Menú

Fórmula 1

El milagro de la Fórmula 1: Kubica está a punto de volver al Mundial

El polaco, apartado del gran circo desde su accidente en 2011, admite que hay "un 80-90 por ciento" de opciones de subirse de nuevo a un monoplaza.

0
El polaco, apartado del gran circo desde su accidente en 2011, admite que hay "un 80-90 por ciento" de opciones de subirse de nuevo a un monoplaza.
Robert Kubica, en un rally disputado en Cataluña en octubre de 2015. | Archivo

¿Robert Kubica de nuevo compitiendo en el Mundial de Fórmula Uno? Sí, es muy probable. De hecho, el propio piloto polaco cifra las opciones de regresar al gran circo, del que lleva apartado desde el grave accidente que sufrió hace ya seis años en medio, en un 80 o 90 por ciento. Una gran noticia que ha sacudido al paddock y que llena sobre todo de esperanza a uno de sus mejores amigos en el Campeonato del Mundo, el español Fernando Alonso.

Hay que remontarse al año 2011. Kubica había sido confirmado como primer piloto del equipo Lotus Renault por segundo año, junto al ruso Vitaly Petrov. Pero el de Cracovia, que entonces contaba con 26 años, conoció la desgracia el 6 de febrero, un mes y medio antes del inicio del Mundial de Fórmula 1 en Australia. Aquel día, el polaco disputaba el Rally de Andora en Italia, a bordo de un Skoda Fabia S2000 y con su compatriota y amigo Jakub Gerber como copiloto. Lo hacía por pura diversión, sin intereses comerciales de por medio.

Kubica perdió entonces el control en una curva porque el asfalto estaba mojado y el coche se estampó contra un guardarraíl con la mala suerte de que éste se rompió y se incrustó por la parte frontal de su Skoda Fabia. El siniestro le dejó graves secuelas, lesionándole especialmente la mano izquierda. Un accidente que recordó al que había sufrido en 2007 en Canadá, cuando su BMW prácticamente se desintegró al chocar contra el muro y salir por los aires hasta acabar estrellándose contra las protecciones. Milagrosamente Robert salió ileso.

Sorprendentemente, Kubica no ha perdido la pasión por correr y desde septiembre de 2012, tras un año y medio de una durísima recuperación, viene participando en distintos rallys. Pero lo suyo es la alta velocidad y, tras haberse subido en las últimas semanas a un monoplaza de Fórmula E en Donington Park, a uno de GP3 en Italia y a un Lotus Renault E20 en Cheste (Valencia), ahora quiere volver al Mundial de Fórmula 1 seis años después. De momento ya ha tenido una nueva toma de contacto, con ocasión del Festival de Velocidad de Goodwood (West Sussex, Inglaterra), al ponerse la semana pasada a los mandos de un Lotus-Renault E20, haciendo las delicias de los aficionados a lo largo del trazado de 1,8 kilómetros.

Pero Kubica quiere más y está dispuesto a dar el gran salto al Campeonato del Mundo, según ha dejado entrever a la revista británica Auto Express. Unas declaraciones que se producen un mes después de participar en un test privado en Cheste al volante de un Lotus-Renault E20 de 2012. Aquel día Kubica logró completar 112 vueltas al trazado levantino y dejó buenísimas sensaciones. Según la BBC, superó los tiempos del ruso Sergei Sirotkin, mientras que en el simulador ha conseguido registros similares a los de Nico Hulkenberg.

"Si me hubieras preguntado antes del test (de Cheste), te diría que mis posibilidades de volver eran de un diez por ciento. Mi pensamiento aquel día era saber si de verdad podía hacerlo o si tenía que cerrar la puerta de la F1 para siempre. Ahora, con los pies en la tierra, lo pondría en un ochenta o noventa por ciento", decía el polaco a Auto Express.

Parece que Kubica volverá a protagonizar en agosto otro test privado, esta vez con Renault y en un lugar que aún no ha trascendido, lo que aumenta los rumores de que en la escudería francesa tengan al polaco como primer candidato a ocupar el asiento del británico Jolyon Palmer, cuyo rendimiento está siendo muy discutido, para ser compañero de Hulkenberg.

Pero el polaco, de 32 años -cumplirá 33 el próximo mes de diciembre-, es consciente de que necesita tiempo y que su regreso sería más a medio o largo plazo. "Si me llaman por teléfono y me dicen que corra la próxima carrera no lo haría. Sería una locura. Sería difícil decir que no, por supuesto, pero siento que debo ir paso a paso. Estos meses han sido los más felices de los últimos seis años para mí y acelerar el regreso podría provocar que las cosas fueran mal de nuevo", admite un Robert Kubica que, antes de su accidente en el Rally de Andora, corrió cinco temporadas en el Mundial de Fórmula Uno (cuatro con BMW Sauber y una con Renault) en las que logró una victoria (Canadá 2008) y 12 podios.

0
comentarios

Servicios