Menú

Muñoz Mayordomo, el árbitro que ha indignado al fútbol, es favorito de Sánchez Arminio

El colegiado manchego ascendió esta temporada de Segunda B y es uno de los que tiene opciones para subir a Primera.

El colegiado manchego ascendió esta temporada de Segunda B y es uno de los que tiene opciones para subir a Primera.
Momento en el que Muñoz Mayordomo le dice al médico que está expulsado. | Captura TV

Jesús Muñoz Mayordomo (Pedro Muñoz, Ciudad Real, 11/02/1985) se ha convertido en protagonista de la jornada en la Liga Adelante después de su inaudita actuación en el encuentro entre el Girona y el Real Madrid Castilla en Montilivi.

Muñoz Mayordomo es uno de los grandes favoritos del Comité Técnico de Árbitros (CTA), que preside Victoriano Sánchez Arminio, para dar el salto a Primera División en las próximas temporadas. El colegiado manchego ascendió esta temporada a Segunda División, después de conseguir el mejor coeficiente en Segunda B y su excelente condición física lo coloca como uno de los colegiados mejor valorados.

Sin embargo, su exceso de protección del cuarto árbitro y su promedio de 6,25 tarjetas amarillas habían sembrado algunas dudas, que se dispararon después de su desafortunado arbitraje en la jornada 38 de la Liga Adelante.

Indignación en el Real Madrid

Corría el minuto 66 del partido, cuando el defensa del filial madridista Llorente cayó conmocionado sobre el césped. El defensa sufrió un golpe en la cabeza y se desvaneció sobre el terreno de juego.

Mientras en el banquillo del Castilla veían la gravedad de lo que estaba sucediendo, el colegiado no paraba el partido. La urgencia de la situación que se estaba viviendo obligó al médico del equipo, Julio de la Morena Garzón, a entrar en el campo sin permiso arbitral para atender de inmediato al futbolista, después de encararse con el cuarto árbitro. Tras salvar la vida del jugador, que había sufrido una conmoción cerebral, Muñoz Mayordomo decidió expulsar al galeno ante la sorpresa de todos los presentes.

La indignación en el Real Madrid es máxima por lo sucedido y presentará una queja formal ante el CTA, a la espera de la posible sanción que pueda sufrir el médico, que se expone a un castigo de cuatro partidos si el árbitro no introduce ningún anexo en su acta que le exima y justifique su actuación para salvar la vida del jugador.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad