Menú

La burbuja del fútbol comienza a peligrar

A las grandes operadoras no les sale rentable retransmitir partidos y negocian una rebaja en los derechos de televisión.

0

Hasta ahora, los clubes de fútbol se permitían fichajes millonarios y presupuestos ficticios basados en los derechos de televisión, pero las operadoras van a comenzar a cortar el grifo. Retransmitir partidos ya no sale rentable y la consecuencia inmediata es que la estructura del fútbol en España debe cambiar.

Los equipos se han acostumbrado a vivir de los ingresos que les reportan estos derechos, pero esta situación, la nueva gran burbuja, se está tambaleando. Las televisiones no pueden seguir pagando las cifras que se manejaban hasta ahora. La gallina de los huevos de oro está enferma y el desenlace no se augura lejano. Si las televisiones dejan de ingresar a los clubes estas cantidades, los equipos más modestos no podrán competir en el mercado de fichajes al ritmo actual y la sensación de que hay dos Ligas, será aún mayor.

La inversión que realizan los grandes grupos como son Prisa y Mediapro no se rentabiliza con el incremento del número de abonados. El grupo que preside Juan Luis Cebrián mejoró un 30 por ciento la oferta de Mediapro para llevarse consigo a diez clubes y ahora se las ve y las desea para pagar. De hecho, está negociando la rebaja del contrato con el Atlético de Madrid, Celta de Vigo, Getafe, Osasuna, Espanyol, Mallorca, Athletic, Zaragoza y Real Sociedad.

La editora del País se está sentando con cada club de forma individual y, según apuntan varios medios especializados en economía, propone alternativas tales como rebajar los presupuestos, eliminar complementos o aplazar los pagos. En estos momentos, ha de ingresarles 258 millones de euros. Además, adeuda 420 millones a Mediapro. Prisa no contaba con que, a pesar de que los enfrentamientos del Real Madrid y el Barcelona no se vean en abierto, las altas no hayan aumentado.

Para estos equipos, que ya contaban con ese dinero, supone un grave problema de liquidez que pone en peligro hasta el pago de las nóminas. Hasta ahora, los clubes han dependido de estos ingresos y, si en la actualidad son muchos los que están al borde de la bancarrota, la situación se agravaría. La deuda de los clubes de fútbol de España superan los 750 millones de euros a fecha de marzo de 2012, según el Gobierno.

Pero hay una diferencia abismal entre grandes y pequeños. El presupuesto en derechos que reciben azulgranas y merengues roza los 110 millones de euros al año frente a los 15 de los clubes menos mediáticos. La Liga española es de las únicas de Europa que negocia de forma individual estos contratos. Para muchos, la solución está en firmar acuerdos conjuntos y así equiparar las fuerzas.

Pero a pesar de que el Real Madrid y el Barcelona sean los clubes que más reciben en este concepto, tienen un gran agujero negro. Por ejemplo, el club blanco confirmó a través de un comunicado que su deuda neta era de 170 millones de euros, una cantidad que equivale a la deuda acumulada por todos los equipos de la Bundesliga.

En Deportes

    0
    comentarios