Menú

El XV de la Rosa busca la revancha ante Australia en la gran final de la Copa del Mundo

Este sábado se disputa la gran final de la Copa del Mundo de rugby 2003 en el estadio Olímpico de Sydney. Inglaterra buscará la revancha ante Australia tras perder hace doce años ante el conjunto oceánico en Londres (12-6), en la única final disputada entre ambos. El encuentro, a priori de máxima igualdad, presenta a Jonny Wilkinson, el mejor jugador del XV de la Rosa y del mundo, frente a la férrea defensa wallabie.

L D (EFE) Pero oceánicos y británicos se juegan muchas más cosas. Inglaterra podría entrar en la historia como la primera selección del hemisferio norte en proclamarse campeona del mundo de rugby, título que a lo largo de la historia sólo han ganado Australia (1991 y 1999), Nueva Zelanda (1987) y Suráfrica (1995).

Inglaterra también "le debe" a Australia el haber padecido la mayor derrota de la historia de su selección de rugby. Fue precisamente en la primera gira de su jugador estrella actual, Jonny Wilkinson, en el verano de 1998, cuando los wallabies endosaron un 76-0 a sus rivales, en lo que la prensa inglesa denominó la gira del infierno.

Los anfitriones se juegan todo su orgullo y su dignidad en un deporte que es para ellos algo más que un juego, y lo hacen ante los ingleses, que fueron los que lo introdujeron en el hemisferio sur en el siglo XIX. Además, si Inglaterra podría ser la primera potencia europea en conquistar la Copa Webb Ellis, Australia, en caso de ganar, sería la única en hacerlo en tres ocasiones y también en dos mundiales consecutivos, ya que es la vigente campeona desde el torneo de País de Gales, en 1999.

Los oceánicos llegaron a "su" Mundial en crisis tras perder el torneo de las Tres Naciones, contra Nueva Zelanda y Suráfrica, y contra Inglaterra en casa. Su juego a lo largo del torneo no ha sido brillante, y ganaron sólo un punto a Irlanda en la primera fase de la competición. Sin embargo, su triunfo ante Nueva Zelanda (7-22), su eterna rival y favorita máxima al título, en los cuartos de final hizo que todo cambiara, que su moral subiera a tope y que la prensa se olvidara de las críticas a su entrenador, Eddie Jones, y a sus jugadores.

Inglaterra, por su parte, se presentó en esta V Copa del Mundo como una de las favoritas, si bien su camino estuvo lleno de sustos y su paso por la primera fase y los cuartos de final hizo que llegarán a la semifinal contra Francia con estos como favoritos. Los ingleses pasaron muchos apuros para derrotar a Samoa (35-22) y a País de Gales, en los cuartos (28-17), pero una vez en la semifinal, se impusieron a Francia (24-7) gracias a su medio apertura Jonny Wilkinson.

El partido de la final se presenta como un duelo entre la mejor defensa del torneo, la de Australia, y el mejor pateador, Wilkinson, que tiene un 86 por ciento de acierto en sus patadas. La trayectoria de ambos en el último año, el juego de Wilkinson y la veteranía de sus delanteros juegan a favor de Inglaterra, mientras que la defensa y el factor campo lo hacen a favor de Australia, en un partido que se presenta muy igualado.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro