Menú

Fórmula 1

Max Verstappen gana en el GP de Hungría en un nuevo despropósito de Ferrari

Gran remontada de Verstappen en Hungaroring en un nuevo batacazo de Ferrari.

Gran remontada de Verstappen en Hungaroring en un nuevo batacazo de Ferrari.
Max Verstappen se marcha como líder indiscutible del Mundial tras su victoria en Hungría | EFE

Ferrari dimite de la lucha por el Mundial en el Gran Premio de Hungría. Tras Francia, Mattia Binotto marcó un 1-2 como objetivo en esta carrera y el resultado no pudo ser peor: Sainz quedó cuarto y Leclerc sexto, en una nueva victoria de Max Verstappen, que salía décimo, y que se marcha como líder indiscutible del Mundial al parón veraniego. La carrera fue un recital del holandés desde la salida.

El podio lo completaron Russell y Hamilton. El desastre de Ferrari es de los que hacen época: ni un solo de sus pilotos pisó el podio por las pésimas estrategias y las malas paradas en boxes. "El objetivo no es solo ganar, es hacer un doblete", comentaba el jefe de los de Maranello en la previa. Naufragio total. Uno más y parece que esta vez es el golpe definitivo para el Mundial.

Gran salida de Verstappen y sin cambios arriba

Verstappen arriesgó con los neumáticos blandos en la salida y le funcionó. Salía décimo tras el problema en el motor ayer en la Q3 y tenía que adelantar en la salida para tener opciones de llegar de los primeros. Se puso séptimo en las primeras vueltas y demostró tener un gran ritmo. Por arriba, las cosas no cambiaron: Russell arriesgó también con los blandos y pudo defenderse sin problemas de Sainz y de Leclerc.

Los problemas para los de rojo llegaron tras la parada del inglés. Sainz, sorprendentemente, entró en boxes para hacer un ‘overcut’, pero el pit stop fue un desastre: casi 5 segundos. Salió por detrás de Russell mientras Leclerc lideraba con un buen ritmo con sus neumáticos medios. A las pocas vueltas entró el monegasco, que salió por detrás de Russell pero por delante de su compañero de equipo. La situación de carrera era la misma que al principio, pero con los Ferrari intercambiados.

Red Bull le vuelve a comer la tostada a Ferrari

Verstappen, en su carrera particular, seguía escalando posiciones mientras Ferrari andaba pendiente de Russell. No sabían que el problema venía de detrás. Hamilton y el campeón del mundo volaban. La segunda parada de Verstappen pilló desprevenido a todo el mundo, especialmente a Ferrari. Reaccionaron tarde y mal: pararon a Leclerc y le colocaron unos neumáticos duros que no funcionaban. Lo había probado Alpine con sus dos pilotos y el resultado había sido nefasto. La carrera de Leclerc ya estaba perdida. Verstappen le arrancó las pegatinas en pista al monegasco, que era un chicane móvil para sus rivales delante.

No iba a terminar ahí el despropósito de los de Maranello. Sainz entró, seguramente demasiado pronto, para poner los blandos y evitar los duros, pero Mercedes también supo comerle la tostada a Ferrari. Hamilton, que iba por detrás de Sainz, le copió la estrategia si bien entró cinco vueltas más tarde: suficiente para adelantarle sin problemas en pista y volar hacia el segundo puesto.

Verstappen se pudo permitir hasta un trompo sin consecuencias tras la segunda parada. No tenía rival: Ferrari se había vuelto a pegar un tiro en el pie. En este caso, en los dos. La lluvia amenazó hacia el final pero no llovió hasta el podio. Tampoco parecía que eso habría podido evitar otra victoria del holandés. Ya van ocho esta temporada.

Problemas en Alpine

La carrera de Alpine fue mala. En la salida Ocon le cerró la puerta a Alonso, algo que no gustó en absoluto al asturiano, y todo recordó la batalla de Arabia Saudí. Tras la parada de Ocon, este volvió a concentrarse en tapar a su compañero mientras Ricciardo les pasaba a ambos. Al final, Fernando fue séptimo y Ocon octavo, ambos por detrás del McLaren de Norrisy con la sensación de oportunidad perdida. Los neumáticos duros no les funcionaron y la falta de órdenes de equipo volvió a perjudicar los intereses de la escudería.

Mundial casi sentenciado

Verstappen se va de vacaciones con 80 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado en el Mundial, Charles Leclerc. Sainz ya es quinto tras el podio de Russell en Hungría y Mercedes se acerca a 30 puntos de Ferrari en el Mundial de Constructores. Fiesta en Holanda y en Red Bull. Drama en Ferrari. Ahora un mes de vacaciones hasta el Gran Premio de Bélgica a finales de agosto. Quedan nueve carreras, pero el Mundial parece visto para sentencia.

Temas

0
comentarios

Servicios

  • YoQuieroUno
  • Radarbot
  • Hipoteca
  • Masajeador