Menú

Fórmula 1

Hamilton da la mano a regañadientes a Vettel pero luego le niega un segundo saludo

Dos semanas después de Bakú, el inglés saludó a regañadientes al alemán en Austria, pero luego se negó a darle la mano.

0
Dos semanas después de Bakú, el inglés saludó a regañadientes al alemán en Austria, pero luego se negó a darle la mano.
Sebastian Vettel, junto a Lewis Hamilton y Valtteri Bottas. | EFE

El piloto finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) ha logrado este sábado la pole position en el circuito Red Bull Ring de Spielberg, escenario este fin de semana del Gran Premio de Austria de Fórmula 1, mientras que los españoles Carlos Sainz (Toro Rosso)y Fernando Alonso (McLaren) partirán desde la décima y duodécima posición, respectivamente.

Bottas, tercero del Mundial de pilotos, compartirá la primera línea con el líder, el alemán Sebastian Vettel (Ferrari), que ha sido segundo a 43 milésimas del escandinavo.

El principal perseguidor del tetracampeón en el Mundial de pilotos, el inglés Lewis Hamilton (Mercedes), ha sido tercero en la Q3, pero este domingo en la carrera saldrá octavo al tener que cumplir una sanción de cinco posiciones por sustituir la caja de cambios del coche.

El tricampeón del mundo y Vettel protagonizaban la imagen de la jornada tras la sesión de clasificación. En un principio se informaba de que Hamilton le negó el saludo al piloto germano, aunque en realidad sí se habían dado la mano en una primera ocasión.

Por contra, el inglés no quiso darle la mano al alemán en una segunda oportunidad, cuando el expiloto italiano Davide Valsecchi, presentador de la emisión oficial de la Fórmula 1, así se lo había pedido a Hamilton a pie de pista.

De esta forma, Hamilton demuestra que no está por la labor de enterrar el hacha de guerra con Vettel después de lo ocurrido el pasado 25 de junio en Bakú durante la carrera del Gran Premio de Azerbaiyán. Hace dos semanas, el piloto de Ferrari golpeó a propósito al británico cuando iban tras el safety car. Una acción que, por increíble que parezca, permitió a Vettel irse prácticamente de rositas con una sanción irrisoria: trabajos a la comunidad y pérdida de tres puntos de la Superlicencia.

0
comentarios

Servicios