Menú

Martín Presa: "Si las cosas se siguen haciendo bien, habrá Rayo Vallecano para muchos años"

El presidente del Rayo explica en una entrevista a este periódico cómo se presenta el futuro del club tras la salida de la Ley Concursal.

0
El presidente del Rayo explica en una entrevista a este periódico cómo se presenta el futuro del club tras la salida de la Ley Concursal.
Raúl Martín Presa, presidente del Rayo Vallecano. | Cordon Press

El Rayo Vallecano es ahora mismo un club de contrastes. Luchando por sanearse en lo económico tras la salida del proceso concursal en el que estaba inmerso desde 2011, el club franjirrojo atraviesa un momento muy delicado en el plano deportivo.

El equipo madrileño marcha penúltimo en la clasificación con sólo 12 puntos después de catorce jornadas, habiendo ganado únicamente los partidos contra el Elche (3-0), Real Sociedad (1-0), Almería (0-1) y Celta (2-0).

La plaga de lesiones ha hecho sin duda mella en el conjunto de Paco Jémez. Podría pensarse que el técnico canario está en la cuerda floja, pero el presidente de la entidad, Raúl Martín Presa, lo niega. "Hay que confiar en él y en la dirección deportiva", dice el dirigente en una entrevista a Libertad Digital en la que analiza la situación del club en todos sus aspectos.

Entrevista a Raúl Martín Presa

P: Satisfacción, y alivio, en el Rayo Vallecano tras la salida del concurso de acreedores...

R: La situación financiera del club está yendo para arriba desde hace dos años y medio. La salida del concurso de acreedores es la conclusión del trabajo que se viene realizando desde hace muchos meses, de ordenación de una deuda y de saneamiento de un club que hace dos años, cuando entramos, estaba en Segunda División, en completa ruina y sin un activo. Aparte tenía una fundación que también estaba en ruinas, con un desorden administrativo y financiero brutal. Había contratos mal redactados y tuvimos que poner todo en orden. Poco a poco, con una gestión austera y muy sacrificada, hemos generando un flujo de caja para convertirnos en el equipo de la Liga que, en estos dos años y medio, mayor ratio hemos tenido de generación.

P: Entonces, ¿se aclara definitivamente el futuro del club?

R: El futuro era negro y ahora pasa a ser claro. Si se siguen haciendo bien las cosas, habrá Rayo Vallecano para muchos años. En breve el club va a cumplir 90 años, luego cien y así muchos más.

P: No tiene mala plantilla el equipo, pero ahora mismo la clasificación refleja otra cosa...

R: Vamos a poner toda la ilusión y todo el trabajo del mundo para salir de ahí abajo. Estamos teniendo muy mala suerte en todos los aspectos. La pizca de suerte que tuvimos otros años, en esta ocasión nos está dando la espalda... multiplicada por diez. Estamos teniendo una mala suerte terrible con las lesiones. Se han roto dos jugadores para toda la temporada (José Carlos y Seba Fernández), Nery Castillo apenas ha podido entrar por las lesiones y a Zé Castro le ha pasado igual.

P: Parece que donde más daño están haciendo las lesiones es en la línea defensiva...

R: La planificación deportiva está bien hecha: tenemos cuatro centrales, dos por puesto, pero se nos lesionan los cuatro a la vez, aunque afortunadamente pudimos rescatar a Galeano in extremis para el último partido contra el Espanyol.

P: Precisamente, respecto a ese choque en Vallecas contra el Espanyol (1-4), el Rayo salió bien al principio pero acabó goleado...

R: Creo que teníamos dominado el partido en los primeros 25 minutos. Saca el portero (del Espanyol, Kiko Casilla), la peinan y Sergio García se queda solo y el árbitro (González González) señala penalti. Para mí no lo era porque Rubén no llega a tocarlo, pero bueno... El Espanyol se pone 0-1 y nosotros nos quedamos con uno menos. Y ya en inferioridad, teniendo que asumir riesgos, se nos puso todo cuesta arriba.

P: Otro partido en el que el Rayo dio la cara, y bastante, fue contra el Real Madrid pese a perder por 2-3...

