Menú

Europa League

El Levante mereció más ante un indolente Rubin Kazan

El equipo valenciano dominio el encuentro de principio a fin ante un rival que sólo dio sensación de peligro en los cinco últimos minutos.

0
El equipo valenciano dominio el encuentro de principio a fin ante un rival que sólo dio sensación de peligro en los cinco últimos minutos.

El Levante mereció más que el empate sin goles con el que se resolvió su partido de ida de los octavos de final de la Liga Europa ante el Rubin Kazan tras un partido que dominio de principio a fin ante un rival indolente que sólo dio sensación de peligro en los cinco últimos minutos.

El Levante salió con su equipo de gala y pronto se hizo con el control del balón. A los tres minutos el equipo valenciano ya había estrellado la pelota en el larguero en un cabezazo de Ballesteros tras un saque de esquina de Barkero.

Ante el claro dominio del centro del campo del equipo de Juan Ignacio Martínez, el conjunto ruso se pertrechó bien atrás y, tras las primeras ocasiones, el Levante no volvió a gozar de buenas oportunidades de gol hasta el final de este periodo frente a un rival agazapado y a la espera de poder lanzar un contragolpe con el que sorprender a los locales.

El venezolano José Salomón Rondón tuvo la mejor ocasión para adelantar al conjunto ruso, en una acción en la que un buen pase de Eremenko llegó al internacional venezolano, quien tras superar a Ballesteros se quedó con poco ángulo y su disparo lo atajó el guardameta costarricense Keylor Navas en su primera acción destacada de la noche (minuto 35).

El partido llegó al descanso con el Levante como dominador del juego pero sin hacer efectiva en los metros finales su mayor posesión de balón frente al entramado defensivo ruso, ni siquiera en la última acción de este primer tiempo, en la que un centro de Pedro López fue rematado de cabeza por Michel, pero que el meta Ryzhikov salvó milagrosamente.

El encuentro se revolucionó en los primeros compases del segundo tiempo, con una expulsión en cada bando separadas tan sólo por dos minutos. Primero se fue a la calle el argentino Cristian Ansualdi al ver su segunda cartulina amarilla en el minuto 52, pero acto seguido Michel vio la tarjeta roja directa por una fuerte entrada a Karadeniz.

El equipo de Juan Ignacio Martínez tocaba el balón en el centro del campo ante un equipo que acumulaba jugadores frente a su área para dificultar la movilidad del balón de los españoles y sobretodo tratar de alejar al máximo el peligro de la meta de Ryzhikov, que se volvió a emplear a fondo ante un lanzamiento del nigeriano Martins desde dentro del área tras una brillante jugada levantinista.

0
comentarios

Servicios