Menú

Fórmula 1

Carlos Sainz alaba a Martínez Almeida por su "liderazgo" en la crisis del coronavirus

El madrileño, que ha ofrecido una rueda de prensa telemática, dice que prefiere "un escenario con pocas carreras a que se cancele todo".

0
El madrileño, que ha ofrecido una rueda de prensa telemática, dice que prefiere "un escenario con pocas carreras a que se cancele todo".
El piloto madrileño de Fórmula 1 Carlos Sainz. | EFE

Carlos Sainz (McLaren), sexto en el pasado Mundial de Fórmula Uno, ha dicho en el transcurso de una rueda de prensa telemática que "suspender toda la temporada sería un golpe duro y difícil de aceptar" a causa de la pandemia mundial del coronavirus. "Yo prefiero ponerme en el caso de que va a haber menos carreras que irme al escenario de tener que cancelar todo. Suspender la temporada sería un golpe duro y difícil de aceptar", respondía Sainz, de 25 años, que la pasada campaña logró su primer podio en la F1 al acabar tercero en el Gran Premio de Brasil, en el circuito de Interlagos (Sao Paulo).

"Si la situación no se controla, sería totalmente comprensible, pero tendría unas consecuencias muy negativas para el deporte y todo lo que le rodea. Se pondrían muchos puestos de trabajo en riesgo y eso nunca es bueno", opina el talentoso piloto madrileño, hijo del doble campeón mundial de rallys español y triple ganador del Dakar que tiene el mismo nombre.

"Hay días que me levanto súper optimista y pienso que esto se tiene que acabar pronto y luego hay días en los que la incertidumbre cuando ves las noticias te afecta más y eres un poco más pesimista", explica el piloto de McLaren, que no duda en alabar al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, por su gestión en la crisis del Covid-19. "Personalmente me está gustando la contundencia y el liderazgo de Martínez-Almeida, que es de los pocos políticos a día de hoy que habla de manera clara y directa, respondiendo a las preguntas y aportando soluciones concretas", afirma al respecto.

Rueda de prensa telemática de Carlos Sainz

Pregunta: ¿Considera que la suspensión del Gran Premio de Australia fue una lección y que habrá que pensárselo bien antes de volver a programar un Gran Premio esta temporada para no tropezar dos veces en la misma piedra?

Respuesta: En cierto modo la suspensión del GP de Australia ha sido una lección, pero creo que este virus está dando lecciones a todo el mundo. Gobiernos, organizaciones, eventos deportivos, etcétera; y la F1 no escapa a esa situación. El virus pasó de infección en algunos sitios a pandemia mundial muy rápido, cada vez se teme más pero también lo comprendemos mejor y sabemos qué hacer para pararlo. McLaren respondió con contundencia y buena gestión al caso positivo en el equipo y el resto de la F1 siguió el ejemplo. No es que en Australia no hubiese medidas excepcionales, que las había, pero al alcance de este tema quizá no se valoró bien.

P: ¿Cómo cree que va a solventarse este Mundial (hasta donde tú sabes)? ¿18-19 carreras, en packs de tres seguidas y un fin de semana de descanso? ¿Qué Gran Premio suprimiría si no caben todos?

R: Ahora mismo se barajan muchas posibilidades. Ya se ha anunciado que hay algunos Grandes Premios cancelados al 100%, como Mónaco. Los circuitos urbanos son los más difíciles de hacer por todo el lío que conllevan y la poca adaptabilidad del entorno. Personalmente, creo que estamos hablando de una temporada más cercana a las 10 carreras, entre 8 y 14 diría yo, que a las 20. Viendo cómo está la situación y si te pones a hacer cuentas, no cabe mucho más. Seguro que la temporada va a ser bastante más corta de lo ponía el calendario original, quizá con carreras repetidas en algunos circuitos, probablemente a puerta cerrada y puede que rodando dos días en vez de tres. Un campeonato muy diferente a lo que hemos visto en la historia de la F1 hasta el momento.

P: Todo parece indicar que la temporada se verá reducida a la mitad de los Grandes Premios previstos. ¿Esto puede tener algún beneficio para un equipo como McLaren? ¿Imagina un Gran Premio sin público, sin aficionados, sólo por televisión?

R: Creo que una F1 sin público no beneficia a nadie. A los aficionados obviamente los primeros, pero también a los equipos, los promotores, los patrocinadores, etcétera. El público es una parte esencial del deporte. Correr a puerta cerrada no es ideal, pero por lo menos la gente podrá entretenerse viendo las carreras en la televisión y se generarán unos ingresos. Dentro de lo malo, no me parece una mala solución. Después de lo que estamos viviendo, creo que de todas formas mucha gente este año preferirá no juntarse en gradas enormes. Ahora mismo nadie sale reforzado de esta situación. Si el retraso de la reglamentación u otras decisiones van a beneficiar más a un equipo que a otro, es algo totalmente secundario ahora mismo.

P: ¿A quién perjudica y beneficia más un campeonato express a ocho o diez carreras? ¿Podría saltar la sorpresa con (el holandés Max) Verstappen (Red Bull) o (el monegasco Charles) Leclerc?

R: Un campeonato más corto da la posibilidad de que haya alguna sorpresa en cualquier zona de la parrilla. El mejor ejemplo es si coges una temporada de cualquier piloto y te fijas sólo en ocho carreras consecutivas. Si coges mi 2019 por ejemplo, hay rachas de ocho carreras que conseguí más de 50 puntos y otras la mitad. Hay muchas variables además del piloto que entran en juego, como los trazados, las evoluciones del equipo, los accidentes, los fallos mecánicos o incluso el tiempo que haga. Tu temporada depende mucho de que consigas crear una inercia de buenos resultados. Si en esas ocho carreras tienes peor suerte, pues tu temporada puede lucir menos y los puntos son más difíciles de recuperar. Por eso yo prefiero temporadas de 20 carreras, porque permite valorar mejor el año de un piloto o un equipo.

