Menú

El Celta impone a Iago Aspas y Hugo Mallo la sanción más grande que contempla el reglamento

El presidente Carlos Mouriño pide pasar página a los sucesos y centrarse en un objetivo de salvación "tremendamente complicado".

Libertad Digital
2
El presidente Carlos Mouriño pide pasar página a los sucesos y centrarse en un objetivo de salvación "tremendamente complicado".
Iago Aspas y Hugo Mallo, futbolistas del Celta de Vigo.

El presidente del Celta de Vigo, Carlos Mouriño, ha anunciado que los futbolistas Iago Aspas y Hugo Mallo serán castigados con la sanción "más grande" que contempla el régimen interno del club por su comportamiento durante el derbi gallego contra el Deportivo en La Coruña disputado el pasado 16 de marzo en el estadio de Riazor (3-1).

"Son incidentes extradeportivos que el club no pasa por alto, y por eso va a aplicar la sanción más alta que permite el reglamento interno a los dos futbolistas. Al mismo tiempo damos por zanjado este asunto porque los dos jugadores ya pidieron perdón, ahora tenemos que centrarnos en el tema deportivo", afirmó Mouriño.

En su comparecencia ante los medios de comunicación, el máximo accionista del Celta admitió que la imagen del club quedó "dañada" por la actitud de ambos jugadores, especialmente de Hugo Mallo, pero al mismo tiempo abogó por "pasar página" y dar "un voto de confianza" a ambos jugadores. "La imagen del club ha quedado dañada, pero es una página pasada y creo que los muchachos ya están arrepentidos de ese comportamiento. Esperemos que todo lo sucedido le ayude a madurar porque son jugadores muy jóvenes", indica.

Iago Aspas ha vuelto a centrar la atención informativa del Celta esta semana por unas declaraciones de su hermano y agente, Jonathan, quien, en una entrevista radiofónica, señaló que el goleador celeste estaba en negociaciones con el Valencia para jugar la próxima temporada en Mestalla.

Al ser preguntado por este asunto, Mouriño reconoció que hubo "contactos" con el conjunto ché, pero negó que ambos clubes hayan acordado su salida al final para el final presente curso. "Contactos hubo desde diciembre, pero esto es sencillo. O se paga la cláusula o no se paga. Nosotros creemos que el valor de Iago no depende de si el Celta está en Primera o en Segunda. Si no hay nadie que pague su cláusula, Iago seguiría aquí porque es un jugador importante para el club independientemente de que nos dé algún disgustillo", aseguró.

Además, el presidente del Celta también desmintió que el club tuviese conocimiento de un preacuerdo entre el jugador y el Valencia: "Si el Celta tuviese una copia de ese preacuerdo estaría obligado a denunciarlo porque no es legal que un jugador con contrato firme con otro club. No tenemos esa copia ni sabemos si existe".

Mouriño desveló también que el club se ha gastado esta temporada 4,4 millones de euros en fichajes, de los que ya ha pagado más de la mitad -exactamente 2.457.000 euros-, y adelantó que la deuda concursal al final del curso quedará fijada en 14 millones de euros.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation