Menú

El Real Madrid ficha a Baptista para las próximas cinco temporadas

Tras unas negociaciones relámpago, el delantero brasileño del Sevilla Julio Cesar Baptista será jugador del Real Madrid tras el acuerdo que ha llegado el club con el Sevilla. La entidad madrileña abonará al equipo hispalense 20 millones de euros y el jugador vestirá la camiseta blanca los próximos cinco años. Baptista, que se incorporará a la plantilla madridista en la concentración de Austria, es el tercer fichaje de la temporada tras los uruguayos Pablo García y Diogo

0
Tras unas negociaciones relámpago, el delantero brasileño del Sevilla Julio Cesar Baptista será jugador del Real Madrid tras el acuerdo que ha llegado el club con el Sevilla. La entidad madrileña abonará al equipo hispalense 20 millones de euros y el jugador vestirá la camiseta blanca los próximos cinco años. Baptista, que se incorporará a la plantilla madridista en la concentración de Austria, es el tercer fichaje de la temporada tras los uruguayos Pablo García y Diogo
"
L D (EFE) El traspaso incluye una cantidad inicial de 20 millones más otros 4,5 en función de objetivos que, en el caso de que no se cumplieran en los plazos establecidos serían abonados al termino del contrato firmado entre Baptista y el Madrid, que también corre con los porcentajes que integran la operación.

Según el Sevilla, las negociaciones, llevadas a cabo entre el presidente del Sevilla, José María del Nido, y el madridista, Florentino Pérez, a través de llamadas telefónicas entre Shanghai y Bangkok, donde están sus respectivos equipos, se iniciaron el jueves, ya que antes el Madrid no había hecho oferta oficial alguna por el jugador, y han cristalizado a primera hora de esta tarde.

El club andaluz indicó que los representantes del jugador tampoco tardaron en alcanzar un acuerdo satisfactorio para Baptista, que había mostrado reiteradas veces su ilusión por cambiar de aires y su deseo de continuar jugando en la Liga española.

Del Nido dijo: "los representantes de Julio nos habían hecho ver que Baptista se quería ir, al tiempo que informaron de la nueva situación que se iba a crear a partir del primero de julio de 2006 por el reglamento de la FIFA referente las relaciones contractuales entre jugadores y clubes, por lo que la única decisión lógica es la de traspasarlo".

El dirigente sevillista recordó "los buenos momentos que Julio ha dado". "Nos quedamos con ellos, pero ahora sólo nos queda desearle suerte en la etapa que ahora empieza, excepto cuando juegue con nosotros", señaló. Baptista llegó al Sevilla en la campaña 2003-04 con un costo que no alcanzó los tres millones de euros, y según el Sevilla, desde hacía más de un año la entidad andaluza trataba de forma infructuosa de renovar su contrato.

El presidente sevillista subrayó que la secretaría técnica del Sevilla FC trabajó a lo largo de todo el verano, y especialmente en las dos últimas semanas tras la oferta del Arsenal, para hallar el sustituto natural de Baptista. "No se van a escatimar esfuerzos para que el que venga sea un jugador de garantía", puntualizó el mandatario sevillista, quien mostró su convencimiento de que "en ningún caso el plantel perderá potencial y por supuesto va a ser mejor y más completo que el de la pasada campaña".

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios