Menú

Cristiano se echa el equipo a la espalda, dentro y fuera del terreno de juego

El portugués también luce galones a la hora de pedir la unidad del madridismo y dar un rapapolvo a Sara Carbonero por sus polémicas declaraciones.

0
El portugués también luce galones a la hora de pedir la unidad del madridismo y dar un rapapolvo a Sara Carbonero por sus polémicas declaraciones.
Cristiano Ronaldo celebra un gol con el Real Madrid. | Archivo

José Mourinho hará esta noche varias rotaciones en el once ante el Sevilla. Un partido que servirá de banco de pruebas de cara a la importante cita del próximo miércoles contra el Manchester United en el Santiago Bernabéu, en la ida de octavos de final de la Champions. Pero quien seguro jugará ante los andaluces es Cristiano Ronaldo. Nunca se borra el portugués ni tampoco le borra Mourinho.

Atrás ha quedado la bronca que ambos mantuvieron en el vestuario del Bernabéu después del duelo de ida de cuartos de final de la Copa del Rey que los blancos le ganaron al (2-1). Corrieron ríos de tinta acerca de aquella riña, destapada en su día por el portal Sportyou.

Fue a mediados de enero, cuando Ronaldo estaba en un momento de forma espectacular tras haber marcado cinco goles en dos partidos: dos a la Real Sociedad (4-3) y tres al Celta (4-0). Diez días después, ante el Getafe (4-1), repitió hat-trick. Tres goles en apenas diez minutos. Con la visita del Barça al Bernabéu en la Copa (1-1) se cerraba un mes de enero de ensueño para el portugués en lo deportivo con diez tantos en ocho encuentros.

Cristiano también ha podido lucir ya el brazalete de capitán en partido oficial. Fue el pasado 6 de enero, ante la Real, debido a la suplencia de un Iker Casillas que a los siete minutos tuvo que saltar al campo tras la expulsión de Adán.

Pero los galones los demuestra también el luso fuera del terreno de juego. Tres días después del duelo ante el conjunto txuri-urdin, CR7 se erigió en uno de los grandes líderes del equipo con unas declaraciones en las que pedía la unidad de todos los estamentos del madridismo. "Hay que animar y no silbar. Ya basta porque los jugadores también sentimos dentro del campo cuando no apoyan al entrenador. Vamos a ayudar y a estar juntos", dijo en zona mixta del Bernabéu tras marcarle tres goles al Celta y clasificar a su equipo para cuartos de la Copa.

Además, Cristiano no se ha mordido la lengua a la hora de responder a Sara Carbonero, después de que la periodista y novia de Casillas afirmara recientemente, durante su intervención en un programa deportivo de la cadena mexicana Televisa, que "es vox pópuli que los jugadores del Real Madrid no comulgan para nada con Mourinho".

"Las cosas del vestuario se deben quedar en el vestuario", dijo Ronaldo en unas declaraciones recogidas el pasado jueves por el diario As, dos días después de cumplir 28 años. "Es un tema un poco delicado y creo que es algo que no se debe hacer", añadió el luso, dejando claro no obstante que "cada uno se manifiesta como quiere y dice lo que piensa".

Este liderazgo, tanto dentro como fuera de los terrenos de juego, le llevan a Cristiano Ronaldo a ganarse la renovación con el club, adelantada en su día por el periodista Sergio Valentín en los micrófonos de esRadio. Posiblemente sea por tres temporadas más, a razón de unos 15 millones de euros anuales netos, lo que le convertiría en el tercer futbolista mejor pagado del mundo sólo por detrás de Samuel Eto'o y Leo Messi –actualmente ocupa el décimo puesto en esa clasificación-.

Desde luego que Cristiano se ha ganado la renovación al alza, aunque aún hay que esperar para saber si finalmente se produce. Todo apunta a que sí, mientras los nuevos clubes ricos de Europa (Manchester City, Chelsea, París Saint-Germain....) se frotan las manos. Por si al jugador se le ocurriera decir que no al Madrid...

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios