Menú

Neymar se suma a la lista de fichajes que han enfrentado a Madrid y Barça

Desde Di Stéfano, que provocó un cisma entre los dos clubes, hasta Neymar, varios han sido los jugadores que han enfrentado a blancos y culés.

0

Neymar. El deseado. Después de muchos meses de culebrón, la estrella de la selección brasileña se ha decidido a dar por fin el salto y recalar en el fútbol europeo. El Santos ha intentado retenerlo, pero su sino parece estar en el Barcelona. En las próximas horas se hará oficial su fichaje por la entidad azulgrana a cambio de unos 40 millones de euros.

El Real Madrid, en un impulso de Florentino Pérez para tratar de devolver la ilusión de la afición tras una temporada aciaga –que concluye con el adiós de José Mourinho–, también ha intentado sin éxito su fichaje. La oferta blanca al Santos era mayor que la del Barça, pero la existencia de un acuerdo previo entre el jugador y el club catalán, que adelantó 10 millones al jugador, terminará por llevar al brasileño al Camp Nou.

Lo cierto es que el de Neymar no es el único fichaje que ha enfrentado a Madrid y Barça. Otros futbolistas como Di Stéfano, Karembeu, Beckham y, más recientemente, Cesc Fábregas también han provocado algo más que un tira y afloja entres los dos grandes del fútbol español.

Alfredo Di Stéfano

El de la Saeta Rubia ha sido posiblemente el fichaje más polémico de la historia del fútbol español. El delantero hispano-argentino, prácticamente un desconocido en España hasta entonces, causó auténtico furor durante un amistoso Real Madrid-Millonarios de Bogotá jugado en el Santiago Bernabéu en 1952. Los blancos pasaron rápidamente a la acción y el club colombiano anunció el traspaso del jugador al Real Madrid el 24 de julio de 1953 por 89.000 pesos.

Mientras tanto, el Barça, con el mítico José Samitier como secretario técnico, había negociado con el Millonarios y el River Plate argentino –el anterior club de Di Stéfano– el fichaje del delantero. Fue entonces cuando surgieron los problemas para el traspaso, ya que los derechos pertenecían a Millonarios hasta el 1 de enero de 1955, y el Barcelona se negó a negociar con los colombianos.

Casi un mes después de que el Madrid hubiese anunciado oficialmente el pago del fichaje a Millonarios, en agosto de 1953, el Barça emitió un comunicado en el que anunciaba que había alcanzado un acuerdo con River para el fichaje de Di Stéfano.

Ante todo el revuelo que se montó, tuvo que intervenir la Federación Española de Fútbol para solucionar el caso, dictando una solución salomónica: Di Stéfano jugaría cuatro temporadas en España, dos en el Real Madrid y dos en el Barcelona. Pero los catalanes acabaron renunciando a todos los derechos sobre Di Stéfano en favor del Madrid, que le abonó el dinero adelantado a River y pagó el resto del traspaso al club argentino, como anteriormente había hecho con Millonarios. Así fue como se concretó el fichaje, ya definitivo, de La Saeta Rubia por el Madrid, club con el que debutó en septiembre de 1953 en un partido ante el Nancy francés (derrota por 4-2).

Christian Karembeu

En 1997, la enemistad entre Madrid y Barça se hizo una vez más patente con Karembeu. El fichaje del francés, que por aquel entonces militaba en la Sampdoria, se convirtió en un auténtico culebrón.

Nadie quiso ceder ni un milímetro en las negociaciones, que duraron meses, y finalmente el Madrid acabó pagando 500 millones de pesetas –una cantidad mucho más elevada que el precio real del jugador en el mercado– en diciembre de aquel año. El Barcelona no pudo hacerse con los servicios del centrocampista galo –casi más conocido por su exmujer, la modelo eslovaca Adriana Sklenarikova, que por sus dotes futbolísticas–, pero al menos obligó al eterno rival a rascarse el bolsillo.

Karembeu pasó a tener en el Madrid una cláusula de rescisión de 23.000 millones de pesetas, al nivel de otras estrellas del equipo como Pedja Mijatovic o Clarence Seedorf.

Pese a que el paso del jugador nacido en Nueva Caledonia por el Bernabéu fue más bien discreto, su palmarés acabó siendo sencillamente envidiable: dos Champions y una Copa Intercontinental con el Real Madrid y un Mundial y una Eurocopa con la selección francesa. Todo ello, en apenas dos temporadas y media.

David Beckham

Antes de llegar a la presidencia del Barcelona en junio de 2003, Joan Laporta había prometido el fichaje de David Beckham, entonces la estrella del Manchester United.

Florentino Pérez parecía estar al tanto de todo, tanto de los contactos entre Becks y el precandidato culé como del patente distanciamiento del futbolista con Alex Ferguson, que ese mismo año le había lanzado una bota en el banquillo durante un partido de Copa ante el Arsenal. Al parecer, Laporta tenía un acuerdo con el United por una cantidad en torno a los 30 millones de euros, mientras el Milan también seguía muy de cerca los pasos de la estrella inglesa.

Pero Florentino se adelantó a la jugada y acabó fichando a Beckham por cuatro temporadas, por una cantidad cercana a los 25 millones de euros. En la recámara, Laporta tenía a un tal Ronaldinho que lideraba al París Saint-Germain. El brasileño acabó fichando por el Barça y luego el resto de la historia es bien conocida por todos...

Cesc Fábregas

La eterna promesa –incumplida– de Ramón Calderón. Antes de llegar a la presidencia del club en julio de 2006, el abogado palentino prometió traer al Real Madrid a "Capello, Cesc, Robben y Kaká". El técnico italiano y el holandés acabaron llegando: el primero ese mismo año y el jugador el siguiente. Como también la estrella brasileña, pero en este caso de la mano de Florentino Pérez, tres años después y a cambio de unos 68 millones de euros.

No fue el caso de Cesc Fábregas. El nombre del internacional español, que cada vez iba asumiendo un protagonismo mayor en el Arsenal, ha estado siempre en la órbita del Real Madrid, pero el de Arenys de Mar siempre tuvo claro que quería volver al Barça, el club en el que se formó.

Tras varios veranos de especulaciones, de tiras y aflojas entre Madrid y Barça, en agosto de 2011 por fin se hizo oficial el fichaje de Cesc por la entidad culé por cinco temporadas. El Barça pagó 40 millones de euros a los gunners: 34 millones fijos y los otros 6 millones en incentivos.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios