Menú

La afición de la Real Sociedad quiere que Illarramendi se quede

Lejos de resolverse de forma inminente, como parecía hace sólo unas horas, el culebrón Illarramendi tiene visos de ir para largo.

0
Lejos de resolverse de forma inminente, como parecía hace sólo unas horas, el culebrón Illarramendi tiene visos de ir para largo.
Asier Illarramendi, durante el entrenamiento de la Real Sociedad en Zubieta. | EFE

¿Qué pasa con Asier Illarramendi? ¿Se quedará en la Real Sociedad o acabará fichando por el Real Madrid? Si finalmente se va al equipo blanco, ¿será mediante el abono de su cláusula de rescisión?

Son preguntas que se hacen los aficionados al fútbol, especialmente los madridistas y los txuri-urdin. Parecía que la entidad blanca iba a cerrar el fichaje del joven mediocentro de Motrico este mismo jueves, después de un largo tira y afloja entre los clubes, pero las negociaciones van para largo. Y es que la Real insiste en remitirse a la cláusula del futbolista, que asciende a 30 millones de euros más el 21% de IVA correspondiente (6,3 millones de euros), y no acepta la última oferta de los blancos: 34 millones limpios. Además, como ha publicado Libertad Digital, desde Anoeta exigen que el dinero del traspaso se abone en un solo plazo y no en dos, como se había acordado.

Ante tanta incertidumbre, lo único que hay de verdad es que Illarramendi se ha presentado este jueves en las instalaciones de Zubieta para comenzar la pretemporada con la Real Sociedad. Y, claro está, el joven futbolista, que hace unas semanas se proclamó campeón de Europa en Israel con la selección española sub-21, ha sido el centro de atención de los numerosos aficionados realistas que han acudido al entrenamiento.

Allí se han podido ver varias pancartas alusivas al caso de Illarra, la mayoría de las cuales reclamaba la continuidad del centrocampista en San Sebastián. Una de ellas lanzaba un dardo directo a Florentino Pérez: "Flo, tonterías las justas". Pero también hubo algún que otro grito aislado contra el jugador, llamándole "pesetero" e invitándole a irse al Madrid. "Illarra quédate", fue, no obstante, el grito mayoritario de la afición y que hizo suyo un grupo de niños que pedían autógrafos al jugador.

Asier se muestra cercano a los seguidores pero esquivo con la prensa, evitando hacer declaraciones y dar pistas sobre su futuro. ¿Hasta cuándo tendremos caso Illarramendi?

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios