Menú

Europa League

El Rubin Kazan elimina al Levante de la Liga Europa en la prórroga

Los goles de Rondón y Dyadyun en la prórroga han dado la victoria al conjunto ruso, que se clasifica para cuartos de final.

0
Los goles de Rondón y Dyadyun en la prórroga han dado la victoria al conjunto ruso, que se clasifica para cuartos de final.
Rondón se lleva un balón por alto ante Ballesteros y Diop. | EFE

El Rubin Kazan se ha convertido en el verdugo de los equipos españoles en la Liga Europa. Después de dejar en la cuneta al Atlético de Madrid, el conjunto ruso también ha echado de la competición al Levante, al que se ha impuesto por 2-0 en la vuelta de octavos de final, merced a los tantos de Salomón Rondón y Dyadyun en la prórroga. El equipo de Juan Ignacio Martínez dice así adiós al sueño continental. Después del empate sin goles de la ida, los granotas forzaron el tiempo extra en un Luzhniki vacío, a una gélida temperatura y bajo la nieve, pero tras 90 minutos sin goles se vieron superados por un adversario más fresco físicamente.

Había expectación por ver a este Levante en su primer partido sin Obafemi Martins, que esta semana se ha desvinculado del club para fichar por el Seattle Sounders de la MLS estadounidense. Y lo cierto es que su sustituto, el italiano Acquafresca, ha demostrado no estar a la altura del nigeriano. Al menos por lo visto esta noche sobre el césped moscovita. Fue el principal cambio en el once de Juan Ignacio Martínez, que tampoco pudo contar con Míchel, mientras que Kurban Berdiev afrontaba el choque sin César Navas y Ansaldi, ambos sancionados.

Gélida temperatura, gélida grada

Los dos equipos salieron fríos al Luzhniki y trataron de entonarse con el paso de los minutos, aunque la gélida noche no estaba para demasiadas florituras. Juanfran protagonizó un par de sustos seguidos al comienzo –primero al llevarse un balonazo en el rostro y luego al sufrir un encontronazo con Eremenko que le dejó la rodilla tocada–, pero pudo acabar el partido cuando muchos ya se temían lo peor.

El excesivo respeto mutuo presidió el inicio del choque y el Rubin Kazan fue el primero en presentarse en el área rival, primero con un remate de volea de Rondón que salió muy desviado, mientras que el Levante trataba de responder con tímidos remates lejanos de El Zhar, uno de sus hombres más destacados en la primera mitad. Sin llegar a crear demasiado peligro, era el conjunto de Berdiev el que más ganas le ponía en ataque, como con un disparo raso de Natcho que atrapó Keylor Navas. Pero más clara fue la ocasión que tuvo Karadeniz, superada la primera media hora, con un intento de vaselina que se marchó arriba tras una buena pared con Eremenko.

También lo intentó Pablo Orbaiz, en la última acción de la primera mitad, con un remate raso que la zaga levantinista despejó a córner con muchos apuros. Se veía mejor al Rubin frente a un rival que no lograba arrancar y que perdía balones con mucha facilidad.

El Levante mejora con Valdo

El inicio de la segunda parte no cambió demasiado el decorado: el conjunto tártaro, con Eremenko y Natcho como sus futbolistas más destacados, trató de inquietar a un Levante bien plantado en defensa pero que apenas lograba salir de la cueva. Afortunadamente para el cuadro español, el panorama mejoró con la entrada al campo de Pedro Ríos y, especialmente, Valdo, éste por un Acquafresca que fue una auténtica isla arriba porque apenas recibió balones. Pero más aún se echaba en falta a Barkero, el hombre con más calidad en la plantilla granota. La pelota apenas pasó por los pies del futbolista guipuzcoano y eso lo acabaría pagando caro su equipo.

Quien sí apareció fue Keylor Navas con dos paradas de mucho mérito en la recta final de la segunda parte: primero al desviar un disparo lejano de Natcho y luego luciéndose ante un cabezazo a bocajarro de Rondón. El ex del Málaga apareció lo justo, pero cada vez que lo hizo fue para llevar mucho peligro sobre el marco defendido por el costarricense. Un disparo desde el pico del área de Christian Lell –notable partido del lateral alemán, exjugador del Bayern– fue de lo poquito que ofreció el Levante en ataque.

El Rubin impone su físico en la prórroga

El partido tenía una pinta tremenda de prórroga y, efectivamente, se acabó llegando a ese tiempo suplementario, en el que el Rubin Kazan mostró ser superior físicamente. La sensación era que el equipo que marcara un gol, se acabaría llevando el gato al agua. Y el que hizo diana fue el conjunto ruso. A los diez minutos de la prórroga, Natcho sirvió un centro medido al punto de penalti que Rondón, anticipándose a Ballesteros, se encargó de rematar a la red.

Mazazo para el Levante, que en la segunda parte trató de sorprender con un disparo lejano de Ballesteros ante el que se lució Ryzhikov. No llegó la igualada y sí la sentencia rusa, sólo un minuto después, con el tanto de Dyadyun. El delantero, que entró por un desangelado Kasaev, controló un saque en largo con la mano de su portero, se marchó de Diop y se plantó ante Keylor para definir con mucha calidad y hacer subir el 2-0 al marcador. Ahí se terminaba definitivamente el sueño de un Levante que se despide de Europa con la cabeza alta.


Ficha técnica

Rubin Kazan, 2: Ryzhikov; Kuzmin, Sharonov, Marcano, Kaleshin; Orbaiz, Natcho; Eremenko; Kasaev (Dyadyun, m.101), Karadeniz (Kysliak, m.116); y Rondón
Levante UD, 0: Keylor Navas; Lell, David Navarro, Ballesteros, Juanfran; El Zhar (Pedro Ríos, m.75), Diop, Iborra, Rubén (Juanlu, m.91); Barkero; y Acquafresca (Valdo, m.65)

Goles: 1-0, m.99: Rondón; 2-0, m.111: Dyadyun
Árbitro: Alexandar Stavrev (Macedonia). Mostró tarjeta amarilla a Kaleshin (m.78) y Eremenko (m.108), del Rubin Kazan
Incidencias: Partido de vuelta de octavos de final de la Liga Europa disputado en el estadio olímpico de Luzhniki, en Moscú, ante cerca de un millar de espectadores

0
comentarios

Servicios