P: ¿Por dónde cree que se puede aprovechar esta nueva coyuntura para meter la tijera a la F1, adelgazarla y hacerla más atractiva?

R: Se va a tener que meter la tijera sí o sí. Primero por un problema de subsistencia para que los equipos puedan pasar esta situación y para que la F1 pueda seguir existiendo. Ya había un plan previsto para recortar presupuestos, para que todo el mundo se apretase un poco el cinturón para hacer sostenible la Fórmula 1. No me corresponde a mí decidir sobre dónde se deben hacer recortes, pero creo que se ha cambiado un poco el chip y todo el mundo se ha concienciado de que había que tocar el modelo actual para que el deporte sea más competitivo y nivelado.

P: Estamos asistiendo a una situación completamente inédita en nuestro tiempo, para la vida en general y para el automovilismo en particular. Entre las actuaciones que habéis llevado a cabo los deportistas quizá la más llamativa en su caso fue la reducción de sueldo junto con Lando (Norris, su compañero inglés), para ayudar al resto de empleados de McLaren. ¿Cómo surgió todo esto?

R: He estado en contacto obviamente con el equipo durante todo este tiempo y estaba al corriente de cómo evolucionaba la situación no sólo a nivel competitivo, sino también organizativo dentro del equipo. A medida que pasaban los días y no se competía, se tuvieron que tomar las medidas que afectaban a la plantilla y a los sueldos y yo tenía claro que lo correcto era acordar una rebaja de sueldo en línea con el equipo. Era lo más lógico y creo que lo correcto. Todo el mundo está pasando por una situación muy complicada y yo soy uno de más del equipo para lo bueno y para lo malo. Esperemos que esto acabe lo antes posible y que las medidas tomadas hayan ayudado a proteger puestos de trabajo a largo plazo.

P: ¿Dónde le gustaría correr en 2021? Algunos como Martin Brundle le ven en Ferrari. ¿Le haría ilusión vestir de rojo o prefiere el naranja papaya (el color de su McLaren)?

R: Es humano sentirse bien cuando la gente de tu sector reconoce tu trabajo y se pone en valor lo que estás haciendo. Hay muchos pilotos que acababan contrato este año y rumores siempre van a saltar. Creo que todo el mundo sabe lo contento que estoy en McLaren, confío muchísimo en el proyecto y en el grupo humano que hay detrás. Cuando firmé el contrato el verano pasado sabía que tenía por delante un reto importante. McLaren no pasaba ni muchísimo menos por su mejor momento y me tocaba liderar el equipo y esforzarme al máximo para desarrollar un buen coche. Creo que el equipo y yo mismo estuvimos a la altura de ese reto y dimos un paso importante en 2019. Ya dije que a principios de año hubo alguna conversación para renovar, pero ahora mismo está todo paralizado y tardaremos en ver movimiento. Respecto a la posibilidad de Ferrari prefiero no hacer comentarios sobre rumores. Yo estoy centrado en McLaren.

P: ¿Qué opina de los formatos que suenan ahora para poder encajar más carreras este año? Un Gran Premio condensado en dos días, dos carreras para un mismo Gran Premio, varios triples enlaces?

R: Sin duda hay que buscar soluciones para adaptarnos a la situación. Hay muchas ideas que me parecen bien, siempre que no se pierda la esencia de las carreras. Hacer Grandes Premios de dos días en algunas carreras está bien. Es complicado encontrar el equilibrio. Los back-to-back triples son muy duros para los mecánicos, ingenieros y otra gente del paddock. Hay que dejar algún fin de semana libre para dar un respiro, incluso en un calendario tan apretado. Todo el mundo está con ganas de competir y viajar y aunque el calendario sea exigente hay motivación de sobra para cumplirlo.

P: ¿Ha tenido algún caso de fallecimiento cercano de algún amigo, familiar, compañero?

R: Por el momento, en mi círculo más cercano de familia y amigos íntimos, ha habido algún caso positivo por Covid-19, pero han conseguido combatir el virus y estamos todos bien. Lamentablemente, sí conozco casos de fallecimientos relativamente cercanos. Para todas aquellas familias que estén sufriendo la parte más terrible de esta pandemia, les mando mi más sincero pésame, fuerza y apoyo y que nuestros seres queridos descansen en paz.

P: Si tuviera que destacar a alguna personalidad por su labor ejemplar en toda esta crisis, ¿a quién elegiría?

R: Es difícil señalar a una única persona y además creo que no sería justo olvidarse del resto de gente que está haciendo un esfuerzo brutal para que salgamos de esto cuanto antes. Después de tantos días de confinamiento empieza a sonar como un tópico, pero para mí es importante no dejar de aplaudir el trabajo de sanitarios, policías, ejército, repartidores, camioneros, empresas de alimentación, agricultores, etcétera... Gracias a ellos seguimos adelante. Yo que viajo mucho por el mundo, a veces a los españoles se nos tilda de desordenados, despreocupados y otros estereotipos que están muy lejos de la realidad y ahora lo estamos demostrando. Por no eludir la pregunta, a mí personalmente me está gustando la contundencia y el liderazgo del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Es de los pocos políticos a día de hoy que habla de manera clara y directa, responde a las preguntas y aporta soluciones concretas. Por supuesto que cada uno podrá estar más o menos de acuerdo con lo que dice dependiendo de su ideología, pero yo creo está dando la talla estos días tan complicados. Lamentablemente no me sale decir lo mismo de otros muchos políticos, de uno u otro color.

0
comentarios

Servicios