Menú

Benzema, cazado a 216 kilómetros por hora

La DGT y la Guardia Civil desmienten a esRadio que existiera además un Porsche en renting del Madrid circulando a casi 260 km/h.

0
La DGT y la Guardia Civil desmienten a esRadio que existiera además un Porsche en renting del Madrid circulando a casi 260 km/h.

Karim Benzema fue cazado en la madrugada del pasado 3 de febrero por un radar de la M-40 cuando circulaba a 216 kilómetros por hora en un tramo limitado a 100, según ha confirmado la Dirección General de Tráfico El Real Madrid había jugado horas antes ante el Granada en Los Cármenes, donde perdió 1-0 con un gol en propia puerta de Cristiano Ronaldo.

El Audi que conducía el francés fue cazado por una cámara de Tráfico en el término municipal de Pozuelo de Alarcón.

En principio se habló de que el radar detectó otro vehículo conduciendo por la M-40 a 256 por hora. Se trataba de un Porsche en renting del Madrid, del que se desconocía la identidad del conductor, pero fuentes de la Dirección General de Tráfico han desmentido a esRadio esta información.

Benzema estaba citado este pasado martes para declarar ante el juez por un delito contra la seguridad vial, pero el juicio se ha retrasado debido a la convocatoria del delantero francés para disputar el partido de vuelta de semifinales de la Copa del Rey frente al Barcelona en el Camp Nou (1-3).

El jugador galo se enfrenta a una posible pena de prisión de tres a seis meses de duración, la opción más dura, o bien a una multa económica de seis a 12 meses. Dentro de unas semanas, deberá acudir a un juicio rápido en el Juzgado número 2 de Pozuelo de Alarcón.

No es la primera vez que Benzema tiene problemas con los coches. En noviembre de 2009 salió ileso de un accidente tras estampar un Audi Q7 contra un árbol en La Finca tras un partido contra el Barcelona. Unas semanas después, el 24 de diciembre de ese año, el delantero también se vio inmerso en un percance de tráfico en la Isla de Reunión cuando iba acompañado del rapero Rohff en un deportivo.

En junio de 2011, la policía local de Ibiza multó al jugador por conducir de forma temeraria un Porsche por el centro de la ciudad y el puerto en una carrera ilegal en la que participaron un Ferrari y un Lamborghini. Benzema fue sancionado con 250 euros y pagó ese dinero al contado.

Pararon a otros dos jugadores

Asimismo, la Guardia Civil paró a otros dos jugadores del Real Madrid en el control rutinario instalado en la autopista M-40 en que fue pillado Benzema, aunque a diferencia del delantero, ambos conducían a una velocidad correcta. La Dirección General de Tráfico no ha revelado la identidad de estos dos jugadores.

En Deportes

    0
    comentarios