Menú

Fórmula 1

Estalla la guerra en la escudería Mercedes

Lewis Hamilton ha asegurado que Rosberg le dijo que provocó a propósito el incidente que le dejó fuera de carrera en el GP de Bélgica.

0
Lewis Hamilton ha asegurado que Rosberg le dijo que provocó a propósito el incidente que le dejó fuera de carrera en el GP de Bélgica.
Momento del toque entre Rosberg y Hamilton. | EFE

El dominio abrumador esta temporada ha propiciado que los dos pilotos de la escudería Mercedes, Lewis Hamilton y el alemán Nico Rosberg, sean los máximos candidatos a llevarse el Mundial de Fórmula 1. El equipo alemán dio libertad a sus dos pilotos para pelear en igualdad de condiciones por hacerse con el campeonato pero las tensiones se han disparado tras el pasado GP de Bélgica.

Rosberg partía con la pole pero Hamilton consiguió pasarle en la salida. Sin apenas espacio, el alemán intentó devolverle el adelantamiento en la primera vuelta y acabó tocando una de las ruedas trasera del inglés. El toque provocó el pinchazo y su compañero acabó en las últimas posiciones para acabar retirándose.

Con el coche también afectado, Rosberg consiguió aguantar y acabó la carrera segundo. Ahora lidera el mundial con 29 puntos de ventaja sobre su compañero pero la tensión en el equipo se ha disparado. Hamilton, visiblemente enfadado, aseguró que el alemán provocó intencionadamente el accidente.

"Esto no es bueno para el equipo. Pudimos haber hecho un doblete fácilmente. Hemos tenido una conversación sobre lo ocurrido y básicamente me dijo que lo hizo a propósito. Me ha dicho que lo hizo a propósito. Me ha dicho que lo podía haber evitado y lo hizo para darme una lección. Le dejé espacio suficiente. Realmente no lo entiendo", afirmó Hamilton a la prensa tras la carrera.

Suceso "inaceptable"

El malestar también ha llegado a los dirigentes del equipo que vieron cómo una disputa entre sus pilotos evitó que pudiesen lograr un nuevo doblete para afianzar el mundial de constructores. El director del equipo, Toto Wolf, calificó como "inaceptable" lo sucedido entre dos compañeros. "Este año hemos adoptado una política clara de dejar a los pilotos competir, pero la regla número uno es no chocar el uno contra el otro. Ver este tipo de contacto en el principio de la carrera es un nivel inaceptable de riesgo en la pista. Nos ha costado un posible doblete. No volverá a ocurrir", comentó.

La próxima carrera en el circuito italiano de Monza será el nuevo escenario del duelo entre Hamilton y Rosberg, cuya relación empeora tras cada carrera. El inglés necesita recuperar su desventaja, las hostilidades se han desatado y la escudería teme que la guerra abierta se prolongue hasta el final.

0
comentarios