Menú

Rosell confirma la marcha de Tito Vilanova del Barcelona

Rubi, Bielsa, Villas-Boas, Rijkaard y Luis Enrique figuran en las quinielas para dirigir al equipo. La solución, "a comienzos de la próxima semana".

0

Otro mazazo para el Barcelona, que tristemente se está acostumbrando a vivir con las desgracias que trascienden el terreno de juego. A media tarde de este viernes saltaba la noticia: Tito Vilanova presentaba su dimisión como entrenador del primer equipo al sufrir una nueva recaída de su enfermedad –la segunda en apenas siete meses–. Y el presidente Sandro Rosell lo confirmaba sólo unas horas después en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí, donde comparecía junto al secretario técnico del club, Andoni Zubizarreta, y ante varios futbolistas del primer equipo.

"Comparecemos hoy ante ustedes para comunicarles una noticia que jamás me habría gustado dar". Fueron las primeras palabras de un Rosell visiblemente compungido, que a duras penas podía contener las lágrimas. "Después de evaluar los resultados de las pruebas rutinarias y de seguimiento a Tito Vilanova, se le ha presentado la opción de hacer un tratamiento que será incompatible para desarrollar la responsabilidad de entrenador del primer equipo", continuaba el máximo dirigente culé, que fue el único en tomar la palabra ante los medios en una rueda de prensa en la que no se admitieron preguntas.

"La vida continúa", añadía Rosell, tratando de poner algo de optimismo en un club convulsionado en los últimos meses, pues a la enfermedad de Tito Vilanova hay que sumarle la del hoy jugador del Mónaco Eric Abidal.

Ante la gravedad del asunto, Rosell anunciaba igualmente que el Barcelona ha decidido cancelar su viaje a Polonia, donde este sábado iba a disputar su primer partido de pretemporada frente al Lechia Gdansk.

Se esperaba que el presidente desvelase el nombre del nuevo entrenador, pero ha preferido emplazar la decisión "a comienzos de la próxima semana". Será entonces cuando Josep Maria Bartomeu, vicepresidente del club, y Zubizarreta anunciarán quién sustituirá a Tito en el banquillo. "No hay más que decir", decía un Sandro Rosell que finalizaba su comparecencia dando las gracias a los medios por su "comprensión", al tiempo que les pedía "máximo respeto" por lo que considera "un golpe durísimo para el Barça".


"Lo veían con muchas energías"

La noticia ha caído como una auténtica bomba en el barcelonismo, obligado a buscar contrarreloj un sustituto para el banquillo. Nadie lo esperaba. El periodista Marçal Lorente, colaborador de esRadio que habitualmente cubre la actualidad del equipo azulgrana, así lo corroboraba en declaraciones a Libertad Digital.

"A Rosell le preguntaron por Tito este mismo lunes, en una entrevista a una televisión local, y dijo que en el club lo veían con muchas energías y que, hasta que un médico no dijera lo contrario, seguiría siendo entrenador del Barça. Te puedo decir que la noticia ha sido muy reciente, diría que incluso de hoy mismo. (Vilanova) Se somete regularmente a controles médicos y ahora le han comunicado la recaída, y éste lo ha transmitido al club. El Barça no puede estar pendiente de si se sienta en el banquillo o no", explica Lorente a este periódico.

Posibles sustitutos

Ante el triste adiós de Tito, se abre ahora el ramillete de candidatos que le pueden sustituir en el banquillo. En las primeras quinielas figuraban los nombres de tres hombres de la casa como Joan Francesc Ferrer Rubi y Jordi Roura, asistentes de Vilanova en el primer equipo, así como el de Eusebio Sacristán, técnico del Barça B.

Sin embargo, parece que el club está dispuesto a contratar a un técnico de relumbrón y, sobre todo, a un hombre con experiencia que sepa gestionar un vestuario de primer nivel. En este sentido, los nombres que vienen sonando en las últimas horas son los de Marcelo Bielsa –extécnico del Athletic de Bilbao que en su día fue propuesto por el mismo Pep Guardiola como su sucesor–, Quique Sánchez Flores –sin equipo tras su periplo en Qatar–, André Villas-Boas (Tottenham Hotspur) y Jürgen Klopp (Borussia Dortmund), aunque la posibilidad de fichar a cualquiera de estos dos últimos se antoja realmente complicada.

Otros futuribles son dos hombres que bien conocen Can Barça como Frank Rijkaard –el holandés, que ya dirigió a los culés entre 2003 y 2008, antes de la era Guardiola, está actualmente está sin equipo– y Luis Enrique Martínez, exentrenador del Barça y ahora en el Celta.

Seguirán sumándose nombres a las quinielas hasta "comienzos de la próxima semana" –en principio el lunes o el martes–, cuando el Barça ya debería tener nuevo entrenador en sustitución de un Tito Vilanova, que, una vez más, se ve obligado a dejar el banquillo del Barcelona. Esta vez de forma definitiva.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios