Menú

Fórmula 1

Mick Schumacher sigue los pasos de su padre y da el salto a la Fórmula 4 alemana

Con sólo 15 años, el hijo del Kaiser ya es subcampeón del mundo y de Europa de karts. Ahora da el salto a la Fórmula 4 alemana.

0
Con sólo 15 años, el hijo del Kaiser ya es subcampeón del mundo y de Europa de karts. Ahora da el salto a la Fórmula 4 alemana.
Mick Schumacher, nuevo piloto de la ADAC Formula 4 alemana. | Cordon Press

Lo ha mamado desde pequeñito, así que de otra forma no podía ser. Mick Schumacher ha heredado de su padre la pasión por la velocidad, la destreza en los circuitos y su espíritu competitivo. Ya se sabe que de tal palo...

Con apenas 15 años, el hijo de Michael Schumacher ya es subcampeón del mundo y de Europa de karts. Ahora quiere seguir los pasos de su progenitor sobre el asfalto y da el salto a la Fórmula 4 alemana (ADAC Formula 4), fichando por el equipo holandés Van Amersfoort Racing.

El Kaiser, el hombre récord de la Fórmula Uno con siete títulos mundiales, 91 victorias, 155 podios y 69 pole positions, no podrá celebrar de momento los triunfos de Mick junto a él a pie de pista, pero estará muy orgulloso de que su hijo dé los primeros pasos para tratar de sucederle en los circuitos.

"Es una tradición para nosotros ofrecer al subcampeón del campeonato alemán una prueba en el simulador. Estuvo todo el día en nuestra oficina central en los Países Bajos. Después lo vimos en una prueba en Valencia y acordamos que podría ser interesante tenerlo con nosotros en la Fórmula 4", dijo Frits van Amersfoot, dueño del equipo que lleva su propio nombre, sobre el hijo de Schumacher, que da así el salto a los monoplazas de la mano del mismo equipo que aupó a Max Verstappen, el joven piloto holandés de 17 años que esta temporada compartirá box en Toro Rosso con el español Carlos Sainz Junior.

Mick posa con un trofeo en Gante el pasado mes de octubre. | Cordon Press

Hace 21 años, en 1994, Michael Schumacher y Jos Verstappen coincidieron en el equipo Benetton de Fórmula Uno. El alemán y el holandés sólo fueron compañeros durante un año porque el neerlandés fichó al año siguiente por Simtek-Ford, mientras que Schumi seguiría un año más en el equipo británico antes de fichar por Ferrari en 1996. Y ahora son sus hijos quienes se abren paso en el automovilismo, de momento con Max Verstappen como el primero en llegar, por edad y por galones.

Mick Schumacher, por su parte, tendrá que mostrar sus habilidades de momento en la ADAC Formula 4. Al menos durante esta temporada. Los vehículos que se conducen en esta categoría, que carece de campeonato del mundo –cada país celebra su propia competición según las normas marcadas por la Federación Internacional del Automóvil (FIA)–, pueden tener una potencia máxima de 160 CV y ​​deben costar menos de 9.500 euros.

El hijo del Kaiser, subcampeón del mundo y de Europa de karts. | Cordon Press

Los lentos progresos del Kaiser

Y mientras Mick se prepara para emular a su padre a los mandos de un volante, Michael Schumacher continúa la particular lucha por su vida tras el grave accidente de esquí que sufrió en los Alpes franceses, hace ya más de 14 meses el 29 de diciembre de 2013, en la estación de Méribel, el Kaiser se golpeó la cabeza contra una roca mientras esquiaba fuera de pista, precisamente en presencia de su hijo–.

El expiloto alemán salió del coma inducido el pasado mes de junio y en septiembre fue trasladado a su casa de Suiza. Desde entonces, Schumacher ha comenzado a reconocer a sus familiares, tal y como ha desvelado a la prensa un amigo de la familia, aunque todavía tiene problemas en el habla y la memoria, con lo que se comunica con los ojos.

El pasado mes de enero, el periódico italiano Corriere della Sera publicaba que el Kaiser había empezado a reconocer las voces de sus hijos y que lloraba cuando les escuchaba hablar. Un extremo que fue negado por la mánager de Schumacher, Sabine Kehm, asegurando que su cliente se enfrenta a una "larga lucha" por la recuperación y que ésta le va a llevar mucho tiempo, si bien también quiso tranquilizar a la prensa y a la afición al afirmar que el expiloto está haciendo pequeños progresos dentro de la gravedad de su situación.

0
comentarios

Servicios