Menú

España termina sufriendo ante Venezuela en el inicio de la era de Luis Aragonés (3-2)

Dos goles de Raúl Tamudo y otro de Fernando Morientes han dado a la selección española de fútbol un ajustado triunfo frente a la de Venezuela en Las Palmas, en el primer partido de Luis Aragonés como técnico del equipo nacional. España ganaba y dominaba a placer, sobre todo en la segunda parte, aunque un gol de Castellín a escasos segundos para el final terminaba dejando un sabor agridulce entre el equipo local.

0
Dos goles de Raúl Tamudo y otro de Fernando Morientes han dado a la selección española de fútbol un ajustado triunfo frente a la de Venezuela en Las Palmas, en el primer partido de Luis Aragonés como técnico del equipo nacional. España ganaba y dominaba a placer, sobre todo en la segunda parte, aunque un gol de Castellín a escasos segundos para el final terminaba dejando un sabor agridulce entre el equipo local.
"
L D (EFE) En un estadio lleno de colorido, abarrotado de incondicionales y que ha brindado un ambiente excepcional, España ha ofrecido dos caras bien diferenciadas. Luis Aragonés había advertido en las vísperas que exigiría a los suyos iniciativa, posesión de balón, atrevimiento y decisión, pero la realidad ha distado mucho de lo esperado. Hasta la entrada de Reyes y Tamudo, las dos figuras más destacadas del encuentro, no se activó el verdadero potencial español.

La alineación titular de España presentó hasta seis variaciones respecto a su última aparición ante Portugal en la Eurocopa. Cañizares sustituyó a Casillas bajo palos; en el carril izquierdo Romero relevó a Raúl Bravo -ni siquiera convocado-; Puyol formó como central con Helguera, en detrimento de Juanito, habilitando la entrada de Salgado; Baraja reemplazó a Xabi Alonso en el doble pivote junto a Albelda; Víctor ocupó la vacante de Etxebarría en el extremo derecho y Fernando Torres cedió su lugar a Morientes en ataque. En los minutos iniciales el repliegue de Venezuela y algunas imprecisiones entorpecieron el juego del equipo nacional. Ahí se notó que los españoles están en su fase de preparación mientras que los venezolanos disfrutan de mayor rodaje y agilidad mental.

La primera aproximación al área visitante se produjo en el minuto 12, tras un robo de balón de Morientes en las inmediaciones del marco de Angelucci, aunque Raúl no pudo rubricar una buena asistencia de Baraja al encontrarse rodeado por adversarios. Poco después, Raúl trató de resarcirse pero su disparo desde lejos careció de puntería. Estos dos acometidas no desestabilizaron al conjunto de Richard Páez, disciplinado y sin complejos. No respondió al prototipo de equipo destructor y nunca renunció a prosperar en ataque al detectar ciertos desajustes en la retaguardia española que llevaron a Luis Aragonés a reclamar más atención desde la banda. El paso de los minutos no hizo más que confirmar el contraste entre una España demasiado revolucionada y con toda su actividad centrada en la banda de Romero y Vicente y una Venezuela crecida, cómoda y mejor coordinada por el sensacional trabajo de Leopoldo Jiménez, omnipresente en la medular.

Raúl, a bocajarro y tras saque de esquina botado por Vicente, trató de romper esa inercia en el minuto 27 pero topó con Angelucci. La réplica de Páez llegó con un disparo alto desde la frontal. Víctor, en el minuto 39, probó fortuna desde lejos y Angelucci despejó de puños, pero el sino cambió segundos después. El futbolista del Deportivo, enrabietado, inició una contra con velocidad, aguantó una embestida y habilitó la subida de Salgado quien, con tiempo para medir su centro, colocó el esférico en las botas de Morientes, quien marcó a placer. El gol coincidió con la salida de algunos suplentes españoles a iniciar el calentamiento, signo evidente de que algo no gustaba a Luis Aragonés. Cuando todos pensaban en el descanso y ya se había sobrepasado el tiempo reglamentario, Jorge Rojas penetró con convicción y sorprendió a Cañizares con un lanzamiento lejano y ajustado al palo. Venezuela nivelaba la contienda de forma merecida y sus futbolistas, incluido el portero, celebraron el tanto con gran algarabía.

En la segunda parte, Aragonés, decidido a variar el panorama, inyectó ideas renovadas con la salida de Valerón, Reyes, Torres y Tamudo. Páez, contento con el bagaje de sus pupilos, no movió pieza y mantuvo la estructura inicial. Los cambios insuflaron aire a España. Reyes se ganó a la grada con su velocidad y Torres y Tamudo entraron en acción. Ambos fueron los que propiciaron el segundo gol. Un lanzamiento de esquina ejecutado por Víctor dejó el balón franco en el segundo palo a Torres, éste falló pero Tamudo, más certero, no tuvo más que empujar el cuero al fondo de la red. Restablecida su ventaja, España ganó en consistencia y homogeneidad, mostró mejor criterio y no tardó en ampliar su renta, merced a un perfecto centro de Reyes que culminó de manera impecable Tamudo. Fue un gol lleno de plasticidad y que provocó la inmediata aclamación de la grada, entregada a una España sensiblemente recuperada de su bloqueo anterior.

En el minuto 78, Valerón y Torres dibujaron una jugada magistral. Inició el grancanario el ataque, recogió un taconazo de Torres y penetró en el área, donde esperaba un Tamudo ansioso de coronar la noche con un hat-trick. No tuvo suerte el catalán, al que los defensas taponaron su remate. La fase final del encuentro deparó algunas situaciones comprometidas en ambas porterías. España no se limitó a administrar su renta y Venezuela encontró la forma de maquillar la derrota en el tiempo añadido con un buen gol de Rafael Castelín
 
 
Ficha técnica del partido
 
España, 3: Cañizares; Salgado, Puyol, Helguera, Romero; Víctor, Albelda, Baraja, Vicente; Raúl y Morientes. También jugaron Valerón, Tamudo, Torres, Reyes, Xabi Alonso y Joaquín
Venezuela, 2: Angelucci; Vielma, Rey, Cichedo, Jonay; Luis Vera, Ricardo Páez, Gaby Urdaneta, Rojas, Leopoldo Jiménez; y Margiotta. También jugaron Andrés González, Alexander Rondón, Rafael Castelín, Andrés Rouga, Fernando D'Ornelas y Rafa Ponzo

Goles: 1-0, min. 40: Morientes. 1-1, min. 46: Rojas. 2-1, min. 56: Tamudo. 3-1, min. 66: Tamudo. 3-2, min. 92: Castelín
Árbitro: Pasquale Rodomonti (Italia). Amonestó a Salgado, Rey, Vielma y Jonay
Incidencias: Unas 32.000 personas abarrotaron el Estadio de Gran Canaria para presenciar este partido amistoso. Es la segunda vez que se llenó el moderno recinto isleño, inaugurado en mayo de 2003

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios