Menú

España baja los humos a Rusia y espera a Alemania en la final (0-3)

Más sabe el diablo por viejo que por diablo, y Luis Aragonés acumula más experiencia que el 'trotamundos' Guus Hiddink. Como en el debut en Innsbruck, España ha vuelto a golear a Rusia y se ha clasificado para la final de una Eurocopa por tercera vez en su historia tras las disputadas en 1964 y 1984. Xavi, Güiza y Silva marcaron los goles de un equipo que espera ya a Alemania en la final del próximo domingo. Una cita que se perderá por lesión David Villa, el máximo realizador del torneo con cuatro dianas. Puede ser otro día histórico para una selección, la española, que sigue enamorando con su fútbol.




Una semifinal histórica
0
Más sabe el diablo por viejo que por diablo, y Luis Aragonés acumula más experiencia que el 'trotamundos' Guus Hiddink. Como en el debut en Innsbruck, España ha vuelto a golear a Rusia y se ha clasificado para la final de una Eurocopa por tercera vez en su historia tras las disputadas en 1964 y 1984. Xavi, Güiza y Silva marcaron los goles de un equipo que espera ya a Alemania en la final del próximo domingo. Una cita que se perderá por lesión David Villa, el máximo realizador del torneo con cuatro dianas. Puede ser otro día histórico para una selección, la española, que sigue enamorando con su fútbol.
"
L D (Guillermo Domínguez) Alejados los 'fantasmas' tras haber eliminado con suspense a Italia en los cuartos de final, España salió sin complejos para afrontar su segundo partido ante Rusia en apenas dos semanas y media. Un equipo, el de Guus Hiddink, que había ido de menos a más en el torneo. Del nefasto estreno ante los de Luis Aragonés en Innsbruck (4-1) a haber presentado su candidatura al título con su exhibición frente a Holanda (1-3). Pero los de Luis Aragonés demostraron sobre el tapete del Ernst-Happel que fueron claros merecedores de la victoria. No apareció Andrei Arshavin, el jugador de moda en el balompié continental con su portentosa actuación ante la 'naranja mecánica', pero sí lo hizo Roman Pavlyuchenko para poner en más de un aprieto a Iker Casillas. El de Móstoles se ganó el título de mejor portero del mundo ante los 'azzurri', y quería corroborarlo ante los rusos.
 
Luis puso en liza a su once de gala, un equipo que la afición española se conoce al dedillo, y los jugadores han vuelto a demostrar con creces que son los mejores cuando tienen el balón en su poder. Así empezó España en esta histórica semifinal. Tocando, tocando y tocando. Como les gusta. Rusia comenzó agazapada. Parecía que el envite les quedaba grande y se amedrentaban ante el 'órdago a la grande', aunque teniendo a Hiddink en el banquillo cualquier cosa es posible.
 
Fue Sergio Ramos el encargado de abrir el 'fuego' con un intento de remate de cabeza que no fructificó. El sevillano, muy discutido en esta Eurocopa, volvió a mostrarse valiente con sus subidas al ataque. Y a diferencia de lo ocurrido en los cuatro partidos anteriores, estuvo muy seguro en la retaguardia, ayudando siempre a Puyol y Marchena atrás. España se concentraba en frenar a Andrei Arshavin. Y lo consiguió durante los 90 minutos. La primera gran ocasión llegó pronto (m.6) y tuvo como protagonista a Fernando Torres. 'El Niño', muy activo durante todo el tiempo que jugó, se revolvió en el área y puso a prueba al portero Igor Akinfeev. Seguía llegando España, de nuevo con Sergio Ramos y un 'resucitado' Iniesta como protagonistas, pero el gol no llegaba. La primera media hora tuvo claro color español en el Ernst-Happel.
 
