Menú

Mundial de Brasil 2014

España no pasa del empate con Finlandia y se complica el camino al Mundial

Los campeones del mundo no han podido ganar al equipo que ocupa el puesto 87 en el ranking FIFA y ceden a Francia el liderato del grupo.

8
Tangana al final del partido en El Molinón. | EFE

Varapalo en Gijón. El estadio de El Molinón, talismán para una selección española que aún no conoce allí la derrota, vistió sus mejores galas, preparado para vivir una noche de fiesta. Pero lo que ha acabado probando es el amargo sabor de la hiel con este empate ante Finlandia (1-1). El conjunto nórdico, situado en el puesto 87 del ranking FIFA, a años luz de la elite, complica así la existencia a los campeones del mundo y de Europa, que están obligados a ganar el próximo martes en París a una Francia que no ha fallado en su compromiso ante Georgia (3-1).

Después de una primera parte sin goles, Sergio Ramos, en su partido número 100 como internacional absoluto, adelantó a España con un remate de cabeza. Un tanto marca de la casa. Los pupilos de Vicente del Bosque rondaron el segundo gol, pero lo que acabó llegando fue el 1-1, a la postre definitivo, obra de Pukki al aprovechar uno de los pocos despistes de la defensa local. Los españoles buscaron la victoria, pero se estrellaron con el muro nórdico y ahora les puede salir muy cara esta monumental pájara.

Como se preveía, Del Bosque apostó por un ataque formado por Silva, David Villa y Cesc Fábregas -jugó como falso nueve-, por delante de Busquets, Santi Cazorla e Iniesta. En total, siete jugadores del Barcelona en el once español por dos del Real Madrid. En Finlandia destacaba la presencia de Roman Eremenko, centrocampista del Rubin Kazan, y Moisander, central del Ajax, además de dos futbolistas que militaron en la Liga española: Raitala, ex de Osasuna, y Temo Pukki, quien vistió la camiseta del Sevilla.

Posesión escandalosa

En lo que tampoco hubo sorpresas fue en el desarrollo del partido. Desde el inicio se vio a España con una posesión del balón de escándalo, superior al 80 por ciento, ante un rival ultradefensivo que se dedicó a encerrarse en su área. Ante la ausencia de los cerebros Xabi Alonso y Xavi Hernández, fue Iniesta quien asumió el mando del equipo español. El de Fuentealbilla fue el jugador que más arriesgaba en el pase, tratando de encontrar algún hueco con pases casi imposibles, pero los de casa se estrellaban contra una muralla una y otra vez. España lo hacía casi todo bien, pero le faltaba acierto en el último pase.

Porque los campeones lo intentaron por todos los medios: por arriba, por las bandas, con balones interiores. Pero no había manera. A diferencia de partidos anteriores, España sí se atrevía a chutar a puerta, con Santi Cazorla pidiendo la pelota para probar fortuna desde fuera del área, pero el muro era imposible de derribar. El jugador del Arsenal, otro asturiano más en la teórica fiesta de El Molinón, tuvo una de las mejores ocasiones, mediada la primera parte, pero su disparo fue desviado por Maenpaa.

Volvió a aparecer el meta finlandés en la recta final del primer tiempo, esta vez para lucirse a un tiro lejano de Iniesta que llevaba marchamo de gol. Pero el 0-0 seguía campeando en el marcador de El Molinón.

Ramos abrió la lata

Del Bosque reaccionó tras el descanso y metió en el campo a Pedro, que venía en plena racha goleadora con la selección -nueve tantos en siete partidos-, en sustitución de Cazorla con la intención de abrir el campo. Pero no fue el extremo canario del Barcelona quien abrió la lata, sino Sergio Ramos. El sevillano, todo pundonor, se elevó ante la defensa nórdica para rematar de cabeza un saque de esquina y batir a un Maenpaa que se quedó haciendo la estatua.

El tanto hacía justicia al juego español, que salió más enchufado al inicio de la segunda parte. Y fueron a por más los campeones, especialmente con dos ocasiones más de un Ramos que quería celebrar el centenario por todo lo alto. Mientras tanto, en París, la selección francesa iba ganando con holgura a Georgia, amenazando a España en la lucha por el liderato de grupo.

Con Negredo y Mata en el campo, al que habían entrado en sustitución de Villa y Cesc, España metía más mordiente en el ataque, pero lo que acabó llegando fue el gran disgusto de la noche. A los 79 minutos, Ring aprovechó un error de la defensa para conducir la pelota por la izquierda y ponerla al corazón del área, donde llegó solo Temo Pukki para batir por raso a Valdés, titular en la portería española ante la ausencia de Iker Casillas.

Una bofetada en toda regla. Quedaba tiempo por delante para ir a por el gol de la victoria, pero a España le entraron las prisas y fue con más corazón que cabeza. Aún así, dispuso de buenas ocasiones para haberse adelantado nuevamente en el marcador -un cabezazo de Negredo que salió desviado o un remate a bocajarro del propio delantero vallecano en boca de gol que se fue por encima del larguero-, pero el gol no llegó y España acabó sufriendo un tropiezo que le complica el camino hacia Brasil 2014.

Toca ahora machada el martes en Saint Denis ante una selección francesa que ya amargó la fiesta hace cinco meses en el Vicente Calderón (1-1).


Ficha técnica

España, 1: Valdés; Arbeloa, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Cazorla (Pedro, m.46), Iniesta; Silva, Villa (Negredo, m.65) y Cesc Fàbregas (Mata, m.73)
Finlandia, 1: Maenpaa; Raitala, Moisander, Toivio, Arkivuo; Tainio (Sparv, m.68), Roman Eremenko, Ring; Hetemaj, Hamalainen y Pukki (Halsti, m.93)

Goles: 1-0, m.49: Sergio Ramos; 1-1, m.79: Pukki
Árbitro: Ovidiu Alin Hategan (Rumanía). Mostró tarjeta amarilla a los finlandeses Maenpaa (m.84) y Moisander (m.90), así como al español Silva (m.90)
Incidencias: Partido de la fase de clasificación para el Mundial de Brasil 2014 disputado en el estadio de El Molinón ante unos 30.000 espectadores. Lleno. Finlandia portó brazaletes negros en memoria del exfutbolista Kai Pahlman

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation