Menú

Fórmula 1

Leclerc vuela y logra la pole en la noche de Singapur; Verstappen se queda sin gasolina

El monegasco saldrá por delante de Checo Pérez y Hamilton. Carlos Sainz partirá cuarto y Alonso, quinto. Problemas para Verstappen, octavo.

El monegasco saldrá por delante de Checo Pérez y Hamilton. Carlos Sainz partirá cuarto y Alonso, quinto. Problemas para Verstappen, octavo.
Charles Leclerc celebra la pole lograda en Singapur. | Cordon Press

El monegasco Charles Leclerc (Ferrari) saldrá primero este domingo en la carrera del Gran Premio de Singapur, decimoséptima prueba del Mundial de Fórmula Uno que se disputa en el circuito de Marina Bay, al dominar la calificación por delante del mexicano Sergio Checo Pérez (Red Bull), que arrancará segundo, y del inglés Lewis Hamilton (Mercedes), tercero.

Leclerc ha conseguido la decimoséptima pole de su carrera y la novena del año al cubrir —con neumáticos blandos— los 5.603 metros de la pista singapurense en un tiempo de 1:49.412, siendo sólo 22 milésimas más rápido que Checo y 54 milésimas mejor que Hamilton, en una sesión marcada por las condiciones cambiantes del trazado por la intensa lluvia caída en Singapur.

Y es que los pilotos no pudieron usar neumáticos blancos hasta la Q3 debido a las condiciones cambiantes en una pista, con tramos todavía algo mojados por el diluvio durante la tercera sesión de entrenamientos libres.

Los españoles Carlos Sainz (Ferrari) y Fernando Alonso (Alpine) saldrán cuarto y quinto este domingo en Singapur, por delante del británico Lando Norris (McLaren) y del francés Pierre Gasly (Alpha Tauri).

Antes, en la Q1, todos los pilotos montaron gomas intermedias tras el diluvio de los terceros libres. El trazado seguía algo mojado, sobre todo el inicio del tercer sector, en el tramo del túnel, con una pista muy deslizante que obligó a los pilotos a sacar su mejor nivel al volante, con algunas salvadas a centímetros del muro.

Durante toda la primera tanda, el compuesto intermedio fue el elegido en la parrilla, aunque poco a poco la pista se fue secando y mejorando, conforme pasaban las vueltas. El holandés Max Verstappen (Red Bull) fue el primero en marcar un buen tiempo con 1:54.395, pero muy lejos de los tiempo que se vieron este viernes en los primeros y segundos libres. Leclerc respondió con un crono de 1:54.222, pero el holandés y Hamilton apuraron la tanda para, con las mejores condiciones hasta el momento, ponerse primero y segundo.

En la Q2, Aston Martin se decidió por montar neumáticos blandos, con Leclerc siendo de los más rápidos y consistentes desde el inicio, marcando de primeras un 1:52.343, más rápido que Hamilton y Verstappen. La pista seguía mejorando y secándose, pero en Ferrari no quisieron arriesgarse, con las dos plazas aseguradas para la Q3. La jugada no le salió bien a Aston Martin y Guanyu Zhou, en una tanda en la que George Russell quedó eliminado.

En la sesión definitiva, las dudas con los neumáticos se disiparon, con todos usando la goma blanda salvo Tsunoda y Magnussen, que siguieron con intermedios. Con tiempos algo lentos y discretos en el inicio, el crono fue bajando conforme los pilotos daban giros en el trazado de Marina Bay. Aunque los tiempos definitivos no llegarían hasta después de dos primeras vueltas que sirvieron para calentar y preparar los compuestos.

Verstappen se colocó primero provisionalmente, pero Alonso le arrebató ese primer lugar con un 1:52.520. Justo después, Leclerc bajaba al 1:51, igual que Hamilton, con una pole cambiante solo por milésimas. Todos los pilotos mejoraban sus sectores conforme pasaban las vueltas, pero el reloj apretaba, y parecía que el último en cruzar la línea de meta se quedaría la pole.

Cuando restaban dos minutos, el asturiano era primero, pero a partir de ahí llegó el aluvión del resto de pilotos, con un Sainz —cuarto finalmente—, que fue el primero de los favoritos en ver la bandera de cuadros en la sesión en una mala gestión del tiempo. Leclerc fue el más perfecto en su último intento, con los tres primeros pilotos en cinco centésimas, en su intención de retrasar lo máximo posible el título de Verstappen, que deberá remontar para estar en la cabeza de carrera.

Una calificación marcada en definitiva también por el garrafal error cometido por Red Bull, que obligó a Verstappen a abortar su última vuelta por falta de gasolina. Verstappen, que podría proclamarse matemáticamente campeón en la carrera de este domingo —necesita cruzar la meta primero y sumar el punto extra por vuelta rápida, siempre y cuando Leclerc no acabe entre los siete primeros y Checo Pérez no suba al podio—, partirá finalmente desde la octava posición, justo por delante del danés Kevin Magnussen (Haas), noveno, y el japonés Yuki Tsunoda (Alpha Tauri), que acabó décimo la cronometrada principal.

Temas

0
comentarios