Menú

Fórmula 1

El milagro de un mágico Fernando Alonso y el mensaje de radio de Stroll que deja retratado a Aston Martin

Alonso exprime su Aston Martin al máximo y consigue una increíble sexta posición en Japón. Stroll, completamente indignado pone el grito en el cielo.

Alonso exprime su Aston Martin al máximo y consigue una increíble sexta posición en Japón. Stroll, completamente indignado pone el grito en el cielo.
Alonso hace milagros con su AMR24 | EFE

Fernando Alonso firmó un nuevo milagro en Japón. Siendo el noveno coche por potencial consiguió salir en la quinta posición y acabar sexto. Tras la carrera, el asturiano estaba eufórico: "Es mi mejor carrera desde hace más de un año".

"Seguramente es algo difícil de certificar, pero en mi opinión ésta ha sido mi mejor carrera desde hace al menos un año. Desde entonces, no tenía un fin de semana tan completo como éste", explicó, tras la carrera de este domingo, el doble campeón del mundo asturiano, 32 veces victorioso -de ellas dos en Japón- en la F1, en la que cuenta 106 podios.

"Posiblemente esté entre las cinco mejores carreras que he hecho en mi carrera, pero nadie se acordará de Suzuka 2024, de este sexto puesto de hoy y que hice quinto en la crono del sábado", comentó Alonso, en una segunda juventud a los 42 años, que es octavo en el Mundial, con 24 puntos: 53 menos que el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), que reforzó su liderato logrando su tercera victoria del año, la quincuagésima séptima desde que corre en la F1.

Para poner en contexto la hazaña del asturiano, su compañero de equipo, Lance Stroll, que fue duodécimo, puso el grito en el cielo en plena carrera contra su equipo por el pobre rendimiento en las rectas de su Aston Martin: "Es increíble lo mala que es nuestra velocidad en la recta, parece de otra categoría", se quejaba con amargura el bueno de Stroll.

Alonso, que ya mandó un aviso a navegantes en pretemporada, vuelve a dar un tirón de orejas a la cúpula de Aston Martín: "Está claro que tenemos el quinto coche"

"Red Bull y Ferrari están en otra liga aparte, y Mercedes y McLaren también están delante de nosotros. Así que nuestra posición natural es la novena y la décima, en cada crono y en cada carrera", afirmó el genial piloto asturiano

"Hicimos un quinto ayer, que fue un pequeño milagro; y un sexto hoy, que fue un gran milagro. Tendré esta carrera siempre en mi memoria, pero será abandonada por el público en general en dos o tres días", comentó el ovetense, que admitió que le ofrecía su DRS al australiano Oscar Piastri (McLaren), octavo al final, para protegerse de esa forma de un hipotético ataque final del inglés George Russell (McLaren), que cruzó la meta en séptima posición.

Alonso, pletórico, tuvo tiempo para tirar de ironía tras su injustificable sanción en Australia:
"No sé qué decir, porque después de lo de Australia (donde fue sancionado con veinte segundos de penalización, que le hicieron perder dos puestos, para acabar octavo) igual me descalifican para el resto del campeonato", bromeó Fernando. "Pero está claro que teniendo a Piastri detrás, era una manera de defenderse de Russell", admitió, acto seguido.

"Seguramente quitaba un poco de batería en la última recta, para que Piastri se acercara a un segundo. Creo que también lo utilizaba Carlos (Sainz, de Ferrari) el año pasado en Singapur, para darle DRS al segundo y protegerse del tercero. Es una cosa normal, que hacemos en las carreras", comentó Alonso después de completar otra gran actuación, optimizando los recursos de su AMR24 para acabar sexto en Japón.

Temas

0
comentarios