Fue entonces cuando Rusia pareció levantarse de la lona. Con Arshavin desaparecido en combate y bien frenado por la defensa española, fue Roman Pavlyuchenko quien se puso los galones. Tuvo dos claras ocasiones el espigado delantero del Spartak de Moscú: en la primera probó fortuna con un gran disparo que Iker Casillas desvió con lo justo para evitar el 1-0; en la segunda, remató de cabeza y pudo batir al portero español, pero el árbitro belga Frank De Bleeckere, siempre muy permisivo con los rusos, anuló la acción por fuera de juego. Justo antes de esa segunda ocasión, España perdía a David Villa por lesión. El 'guaje', con lágrimas en los ojos, tuvo que salir del campo por un problema en los isquiotibiales de su pierna derecha que le hace ser seria duda para la final ante Alemania. En su lugar entró Cesc Fábregas. El catalán no defraudó y fue decisivo en la victoria de la 'Roja'.
 
España mandaba sobre el campo. Era cuestión de tiempo abrir la lata, y el 0-1 llegó tras el paso por vestuarios, a los 50 minutos, con un golazo de Xavi Hernández al rematar un preciso centro de Iniesta, recuperado para la causa. El manchego, con la complicidad de Cesc, se echó el equipo a la espalda para seguir haciendo de las suyas. Rusia trataba de encajar el golpe, pero estaba más cerca el 0-2 que el empate. Luis agotó pronto su cupo de cambios al dar entrada a Xabi Alonso y Dani Güiza en sustitución de Xavi y Fernando Torres, algo cansado. El jerezano, en uno de los primeros balones que tocó, ampliaba la cuenta a los 73 minutos al batir a Akinfeev con un sutil toque de vaselina. El 'pichichi' de Primera División marcaba su segundo gol en la Eurocopa y, lo que es más importante, daba a España medio billete para la final.
 
Era la hora de Cesc. Ya le había servido el balón a Dani para que marcara el segundo, y de nuevo reclamó su trozo del pastel al poner a prueba a Akinfeev. No marcó el jugador del Arsenal, pero volvió a lucirse en la jugada del tercer gol al servirle un balón de oro a David Silva, que disparó con la izquierda tras realizar un gran control en el área. Quedaban nueve minutos por delante y llegó el jaque mate. El fútbol, claro está, no es ajedrez, pero en los tiempos que corren sí son muy importantes las estrategias. Le ha vuelto a ganar la batalla Luis a Hiddink para que España siga haciendo historia.
 
Pero no se conforma con esto el joven y talentoso equipo que ha formado el 'Sabio de Hortaleza'. El domingo puede dar al fútbol español su segundo trofeo en la prestigiosa competición europea de selecciones. Espera Alemania, que llega con un día más de descanso pero con un juego inmerso en un mar de dudas. Recurriendo a la tan manida frase de Gary Lineker, a quien Luis entrenó en el FC Barcelona, "el fútbol es un deporte de once contra once en el que siempre gana Alemania". Ojalá España le pueda quitar el domingo la razón al ex barcelonista porque, visto lo visto, sin duda es el equipo que mejor juega en esta Eurocopa.
 

Ficha técnica del partido

Rusia, 0: Akinfeev; Anyukov, V. Berezutski, Ignashevich, Zhirkov; Semak; Zyryanov, Shemshov (Bilyaletdinov, m.56), Saenko (Sychev, m.56); Arshavin; y Pavlyuchenko
España, 3: Casillas; Sergio Ramos, Puyol, Marchena, Capdevila; Senna; Iniesta, Xavi (Xabi Alonso, m.68), Silva; Villa (Cesc, m.34) y Fernando Torres (Güiza, m.68)

Goles: 0-1, m.50: Xavi; 0-2, m.73: Güiza; 0-3, m.81: Silva
Árbitro: Frank De Bleeckere (Bélgica). Mostró tarjeta amarillas a los rusos Zhirkov (m.55) y Bilyaletdinov (m.60)
Incidencias: Segunda semifinal de la Eurocopa 2008 disputada en el estadio Ernst-Happel de Viena ante 51.428 espectadores. Lleno. Presidieron el encuentro los Príncipes de Asturias. Junto a ellos estuvieron, entre otras personalidades, la ministra de Educación, Mercedes Cabrera; el presidente de la UEFA, Michel Platini; el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky; el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco; y presidente del Comité Olímpico español; y el presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar
 

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios