Menú

El Madrid se jugará la temporada en una semana

Los blancos tienen dos fechas señaladas en rojo en el calendario: 26 de febrero y 5 de marzo. Entre medias, un clásico liguero en el Bernabéu.

0
Los blancos tienen dos fechas señaladas en rojo en el calendario: 26 de febrero y 5 de marzo. Entre medias, un clásico liguero en el Bernabéu.

El empate a un gol contra el Manchester United no es un buen resultado, se diga lo que se diga, aunque no está todo visto para sentencia. Old Trafford es un estadio que se le da bien al Real Madrid, pues allí firmó grandes gestas en el pasado: el 19 de abril de 2000 se impuso por 2-3 con un doblete de Raúl y un taconazo maravilloso de Redondo; tres años después, el 23 de abril de 2003, el equipo entonces dirigido por Vicente del Bosque cayó por 4-3 con un hat-trick de Ronaldo, pero se clasificó para semifinales de la Champions.

Los blancos volverán el próximo 5 de marzo al Teatro de los Sueños, donde deberán ganar –o empatar a dos o más goles– para sellar su pase a cuartos de la máxima competición europea.

Será la última estación de una semana de infarto que arrancará el 26 de febrero en el Camp Nou con el partido de vuelta de semifinales de la Copa del Rey. Como ya hizo hace un año, con la victoria por 1-2 que le permitió meterse el título liguero en el bolsillo, el equipo de Mourinho espera volver a imponerse en la Ciudad Condal. El 1-1 de la ida da una ligera ventaja a los culés, pero el Madrid suele mojar en los últimos clásicos que juega a domicilio.

Cuatro días después, el sábado 2 de marzo a las cuatro de la tarde –Jaume Roures se ha vuelto a salir con la suya–, el Santiago Bernabéu acogerá otro clásico, esta vez de Liga. Un partido mucho menos trascendente que el de Copa porque la competición doméstica parece sentenciada a favor de los azulgranas desde hace varias jornadas. Eso sí, los blancos quieren ganar básicamente por dos cosas: por orgullo y porque se juegan la segunda plaza, actualmente en poder del Atlético con una ventaja de cuatro puntos sobre el vecino de la capital.

Tres días después llegará la segunda gran prueba de fuego para el madridismo con el duelo de vuelta de octavos de final de la Champions. Como en la Copa, los blancos están obligados a marcar en Old Trafford para mantener vivo el sueño de la Décima. Recurriendo al topicazo, el Madrid necesita invocar el espíritu de Redondo.

Porque los blancos se juegan la temporada en ocho días, entre finales de febrero y primeros de marzo. Demasiado pronto, quizá, para un equipo acostumbrado a jugarse las habichuelas en abril y mayo. Pero ésta es la realidad que le ha tocado vivir al madridismo en este curso que, de momento, se escribe con renglones torcidos.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios