Menú

Copa del Rey

El Real Madrid se proclama campeón de Copa del Rey tras derrotar al Barcelona

El galés marcó un golazo en la recta final para desequilibrar una intensa final ante un Barça que sufre su tercer varapalo en siete días.

0

Decimonovena Copa del Rey para el Real Madrid. Los blancos han derrotado al Barcelona en una intensa final de Mestalla, disputada a tumba abierta, y conquistan su primer título de la temporada, cargándose de paso de moral de cara a las semifinales de Champions contra el Bayern de Múnich.

Los azulgranas, por contra, sufren su tercer varapalo en apenas siete días: tras quedar eliminado de la máxima competición a manos del Atlético de Madrid y de dar un paso atrás en Liga con su derrota en Granada, el equipo del Tata Martino pierde la Copa. Chuzos de punta van a caer en las próximas horas en la Ciudad Condal.

Ante la ausencia de Cristiano Ronaldo, todas las miradas estaban puestas en Gareth Bale. Y no defraudó. Después de haber rayado a buen nivel durante toda la noche, el galés apareció en los últimos minutos para acabar decantando la final: cogió la pelota en su campo, se pegó un carrerón brutal por la banda izquierda, dejando atrás a Marc Bartra, y batió a Pinto por bajo para hacer subir el 1-2 al marcador, a la postre definitivo.

Antes, marcaron Di María y el propio Bartra: el argentino, cuando el encuentro aún estaba en pañales, al culminar un gran contragolpe; el canterano culé, mediada la segunda parte, al batir a Iker Casillas con un remate de cabeza a la salida de un córner. Fueron los tantos de un partido marcado por su intensidad, en el que el Real Madrid realizó un gran desgaste físico ante un rival que, pese a tener la pelota, no logró inquietar realmente la portería blanca. Además, el equipo de Ancelotti se alió con la fortuna en el último minuto del tiempo reglamentario después de que Neymar estrellara un balón en el palo.

Gran inicio del Madrid

Después de la esperada pitada al himno, solapada en esta ocasión por los cánticos, la final de Mestalla comenzó muy bien para los intereses blancos con el tanto de Di María, al culminar un gran contragolpe que nació de una pérdida de Dani Alves. Quedaba la duda de si el argentino estaba o no en fuera de juego, aunque el tanto acabaría subiendo al marcador. El Barça quiso dar un paso adelante, pero se topó con un rival que defendía con una intensidad brutal. Los blancos realizaron un gran desgaste físico y, aunque al final se les acabaría la gasolina en la segunda parte, supieron jugar sus armas ante un rival que lo fiaría todo a la posesión.

Pero esa posesión de balón fue plana en muchas ocasiones. Iniesta apareció con cuentagotas y a Messi, como hace una semana en el Vicente Calderón (1-0), ni siquiera se le vio. Fueron Neymar y Jordi Alba, por cada costado, quienes trataron de animar el cotarro en las filas culés. El Madrid, por su parte, seguía tratando de sorprender a la contra, variando del 4-3-3 al 4-4-2, e Isco y Benzema pudieron haber ampliado la renta antes del descanso, aunque tanto al malagueño como al francés les faltó puntería.

Carrerón brutal de Bale

Más de lo mismo al inicio de la segunda parte, en la que el Tata Martino dio entrada a Adriano por un Jordi Alba que había sufrido molestias en los isquiotibiales. Fue Bale quien volvió a avisar tras la reanudación con dos buenas ocasiones a la vuelta de vestuarios. Una vez más, los blancos pudieron haber puesto tierra de por medio con un remate de Benzema que acabaría estrellándose en el palo, tras tocar lo justo Pinto, y un cabezazo de Bale que acabaría a la red, aunque el permisivo Mateu Lahoz anuló el gol por una falta previa.

Y en vez de llegar el 0-2, fue el 1-1 lo que subiría al marcador. Un córner botado por Xavi lo aprovechó Marc Bartra, beneficiándose del error defensivo de Pepe, para conectar un bello testarazo y batir a un Casillas que poco pudo hacer en su estirada. De nuevo vuelta a empezar con 25 minutos por delante.

Y en esas acabaría apareciendo Bale con su carrerón brutal, sacando un buen puñado de metros a Bartra y batiendo a Pinto por bajo. Un golazo que levantó al madridista de sus asientos. Un golazo que vislumbraba la decimonovena Copa para los blancos. Pero hubo que sufrir hasta el final porque Neymar bien pudo haber hecho subir el 2-2 al marcador con un remate que se estrelló en el palo. Y para mayor fortuna aún, la pelota le acabaría cayendo a Casillas. Un balón que valía la Copa y, además, haría aún más sangre en los culés.

Pero tampoco se puede dar por muerto al equipo de Martino: pese al paso en falso que dio en Los Cármenes, todavía tiene muchas opciones de ganar la Liga. Sería el bálsamo para el barcelonismo en una temporada que, de momento, presenta más oscuros que claros.


Ficha técnica

FC Barcelona, 1: Pinto; Dani Alves, Bartra (Alexis, m.85), Mascherano, Jordi Alba (Adriano, m.46); Busquets, Xavi, Iniesta, Cesc (Pedro, m.60); Messi y Neymar
Real Madrid, 2: Casillas; Carvajal, Sergio Ramos, Pepe, Coentrao; Xabi Alonso, Modric, Isco (Casemiro, m. 87); Di María (Illarramendi, m.85), Bale y Benzema (Varane, m.89)

Goles: 0-1, m.10: Di María; 1-1, m.68: Bartra; 1-2, m.84: Bale
Árbitro: Mateu Lahoz (Comité valenciano). Mostró tarjeta amarilla a Isco (m.2), Pepe (m.16) y Xabi Alonso (m.87), del Real Madrid; y a Neymar (m.16) y Mascherano (m.53), del Barcelona
Incidencias: Final de la Copa del Rey disputado en el estadio de Mestalla ante unos 55.000 espectadores. Lleno. Terreno de juego en buenas condiciones

0
comentarios

Servicios