede dar todavía muchas cosas de aquí en adelante".

El directivo madridista, de paso, lanzaba un dardo contra la prensa: "No vamos a hablar. Las portadas de los periódicos hablan de este tema y no del partido. Si algo no le falta a este equipo es gol. No vamos a transmitir en directo las negociaciones y veremos si se pueden concretar. Lo que buscamos es difícil".

En cualquier caso, lo cierto es que el Real Madrid tiene difícil encontrar un delantero bueno, bonito y barato –y que además pueda jugar la Liga de Campeones– en las dos semanas que restan para que finalice el mercado de invierno. Van Nistelrooy es un nombre más dentro del amplio ramillete de candidatos que han sonado para reforzar la delantera madridista en los cuatro meses que restan para que acabe la temporada: Miroslav Klose (Bayern de Múnich), Emmanuel Adebayor (Manchester City), Nelson Haedo Valdez (Levante), Fernando Llorente (Athletic Club) y Romelu Lukaku (Anderlecht), entre otros. El último, desvelado por el diario Marca, es el del argentino Carlos Tévez, quien vuelve a contar con la confianza del técnico del City, Roberto Mancini, después de un sonoro encontronazo entre ambos.

En definitiva, se esfuman las pocas posibilidades de que el Madrid fiche un nueve y cada vez gana más enteros la opción de que Mou tenga que resignarse a contar con el joven Morata, a quien no ve preparado para ser "titular con el primer equipo". En un calendario tan saturado como éste, el portugués debería dar más minutos a ciertos futbolistas –Pedro León, Granero, Canales...– para dar descanso a los titulares habituales. A Ángel Di María y Mesut Özil, por ejemplo, se les veía fundidos en el último partido en Almería.

Mourinho y su guardia pretoriana

Según datos que salían a la luz este lunes, el técnico madridista ha formado esta temporada una guardia pretoriana de 14 futbolistas que han disputado el 89 por ciento de todos los minutos que ha jugado el equipo entre la Liga, la Copa del Rey y la Liga de Campeones. Después de 19 partidos ligueros, cinco de Copa y seis de Champions, Mou ha utilizado a un total de 28 jugadores. Entre todos suman 29.600 minutos, de los cuales 26.371 los han jugado la mitad de futbolistas y 22.657 han sido ocupados por once.

El jugador del Real Madrid que más tiempo ha estado sobre un terreno de juego ha sido Cristiano Ronaldo con 2.526 minutos, por delante de Iker Casillas (2.520), Marcelo (2.338), Xabi Alonso (2.283), Ricardo Carvalho (1.927), Ángel Di María (1.927), Mesut Özil (1.891), Sergio Ramos, (1.889), Pepe (1.862), Sami Khedira (1.833) y Álvaro Arbeloa (1.661).

Después, Mourinho tiene a tres jugadores comodín en su esquema. Uno de ellos, Gonzalo Higuaín, probablemente estaría en el once tipo si no se hubiese lesionado la espalda. Pese a que ya se ha perdido muchos partidos, todavía es el futbolista número doce del entrenador portugués. El Pipita alcanza la cifra de 1.379 minutos y su rival por el puesto, Benzema, es el número 13 con 1.257. El cuarto en discordia, que sería la tercera sustitución de Mourinho, es Lass Diarra, que ha jugado 1.078 minutos.

A partir del francés la lista da su primer salto y crea un espacio bastante amplio entre el futbolista número 14 y el 15. Este puesto lo ocupa Raúl Albiol, que ha participado en 792 minutos y es seguido desde la lejanía por Pedro León (563), Esteban Granero (540) y Sergio Canales (332). Mahamadou Diarrá está cerca del ex jugador del Racing de Santander con 312 minutos y ocupa el puesto 19.

Después aparece Kaká quien, de no haber estado lesionado casi seis meses, seguramente figuraría mucho más arriba en la lista. El brasileño ocupa el vigésimo lugar con 156 minutos. Desde ahí, la nómina de jugadores se amplía con una mezcla de canteranos y con los menos habituales de la primera plantilla. El siguiente a Kaká es el portero Antonio Adán (135 minutos), seguido por Garay (107), Fernando Gago (101), David Mateos (79), Jerzy Dudek (45) y los canteranos Juanfran (20), Pablo Sarabia (18) y Álvaro Morata (16).

Morata espera su oportunidad

Este último, un chico de 18 años que podría estar llamado a tener a partir de ahora mayores cotas de protagonismo, sólo ha jugado con el primer equipo madridista en la victoria frente al Zaragoza, en un partido en el que apenas disputó cuatro minutos, y en la goleada por 8-0 al Levante en el Santiago Bernabéu, en la ida de octavos de final de la Copa del Rey diez días después. En el primero de esos partidos dejó muy buenas sensaciones en sólo cuatro minutos, mientras que contra los levantinistas estuvo a punto de marcar un gol. Fue el octavo, obra de Pedro León al aprovecharse del rechace. El murciano quiso premiar al jugador del filial regalándole el balón del encuentro.

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 10 comentarios guardados

    Servicios