Menú

Fórmula 1

Guerra abierta entre Mercedes y Red Bull en la Fórmula 1

El dominio de la escudería alemana ha despertado las críticas del equipo austriaco, que reclama medidas para que haya más igualdad.

0
El dominio de la escudería alemana ha despertado las críticas del equipo austriaco, que reclama medidas para que haya más igualdad.
Salida del GP de Australia, con los Mercedes por delante. | EFE

Sólo se ha disputado una carrera del campeonato de Fórmula 1, pero las hostilidades ya se han desatado. Después del resultado del GP de Australia en el que se confirmaron los pronósticos que situaban a la escudería Mercedes de nuevo como el equipo dominador del mundial con una considerable ventaja sobre los demás, han empezado a surgir voces contra las actuales reglas impuestas por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

La escudería Red Bull ha sido la primera en levantar la voz y ha amenazado con marcharse del campeonato si no cambian las reglas que han convertido las carreras en previsibles. El equipo austriaco se ha quejado amargamente de que no se aprueben medidas para tratar de fomentar la igualdad entre los coches. En ese sentido, su reclamación tiene que ver con que se permitan las evoluciones de los motores y se ponga freno al progreso del equipo alemán. "La FIA tiene mecanismos para favorecer esa igualdad y debería hacerlo porque hoy la tele ni ha seguido a los Mercedes, y lo más interesante del podio ha sido ver a Schwarzenegger", afirmó Christian Horner desde Red Bull.

Sin embargo, las cosas se ven de distinta manera en mercedes, que acusan a Red Bull de quejarse cuando ya no ganan mundiales y las cosas no les van bien. El jefe de equipo, Toto Wolf, señaló que no han "pedido igualdad ni llorado tras la primera carrera en el pasado. Se trata de agachar la jodida cabeza, trabajar duro y solucionar el problema. Hay un muro en Jerusalén donde pueden ir, ponerse delante y quejarse".

En la misma línea se manifestó Lewis Hamilton, que se llevó la primera carrera de la temporada y aspira a reeditar el título mundial. "Estaba sentado al lado de Sebastian Vettel después de la carrera y le dije 'Seb, hiciste esto durante cuatro años. Ibas 30 segundos por delante de todos durante cuatro años', así que sé lo que se siente en esas circunstancias. Él no tenía a nadie presionándole, ni tan siquiera a su compañero que yo recuerde", agregó.

Sin embargo, las audiencias de las carreras siguen cayendo y el patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, ya ha mostrado abiertamente su preocupación por la falta de emoción y la monotonía en la que se desenvuleven los grandes premios. "Mercedes ha hecho un trabajo de primera clase y todo el mundo se lo reconoce. Lo que tendríamos que haber hecho es congelar el motor Mercedes y dejar que el resto de fabricantes modificaran los suyos para alcanzarles", reconoció. Mientras, la FIA no se pronuncia sobre un Mundial que parece decantado desde la primera carrera.

0
comentarios