Menú

Borja Valero se vuelve a quedar a segundos de la Champions

El futbolista español, que ha enamorado este año en la Fiorentina, se queda por segunda vez a segundos de entrar en la Champions.

0
El futbolista español, que ha enamorado este año en la Fiorentina, se queda por segunda vez a segundos de entrar en la Champions.
Borja Valero se lamenta durante un partido con la Fiorentina.

Borja Valero es uno de los mejores centrocampistas españoles. Lleva tiempo demostrándolo, tanto en España como en Inglaterra. Y ahora, en Italia. Sus prestaciones le han valido el interés de la selección española e incluso, afirman, el del Real Madrid, que sigue su estela pendiente de la llegada de Ancelotti. Pero junto a su indudable calidad, al futbolista formado en la cantera blanca le persigue una especie de maldición con la Copa de Europa.

Robo a la Fiorentina

Ayer terminaba la liga italiana. Y la Fiorentina, el equipo en el que recaló Borja Valero el pasado verano, llegaba a la última jornada con opciones de clasificarse para la Champions, confirmándose como la gran revelación de la temporada en el calcio y uno de los equipos que mejor fútbol practica de toda Europa.

Para ello, necesitaba vencer en Pescara (lo hizo 1-5) y que el Milan no ganara en casa del Siena. Los toscanos se adelantaron en el marcador, completaron un gran encuentro, vieron cómo no les señalaban un penalti muy claro a su favor... y se llegaba a la recta final con el 1-0 y, por tanto, con la Fiorentina en Champions.

Sin embargo, en el 85, el colegiado Mauro Bergonzi señaló como pena máxima una falta inexistente sobre Balotelli que transformó el delantero italiano, y dos minutos después Mexes le daba la vuelta al marcador, clasificando al Milan para la Champions y dejando a la Fiore a tres minutos de conseguirlo, en lo que ha sido considerado por la prensa italiana como un escándalo.

En el último segundo

Peor le fue aún la cosa a Borja Valero en Mallorca en 2010. En una campaña histórica bajo las órdenes de Manzano, el conjunto bermellón, que contaba con jugadores como Ramis, Mario Suárez, Aduriz o Webó, estuvo luchando para la Champions hasta el último segundo.

Después de convertir Son Moix en un fortín –ganó todo excepto ante Barça, Madrid, Sevilla y Málaga- llegó a la última jornada pendiente del Almería-Sevilla. Si el Mallorca ganaba y los hispalenses no lo hacían, terminaba cuarto y, por tanto, se clasificaba para la Champions.

El Mallorca ganó (2-0 al Espanyol) y el Sevilla empataba a dos en Almería...hasta el último segundo. Cuando se cumplía el cuarto minuto de añadido que había decretado el colegiado Rodri –del que poco más se ha sabido desde entonces– marcó el 2-3, dejando fuera de la Copa de Europa por segundos al Mallorca y a Borja Valero, que ya estaban con las botellas de champán sobre el césped.

Paso fugaz con el Villarreal

Borja Valero pudo desquitarse con el Villarreal dos años después. Aunque sólo relativamente. Porque el conjunto amarillo jugó la Champions, sí, pero perdió los seis partidos que disputó (ante Bayern Munich, Nápoles y Manchester City) y se marchó con más pena que gloria de la competición.

Ahora, Borja Valero ve cómo se le vuelve a escapar la Champions de delante de las narices. Sin duda, su calidad, que le ha valido para estar considerado entre los mejores extranjeros del fútbol italiano, y su maestría bien merecen participar en la mejor competición futbolística del planeta. Quizá lo consiga el año próximo, con un proyecto que suena apasionante en la Fiorentina. O, quizá, quién sabe, lo haga ya esta próxima temporada vestido de blanco. Seguro que a Ancelotti no le importaría.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios