Menú

Copa del Rey

Decepcionante estreno del Real Madrid en la Copa del Rey

Tras una primera parte infame, los de Ancelotti mejoraron levemente en la reanudación, con Isco como jugador más destacado, pero no bastó.

0
Tras una primera parte infame, los de Ancelotti mejoraron levemente en la reanudación, con Isco como jugador más destacado, pero no bastó.

Mientras el Barcelona y el Atlético de Madrid han dejado resueltas con sendas goleadas sus eliminatorias de Copa del Rey ante el Cartagena y el Sant Andreu, respectivamente, el Real Madrid no ha podido pasar del empate sin goles en el campo del Olímpic de Xátiva. Así, el equipo de Carlo Ancelotti está obligado a ganar dentro de diez días en el Santiago Bernabéu para meterse en la ronda de los 16 mejores.

Como fantasmas de los blancos asoman el Toledo, Real Unión de Irún o Alcorcón, el último equipo de Segunda B que echó prematuramente al conjunto madridista, dirigido entonces por Manuel Pellegrini, del torneo del KO. No tiene pinta de que el Olímpic, octavo clasificado del Grupo III, vaya a sumarse a las hazañas, aunque en esto del fútbol cualquiera sabe.

Nueve españoles en el once de Ancelotti

Cierto es que Ancelotti y los suyos acudieron al campo de La Murta, de césped artificial, sin tres de sus vacas sagradas como el sancionado Cristiano Ronaldo, Xabi Alonso -el técnico quiso darle descanso para no arriesgar al salir prácticamente de una lesión- o Gareth Bale -baja de última hora por una gripe-, pero, aún así, el entrenador italiano presentó un once de garantías, plagado de juventud y de españoles -hasta nueve-. Di María y Casemiro eran los únicos extranjeros que sacó de inicio Carletto, quien, como viene realizando en la Champions, apostó por Casillas para la portería. Del resto, destacó la presencia de canteranos o jóvenes como Nacho, Illarramendi, Isco, Jesé y Morata, entre otros.

Enfrente estaba el desconocido Olímpic, que hasta ahora no se había enfrentado nunca al Real Madrid. Después de la fanfarria de los fuegos artificiales que amenizaron la fiesta previa en La Murta, el equipo de Toni Aparicio saltó al campo sin complejos, dispuesto a plantar cara a su poderoso rival de Primera. Un Madrid más espeso que nunca, sin ideas, que en ningún momento supo romper la defensa local.

Un blandito y centrado remate de cabeza de Casemiro, tras un envío en largo de Di María, fue todo el bagaje ofensivo de los visitantes en la primera parte. No apareció ninguno de los de arriba. El propio Fideo estuvo horrible, sin saber adaptarse al césped artificial; Jesé no daba señales de vida; Morata luchaba, siempre sin éxito; e Isco apenas rascaba bola.

Isco animó algo el cotarro

Ancelotti movió ficha tras el descanso y metió en el campo a Marcelo por Arbeloa, tratando de abrir el campo por las bandas -en el otro lateral, el derecho, se mantenía Carvajal- y, sobre todo, de dar más chispa al ataque blanco. Isco, esta vez sí, se hizo dueño del medio campo y cada vez asumía más protagonismo, pareciendo ser el único que se gustaba sobre el césped artificial. De hecho, suyas fueron las dos primeras ocasiones del Madrid en la segunda mitad: en la primera la echó fuera por poco y, en la segunda, su disparo con rosca desde la frontal lo tocó lo justo Francis para desviar a córner.

El jugador de Benalmádena volvió a armar el taco con un pase genial, a lo Zidane, hacia Morata que el delantero madrileño no supo aprovechar. Si Isco era el único del Madrid que daba el do de pecho, la otra cara de la moneda era de la de Di María. El Fideo, siempre gris, fue sustituido por Benzema y abandonó el campo con cara de muy pocos amigos, sin querer sentarse en el banquillo y enfilando directamente las duchas.

El Olímpic le ponía ilusión pero tampoco supo romper la ordenada defensa madridista. Los balones en largo eran el único recurso del conjunto valenciano, que aguantó los escasos ataques visitantes para acabar sacando un empate. De forma poco comprensible, Ancelotti sacó del campo a Isco, sin duda el mejor, para dar entrada a Modric. Daba igual quien estuviera porque no era el día. Benzema y Ramos también gozaron de sus ocasiones en los últimos minutos, aunque no estuvieron acertados ante el marco de Francis.

Al final, empate sin goles en un partido malo que no pasará precisamente a la historia del fútbol. Ahora toca arreglar el desaguisado en el Bernabéu, donde, salvo sorpresa, Ancelotti apostará por sus primeros espadas para sacar adelante la eliminatoria ante un Olímpic que ya ha hecho historia.


Ficha técnica

Olímpic de Xátiva, 0: Francis; Kike Alcázar, Peris, Pepín, Mendoza; Samu, Rifaterra (Álex Vaquero, m.76); Belda, Marenyá (Pifarré, m.81), Denis; y Christian (Pau Franch, m.65)
Real Madrid, 0: Casillas; Carvajal, Ramos, Nacho, Arbeloa (Marcelo, m.46); Casemiro, Illarra; Di María (Benzema, m.56), Isco (Modric, m.74), Jesé; y Morata

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité andaluz). Mostró tarjeta amarilla a Casemiro (m.65) y Modric (m.80), del Real Madrid; y a Kike Alcázar (m.69) y Pifarré (m.86), del Olímpic
Incidencias: Partido de ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el campo de La Murta (Játiva) ante 6.200 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del expresidente de Sudáfrica y premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela

0
comentarios

Servicios