Menú

Lendoiro: "En algún momento parecía un golpe de estado"

Lamentó que a la gente se le vendiera que el "equipo iba a desaparecer" y aseguró que no llegó a temer "por el Deportivo".

0
Lamentó que a la gente se le vendiera que el "equipo iba a desaparecer" y aseguró que no llegó a temer "por el Deportivo".
El Deportivo se salva y Lendoiro no se marcha. | Cordon Press

Augusto César Lendoiro, presidente del Deportivo de La Coruña, ha reconocido que las negociaciones con los acreedores del club parecían "en algún momento un golpe de estado" y ha asegurado que seguirá al frente de la entidad.

"El consejo de administración no somos ningún rival para el deportivismo, pero tampoco admitimos que se nos eche del lugar en el que llevamos 25 años. Somos responsables de una deuda y de los éxitos, pero no vamos a permitir que nadie automáticamente piense que podemos firmar nuestra sentencia de muerte. En algún momento parecía un golpe de estado", dijo a los periodistas.

"Estamos totalmente dispuestos a abandonar la presidencia, pero primero habría que saber quién es la alternativa y de qué forma, por qué de esta manera, no vamos a aceptar un golpe de estado.

"La petición que hago a los acreedores es empujar todos en la misma dirección", insistió en su comparecencia tras haber estado reunido siete horas con los acreedores y administradores concursales.

Lendoiro se mostró agradecido a la AFE y a los jugadores "porque han sido conscientes de las dificultades que había" y también al presidente de la Liga, Javier Tebas.

"Hemos llegado a una cuerdo con respecto a deuda concursal y también después con la administración concursal para hacer frente a las deudas del concurso antes de las 12 de la noche. Es un día bueno que nos permite mirar el futuro con tranquilidad. Ya habíamos dicho que no iba a pasar nada", manifestó.

El presidente señaló que ahora "hay que seguir trabajando para hacer un equipo con las ilusiones de ascender" a Primera División.

Lendoiro dejó claro que el "convenio de acreedores no es una cuestión que vaya a ser inmediata" y señaló que los administradores concursales no les han pasado un "plan de viabilidad" en la propuesta de convenio que diseñaron los acreedores.

Sobre los gritos de varios cientos de personas que pidieron la dimisión del presidente a su salida de la reunión les restó importancia: "Son cien, 200 personas. Nosotros no vamos a ser el problema del Deportivo, pero no vamos a permitir que nadie vaya a tomar esa decisión (de dejar el club) por nosotros".

Insistió en que ese porcentaje de aficionados "no es la afición" porque "la afición son 25.000 personas". "Que unas personas insulten en un momento determinado es algo del fútbol, no puede extrañar. Que te tiren algo de cerveza entre en esas circunstancias es la carga del cargo", declaró.

Lendoiro lamentó que a la gente se le vendiera que el "equipo iba a desaparecer" y aseguró que no llegó a temer "por el Deportivo". El dirigente explicó cómo se llegó a un acuerdo para que los jugadores retiraran las denuncias y el club no sufriera un descenso administrativo.

"Se ha llegado a un acuerdo cediendo el fútbol. Sabíamos que el fútbol no falla al fútbol, que el fútbol cree en el fútbol", y declaró que "la viabilidad del club no corre peligro si no lo quieren matar". Lendoiro no aceptó la propuesta de convenio que le presentaban los acreedores y dijo que "lo más fácil era firmar y marchar".

En Deportes

    0
    comentarios