Menú

Mundial de Brasil 2014

La selección española sella la clasificación para el Mundial de Brasil

Los goles de Negredo y Mata dieron a los campeones un merecido triunfo en Albacete, en una noche especial para Iniesta y el debutante Alberto Moreno.

0
Los goles de Negredo y Mata dieron a los campeones un merecido triunfo en Albacete, en una noche especial para Iniesta y el debutante Alberto Moreno.
Los jugadores de la selección española felicitan a Negredo (d) por su gol a Georgia. | EFE

Objetivo cumplido. La selección española jugará su décimo Mundial consecutivo -no falla desde Argentina'78- al ganar a Georgia en un Carlos Belmonte abarrotado. Los pupilos de Vicente del Bosque fueron superiores de principio a fin al mermado conjunto caucásico, que acudió a Albacete sin varios de sus mejores futbolistas.

Los goles los firmaron Negredo, antes de la media hora, y Juan Mata, ya en la segunda mitad, aunque el protagonismo de la noche recayó en Andrés Iniesta, que volvía a casa para volver a jugar con la selección siete años después de su estreno como internacional, precisamente en esta misma plaza. También, en menor medida, en Alberto Moreno, debutante con la absoluta.

Después de la pobre imagen ofrecida el pasado viernes ante Bielorrusia en Son Moix (2-1), el conjunto de Del Bosque ha recuperado sus señas de identidad ante un rival que apenas inquietó la portería de Iker Casillas, de nuevo titular en detrimento de Víctor Valdés. De hecho, la única vez que lo hizo, a la media hora de partido, el guardameta madridista intervino con acierto ante Gelashvili para evitar lo que hubiera sido el 1-1 en el marcador.

Negredo y la conexión Juanfran-Navas

Desde el pitido inicial, no hubo sorpresas en el desarrollo del partido y Georgia salió a encerrarse, esperando a aprovechar alguna oportunidad al contragolpe. A España, que presentó hasta seis cambios con respecto al equipo que jugó en Mallorca, se la vio con ganas, dispuesta a romper la muralla caucásica para abrir pronto la lata. Lo intentaron primero los campeones por la derecha, con Jesús Navas y Juanfran buscándose en todo momento, pero los georgianos se defendían como gato panza arriba.

Navas se gustó en los albores del partido con un jugadón antes de que Negredo empezara con un particular show, buscando el tanto por todos los medios, desde el remate de cabeza a una chilena casi imposible, como la que obligó al portero Loria a lucirse con un paradón a una mano (m.20). Xavi e Iniesta dirigían la orquesta española, con el rival encerrado atrás. Los once georgianos, prácticamente en su área.

Y la lata se abrió antes de la media hora, tras una gran jugada colectiva. Pedro se inventó un gran pase por alto para Iniesta, que centró de primeras apurando la línea de fondo, y en el primer palo apareció Negredo para fusilar al portero exsoviético. Misión cumplida. A diferencia de lo ocurrido el fin de semana en Son Moix, España generaba ocasiones y, sobre todo, se divertía y gustaba.

Pero Georgia se empeñó en dar un susto en la primera oportunidad que tuvo, aunque Casillas respondió con acierto ante Gelashvili, que conoce la Bundesliga alemana tras su paso por el Bochum. También Negredo pudo haber logrado el segundo tanto en su cuenta particular antes del descanso, aunque entre la madera y Kvirkvelia, sacando la pelota con la cabeza casi sobre la misma raya de gol, se encargaron de evitarlo.

Mata, ese plus de fantasía

Como al inicio del choque, la segunda mitad arrancó con España encerrando a Georgia en su área. Iniesta buscaba el gol para que la fiesta terminase de ser completa y, a la hora de partido, Del Bosque apostó por la fantasía metiendo en el campo a Juan Mata. El asturiano del Chelsea, que está en un gran momento de forma, se encargó de firmar el 2-0 cuando sólo llevaba tres minutos en el campo: tras un mal despeje de la defensa georgiana, el balón pegó en el estómago de Piqué y el ovetense, tras esa improvisada asistencia, lo cazó dentro del área para fusilar a Loria.

Esta vez sí, España estaba con pie y medio en el Mundial. Con el tanto de la tranquilidad acabó el partido y los restantes minutos sirvieron para ver en acción a Koke y, sobre todo, para que Iniesta se llevara una sonora ovación por parte de sus paisanos al sacarlo Del Bosque del campo y meter en su lugar a Isco.

El propio Mata, con una acción espectacular dentro del área, y Navas gozaron de más ocasiones para que la victoria se convirtiera en goleada, pero la pelota ya no quiso entrar más. Misión cumplida, en cualquier caso. España estará una vez más en la fase final de la Copa del Mundo y ahora clama por vengarse de Brasil tras la decepción sufrida el pasado verano en la Copa Confederaciones. Si puede ser, en una final. Queda mucho para eso, si es que acaba llegando, pero al menos el primer paso ya se ha dado esta noche en Albacete.


Ficha técnica

España, 2: Casillas; Juanfran, Piqué, Sergio Ramos, Alberto Moreno; Busquets, Xavi (Koke, m.68), Iniesta (Isco, m.84); Navas, Pedro (Mata, m.57); y Negredo
Georgia, 0: Loria; Lobjanidze, Khubutia, Kvirkvelia, Kashia, Khidesheli; Dzaria, Kobakhidze, E. Grigalashvili (Khmaladze, m.78), Shota Grigalashvili (Ebralidze, m.72); y Gelashvili (Modebadze, m.89)

Goles: 1-0, m.25: Negredo; 2-0, m.60: Mata
Árbitro: Florian Meyer (Alemania). Mostró tarjeta amarilla a Khubutia (m.54)
Incidencias: Partido correspondiente a la fase de clasificación para el Mundial de Brasil 2014 disputado en el estadio Carlos Belmonte de Albacete ante unos 16.400 espectadores. Lleno

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios