Menú

Los medios silencian el escupitajo de Messi durante el Himno Nacional

La prensa catalana ignora la falta de respeto del jugador y amplifica la denuncia de un hincha culé contra la Policía por supuesta brutalidad.

549

La última final de la Copa del Rey de fútbol no pasará a la historia por el escupitajo de Messi al son de los acordes del Himno Nacional. La realización de TVE captó el momento con suma precisión en el barrido de las caras de los jugadores de ambos equipos, el Barça y el Real Madrid, alineados frente a la tribuna del estadio de Mestalla. La mayoría de los 22 futbolistas se mostraba en actitud respetuosa o distraída, según los casos. Salvo Messi, que pareció sumarse a los silbidos y abucheos de los seguidores barcelonistas y se alivió los bronquios con una ostentación gestual inequívoca, sin esperar a que terminara la Marcha Real.

La bronca en las gradas protagonizada por el numeroso grupo de radicales del Barça que se dieron cita en Valencia, la victoria del Madrid, el gol de Bale o la retransmisión en catalán del partido en TVE (caso del que dio cumplida cuenta José María Albert de Paco en Libertad Digital) han contribuido a ocultar el sonoro escupitajo, seguramente el menor de los problemas del jugador argentino tras la derrota y las críticas que está recibiendo en Barcelona. Pero el silencio sobre el desplante al Himno español ha sido y es casi absoluto en los medios de comunicación, particularmente en los catalanes, entregados a los homenajes a un forofo azulgrana de Cadaqués que ha denunciado a la Policía Nacional por brutalidad. Singularmente, la denuncia se tramitó en una comisaría de los Mossos d'Esquadra.

En la prensa de Barcelona, el caso Messi está relacionado con el fiasco deportivo, con su aparente melancolía en azulgrana y con la sospecha de que se quiere ir, lo quieren vender o sólo le interesa el Mundial. En el resto de los medios, debe llover sobre mojado tras las polémicas declaraciones de Rosa ez sobre la interpretación del himno en el funeral de Estado de Adolfo Suárez. De este modo, lo que en Estados Unidos, Francia o Italia sería un escándalo, con graves repercusiones publicitarias para el deportista, nacional o foráneo, que osara mostrar semejante falta de respeto a un símbolo del país, en España ha sido censurado por los medios y tapado por la agenda informativa de la Semana Santa.

Como excepción en el manto de silencio, José García Domínguez alude al particular en la edición catalana de ABC, en un artículo titulado Contra el Barça, en el que denuncia: "El gran héroe de Macondo resulta ser, por el contrario, un civil, si bien sumariamente civilizado; de ahí su gusto silvestre por escupir, dar brincos y ensayar muecas simiescas mientras suenan los acordes del himno de la nación que le procura el sustento. El gran héroe de Macondo es un tal Messi". El columnista concluye su texto así: "En Francia, cuando el detritus suburbano de las banlieues osa interrumpir las notas de la Marsellesa en un campo de fútbol, el presidente de la República lo dejó muy clarito: era la primera y la última vez que iba a ocurrir algo así. No sucedió nunca más. ¿Hasta cuándo la impunidad vocinglera de la chusma de Macondo?".

Alfonso Ussía también escribe sobre el particular en la contraportada de La Razón, con el título El escupitajo. Y afirma: "Pocas cosas me han repugnado más que el escupitajo de Messi cuando llegó el Rey a presidir el partido final de la Copa y se interpretaba el Himno Nacional. El de España, que el de Argentina no tenía vela en ese entierro. Como poco, Messi es un ineducado. Como mucho un impresentable que escupe mientras se oye el himno de la nación que le ha hecho rico". Según Ussía, el odio a España está en "el guión de la Generalidad" y se "extiende desde los despachos de la Masía".

No es la primera vez que el Barcelona protagoniza un incidente de estas características. La radicalización catalanista del club ha llegado hasta el punto de permitir que un entrenador de las secciones infantiles retirara a los niños durante la interpretación del Himno en un torneo fuera de Cataluña.

En Deportes

    Recomendado

    Lo más popular

    1. "Miguel Bosé se enamoró de Kiko Hernández"
    2. Abascal responde a Jordi Évole: "Se comporta como un siniestro telepredicador de la extrema izquierda"
    3. La estupidez en Operación Triunfo no tiene límites: ahora critican la palabra "arreglada"
    4. Évole enloquece insultando a VOX en 'El Hormiguero'
    5. "El peor presidente de nuestra historia es un psicópata" que "emputece" todo lo que toca
    0
    comentarios

    Servicios