R: Los tuvimos contra las cuerdas durante muchos minutos, pero acabamos perdiendo. Al final son gajes del fútbol y la culpa no es ni del árbitro ni de nadie, sino de la mala suerte. A los jugadores no se les puede recriminar nada porque están poniendo todo lo que hay que poner. Ahora espero que nos respeten un poquito más las lesiones.

P: El próximo partido es el domingo en Sevilla ante el colista Betis. ¿Se podría decir que es dramático?

R: Dentro de la gravedad de la situación, es grave, qué duda cabe, pero todavía no es dramática. Estamos a un punto de la zona de salvación y tenemos una oportunidad de salir del descenso el próximo domingo, aunque sin duda nos espera un partido dificilísimo. Tendremos el ambiente en contra, pero espero que sepamos jugar con esa angustia que tiene ahora mismo el Betis y podamos sacar un resultado positivo.

P: Paco Jémez dijo tras la derrota contra el Espanyol que si el club tiene que cambiar algo es al entrenador. ¿Tiene crédito Paco Jémez en el Rayo?

R: Lo que intentó el entrenador, más que autoinculparse, fue defender a los jugadores. Los futbolistas han dado la cara en los tres últimos partidos. Contra el Madrid jugaron un partido formidable y merecimos más, pero al final tuvimos mala suerte en algunas decisiones arbitrales y también estrellamos balones contra el palo. Luego dimos la cara en Vigo, donde se hizo un buen partido y acabamos ganando (0-2). Y este fin de semana llega el duelo contra el Espanyol, que estuvimos dominando durante la primera parte, se nos puso el partido en contra y, pese a todo, el equipo dominó con uno menos, tuvo el balón y creó ocasiones. Encajamos el 0-2 y, lejos de venirse abajo, el Rayo siguió dando la cara y llegó a ponerse 1-2 a diez minutos del final. Al final, lamentablemente, acabamos pagando los errores defensivos, de patio de colegio, y el Espanyol nos mató. Los jugadores intentaron remontar y más no se les puede pedir. Y volviendo a lo de Paco, lo que él quería era salvaguardar la profesionalidad de los jugadores y yo estoy convencido de que van a seguir haciendo todo lo posible para intentar sacar al Rayo de esta situación.

P: Siguiendo con Paco, a menudo se le achaca un exceso de valentía en los partidos que le acaba pasando factura. ¿Tiene el presidente una opinión al respecto o prefiere dejar las cuestiones técnicas al entrenador?

R: Él es el profesional, el que sabe lo que tiene qué hacer y cómo plantear los partidos. Hay que confiar en él y en la dirección deportiva.

P: Así que hay confianza en Paco Jémez, ¿no?

R: Sí. La ha habido, la hay y, de momento, la va a haber. El equipo está trabajando muy bien en los entrenamientos y en los partidos se está vaciando. Repito que no nos acompaña la suerte. De los cuatro últimos partidos, tres derrotas. Al final nos pasó lo mismo que el Levante: con un jugador menos y el marcador en contra, es muy difícil ganar los partidos. Pero aún así dimos la cara hasta el final. Hay que tener tranquilidad y unión para tratar de sacar esto adelante.

P: Para terminar, permítame que le haga una pregunta que no está relacionada con el Rayo Vallecano pero que es inevitable en el mundo del fútbol estas semanas. ¿Tiene usted un favorito para el Balón de Oro?

R: Yo no soy quién para valorar desde un punto de vista como aficionado, pero tenemos tres favoritos muy claros. Estamos hablando de Ribéry, que ha conseguido más títulos que Cristiano y Messi; de Cristiano, que es un futbolista total, capaz de desequilibar y que está en un momento muy dulce, firmando un partido antológico con Portugal ante Suecia; y de Leo Messi, que, aunque ahora mismo está en horas bajas, se trata del futbolista más importante de la historia. Si yo tuviera que elegir, me decantaría por los dos que están en la Liga española. Esperemos que venga el premio a nuestro país porque sería bueno: tanto Cristiano como Messi, por unas y otras cosas, sin duda se lo merecen.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios