Menú

España se abona al fracaso y ni siquiera llega a cuartos al caer ante una Francia superior (1-3)

Después de un arranque prometedor, la selección española ha puesto fin a su aventura en el Mundial de Alemania al caer ante Francia en octavos de final. Pintaban oros en Hannover al adelantar Villa, de penalti, a los de Luis Aragonés, pero el gol de Ribery al filo del descanso cayó como un jarro de agua fría. Vieira y Zidane, ya en la recta final del partido, daban la puntilla a España y la victoria a los bleus, que en cuartos de final se enfrentarán a Brasil. La pentacampeona del mundo certificaba horas antes su pase con una goleada ante Ghana (3-0).
- Así les hemos narrado el España-Francia

Después de un arranque prometedor, la selección española ha puesto fin a su aventura en el Mundial de Alemania al caer ante Francia en octavos de final. Pintaban oros en Hannover al adelantar Villa, de penalti, a los de Luis Aragonés, pero el gol de Ribery al filo del descanso cayó como un jarro de agua fría. Vieira y Zidane, ya en la recta final del partido, daban la puntilla a España y la victoria a los bleus, que en cuartos de final se enfrentarán a Brasil. La pentacampeona del mundo certificaba horas antes su pase con una goleada ante Ghana (3-0).- Así les hemos narrado el España-Francia
L D (Guillermo Domínguez) Era el día propicio. En las gradas del AWD Arena de Hannover había gran mayoría de españoles -un 70 por ciento-, y Raúl González cumplía 29 años. Luis Aragonés le había hecho el regalo de la titularidad al capitán, la gran novedad en el once junto con la de Cesc Fábregas en detrimento de Luis García y Marcos Senna, respectivamente. En Francia, el técnico Raymond Doménech decidió dejar a David Trezeguet en el banquillo, con lo que Thierry Henry se quedaba como su único referente ofensivo. Zidane, justo detrás, y Malouda eran los encargados de surtirles de balones.
 
La cosa empezó bien para la selección española, que se hizo dueña del centro del campo con Xabi Alonso, Cesc y Xavi. A Francia le costaba recuperar la posesión y cada vez que lo hacía trataba de conectar en largo con Henry, aunque la estrella del Arsenal incurría una y otra vez en fuera de juego. Sin haber hecho nada del otro mundo, y casi sin haber disparado tampoco a puerta, España se encontró por delante en el marcador al borde de la primera media hora de juego. Fue en el minuto 27 cuando Thuram soltó un codazo a Pablo Ibáñez en el área, y el árbitro italiano Roberto Rosetti señaló el penalti. David Villa se encargó de transformar con éxito la pena máxima, pese a que Fabien Barthez casi llegó a tocar el balón en su estirada.
 
El gol dio alas a los chicos de Luis Aragonés, que se volcaron al ataque. Fernando Torres puso en aprietos a Thuram y Willy Sagnol e incluso pudo haber provocado un penalti que el colegiado finalmente no pitó. Todo iba sobre ruedas en Hannover hasta que llegó el primer despiste defensivo español, y con él el empate de Francia. Patrick Vieira le metió un gran pase a Frank Ribery para que el joven centrocampista del Olympique de Marsella recortara a Pablo, Puyol y Casillas y marcara prácticamente a puerta vacía (m.40). El gol dio alas a los franceses y cayó como una losa en el equipo español.
 
Tras el paso por vestuarios, Luis vio que la cosa no funcionaba como él quería y decidió dar entrada a Luis García y Joaquín, en sustitución de Villa y Raúl. El bético fue uno de los pocos que lo intentó en una segunda parte en la que España empezaba a dar por entregado el encuentro y, con ello, su aventura mundialista. Luego entraría Senna por Xavi, uno de los pocos que dio cierto orden al centro del campo español. Tal vez el Sabio de Hortaleza se precipitó a la hora de hacer los camios y la selección lo acabaría pagando caro, muy caro.
 
Francia, que tampoco había hecho hasta entonces nada del otro mundo, salvo en un disparo de Malouda que despejó providencialmente Iker a córner (m.51), se encontró con el 1-2 en la recta final del choque. A los 83 minutos, 'Zizou' colgó un balón al área en un lanzamiento de falta, Xabi Alonso lo despejó mal hacia atrás y Vieira, bien colocado en el segundo palo, metió la cabeza para batir al portero español. España trató de reaccionar, aunque ya sin éxito, con un disparo de Senna que se marchó fuera por poco y con un córner botado por Pernía que Barthez sacó con apuros. Y en pleno vendaval ofensivo hispano llegó la puntilla gala. Zidane recortó a Puyol en el área, se acomodó el disparo y colocó el balón lejos del alcance de Casillas para situar el definitivo 1-3 en el marcador (m.91). Ya no hubo tiempo para más, y España acaba despidiéndose del Mundial con la cabeza gacha.
 
 

Adiós al Mundial


 
Ficha técnica del partido

España, 1: Casillas; Sergio Ramos, Pablo, Puyol, Pernía; Xabi Alonso, Cesc, Xavi (Senna, m.71); Raúl (Luis García, m.53), Villa (Joaquín, m.53) y Torres
Francia, 3: Barthez; Sagnol, Thuram, Gallas, Abidal; Vieira, Makelele, Ribery, Malouda (Gouvou, m.74), Zidane; y Henry (Wiltord, m.87)

Goles: 1-0, m.27: Villa, de penalti; 1-1, m.40: Ribery; 1-2, m.83: Vieira; 1-3, m.91: Zidane
Árbitro: Roberto Rosetti (Italia). Mostró tarjeta amarilla a los franceses Abidal (m.66), Vieira (m.67) y Ribery (m.86), así como al español Puyol (m.82)
Incidencias: Partido de octavos de final del Mundial 2006 disputado en el AWD Arena de Hannover ante la presencia de unos 43.000 espectadores, la gran mayoría españoles. Los Príncipes de Asturias, Felipe y Letizia, presenciaron el partido en el palco de autoridades

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro