Menú

Copa del Rey

El Real Madrid arrolla a un Atlético irreconocible en la Copa del Rey

Los blancos, con tantos de Pepe, Jesé y Di María, desactivaron a su rival prácticamente desde el pitido inicial.

0

No hubo color en el Bernabéu. Se esperaba un derbi igualado entre dos de los mejores equipos de Europa, un Real Madrid que, sin jugar un fútbol brillante, sí consigue sacar adelante los partidos con oficio, y el intratable Atlético de Diego Simeone, un conjunto al que le sale todo, que acaba de instalarse en solitario en la cima de la Liga. Pero nada más lejos de la realidad. Los blancos dieron un repaso en toda regla a su rival prácticamente desde el pitido inicial y, salvo en un par de ocasiones, Iker Casillas apenas vio inquietada su portería.

Al final, los goles de Pepe, Jesé y Di María -el primero y el último acompañados de la fortuna- terminaron por dar una clara goleada al Madrid, que pone pie y medio en la final de Copa del Rey. Aún queda la vuelta, cierto, pero ahora mismo la eliminatoria está muy cuesta arriba para un Atlético que, además, no podrá contar con Diego Costa en el Vicente Calderón por sanción.

Esta noche en el Bernabéu, tras el sentido homenaje que los dos equipos rindieron a Luis Aragonés con un emotivo minuto de silencio, Ancelotti dio un repaso táctico a Simeone. El técnico italiano, que puso en el campo a sus dos laterales más defensivos como Coentrao y Arbeloa, dejando en el banquillo a Carvajal y Marcelo, no pudo contar con Gareth Bale, que se cayó de la convocatoria a última hora al no estar plenamente recuperado de sus problemas en el gemelo. Su lugar lo ocupó Jesé Rodríguez, y el canario volvió a cumplir con muy buena nota.

Quien sí estuvo sobre el campo fue Cristiano Ronaldo, en un extraño cumpleaños para él. En el día que cumplía 29 años, el portugués vio cómo el Comité de Competición lo sancionaba con tres partidos tras ser expulsado en San Mamés. Al menos no le cayó un cuarto encuentro que le hubiera hecho perderse este primer asalto copero. En el otro bando, el Cholo dio entrada en el once a su último fichaje, Diego Ribas, que formó en una línea de tres con Raúl García y Arda Turan. Y por delante, cómo no, el incombustible Diego Costa, el hombre que se pega con todas las defensas, como volvió a demostrar esta noche en terreno madridista.

Lo cierto es que el primer aviso fue contra Casillas, habitual inquilino de la portería blanca en las copas. Lo protagonizó Arda Turan con un cabezazo dentro del área, tras centro de Koke, atajado sin problemas por el meta internacional. Y nada más en la primera parte por parte de un Atlético que enseguida se quedó sin ideas, desactivado por la sobriedad de un Real Madrid que no le dejó jugar.

Los blancos, además, se encontraron pronto (m.17) con el primer tanto. Con la firma de Pepe. El central luso recibió la pelota en la zona de tres cuartos y chutó a puerta, contando con la fortuna de que el balón tocó en Insúa -difícil papeleta para el argentino, que ocupó la banda izquierda del Atlético ante la ausencia de Filipe Luis- y acabó por despistar a Courtois.

El Madrid quiso más en la primera mitad, pero no logró derribar la muralla rojiblanca. Una parte en la que destacaron dos nombres propios: Luka Modric y Jesé. El croata, que se ha convertido en imprescindible en este Real Madrid, se dejó ver bastante en ataque y trabajó a destajo en defensa, cortando unos cuantos balones. El canario, clave en el enero perfecto del equipo blanco, fue eléctrico por la banda derecha y dio más de un quebradero a la defensa colchonera, especialmente a Insúa.

En la otra área, Diego Costa se las tenía tiesas con Pepe y Arbeloa. Especialmente con el internacional portugués, con quien mantuvo más de un rifirrafe que dio trabajo extra a Clos Gómez.

Pareció ponerse las pilas el Atlético al comienzo de la segunda parte, en la que Cebolla Rodríguez entró por un desaparecido Diego, pero poco le duró la pólvora a los visitantes ante un rival muy sólido, bien plantado sobre el césped. Al ritmo que quiso imponer Modric, fantástico.

Y lo que acabó llegando fue el segundo, a los pocos minutos de comenzar el segundo tiempo. Todo un golazo de Jesé, que se aprovechó de un exquisito pase con el exterior de Di María, colando la pelota entre las piernas del Cebolla, para batir a Courtois con un remate de primeras (m.56). Mucho camino el que había andado el Madrid en esta eliminatoria.

Diego Costa, desesperado en su pelea arriba, vio una amarilla que le impedirá jugar la vuelta en el Calderón y Simeone aprovechó para quemar sus últimas naves, dando entrada a Adrián y José Sosa. Pepe pudo hacer el tercero casi sin querer, al rematar con la rodilla en el segundo palo, y Godín puso la réplica con un remate de cabeza que el imperial Modric sacó en la misma raya de gol con Iker ya batido.

Y de lo que pudo ser el 2-1 se pasó al 3-0, obra de Di María para culminar su gran noche. El Fideo remató desde fuera del área y la pelota tocó en Miranda para que volviera a despistar a Courtois. No fue la noche de la habitualmente inexpugnable defensa rojiblanca ni tampoco del cancerbero belga, uno de los mejores del mundo.

De ahí al final fue coser y cantar: el Atlético terminó por tirar la toalla y empezó a pensar en la vuelta en el Calderón. Necesitan un milagro el Cholo y los suyos, pero si algo le sobra a este equipo es fe. El Madrid, mientras tanto, ya ha recorrido mucho camino.


Ficha técnica

Real Madrid, 3: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Xabi Alonso, Modric, Di María (Illarramendi, m.82); Jesé (Isco, m.84), Cristiano Ronaldo y Benzema (Morata, m.73)
Atlético de Madrid, 0: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Insúa; Gabi, Koke; Raúl García (Sosa, m.70), Diego (Cristián Cebolla Rodríguez, m.46), Arda Turan (Adrián, m.61); y Diego Costa

Goles: 1-0, m.17: Pepe; 2-0, m.56: Jesé; 3-0, m.73: Di María
Árbitro: Carlos Clos Gómez (Comité aragonés). Mostró tarjeta amarilla a Pepe (m.24), del Real Madrid; y a Diego Ribas (m.27), Diego Costa (m.61), Juanfran (m.77) y Miranda (m.87), del Atlético
Incidencias: Partido de ida de semifinales de la Copa del Rey disputado en el estadio Santiago Bernabeu ante 74.278 espectadores. Antes del inicio se guardó un minuto de silencio en memoria de Luis Aragonés

0
comentarios

Servicios