Menú

Mundial de Brasil 2014

Calurosa bienvenida a la selección española en Washington

El equipo llegó a la capital de Estados Unidos, donde este sábado jugará su último amistoso ante El Salvador.

LD / Efe
2
El equipo llegó a la capital de Estados Unidos, donde este sábado jugará su último amistoso ante El Salvador.
David Silva firma autógrafos a los aficionados en el aeropuerto de Washington. | EFE

La selección española ya está instalada en Washington, donde concluirá el próximo sábado su preparación para el Mundial de Brasil con un amistoso contra El Salvador, el último antes de iniciar la competición.

El equipo aterrizó en Baltimore, última escala antes de la cita mundialista, tras ocho horas de viaje en el avión "Juan Carlos I", el día en el que el Rey abdicó en su hijo, el príncipe de Asturias, y en el que comenzaron a soñar con la defensa del título más prestigioso.

El Airbus 330 de Iberia que trasladó al equipo con el lema "Llevamos la ilusión de todo un país", fue bautizado con el nombre del monarca, y en él se desplazaron desde el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas los 23 internacionales que buscarán en Brasil la defensa de la corona mundial.

Antes de la gran cita hicieron parada en Washington, donde completarán cuatro días de entrenamientos en la Universidad Católica, para disputar el sábado su último amistoso, ante El Salvador, y viajar el domingo hasta Curitiba, su sede en la primera fase del Mundial.

Recibidos al grito de "¡Campeones!"

A su llegada al aeropuerto Baltimore/Washington International, más de un centenar de aficionados recibieron al equipo español y lo aclamaron al grito de "¡Campeones, campeones!". La selección descansa en el Hotel Mandarin Oriental de la capital tras viajar hoy a Estados Unidos, en una etapa intermedia de su ruta hacia Curitiba (Brasil), su cuartel general durante el torneo.

A su llegada al aeropuerto Baltimore/Washington International, más de un centenar de aficionados recibieron al equipo español y lo aclamaron al grito de "¡Campeones, campeones!".

También las autoridades del aeropuerto de Baltimore, a aproximadamente 60 kilómetros de la capital, se sumaron a la bienvenida con un baño de cañones de agua al avión en el que viajaba el equipo, un honor reservado sólo para llegadas "especiales". Para esta acogida, dos camiones de bomberos flanquearon el avión de Iberia en el que viajaba la selección cuando tocó tierra y vertieron agua sobre él formando un arco.

El seleccionador español Vicente del Bosque y el resto del equipo técnico fueron los primeros en aparecer en la terminal del aeropuerto, donde más de un centenar de seguidores esperaban con banderas españolas y ataviados con camisetas para pedir autógrafos a los futbolistas y fotografiarse con ellos.

Los aficionados, la mayoría latinos, vitorearon a los internacionales españoles en su camino del aeropuerto al autobús que les trasladaba a Washington hasta que el delantero del Atlético de Madrid Diego Costa cerró el grupo.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios