Menú

Mundial de Brasil 2014

Ángel Di María recibe un tratamiento a base de células madre para llegar a la final

El centrocampista argentino se perderá la semifinal ante Holanda, pero con este tratamiento confía en poder jugar la final.

Libertad Digital
0
El centrocampista argentino se perderá la semifinal ante Holanda, pero con este tratamiento confía en poder jugar la final.
Di María, en el suelo, tras notar la lesión. | EFE

No está todo perdido para Ángel Di María. El centrocampista de la selección argentina quiere echarle una última mano y ayudar a los suyos. Para ello, tras el desgarro de grado uno que tiene en el recto anterior de la pierna derecha, el jugador del Real Madrid ya se ha puesto manos a la obra y busca la mejor opción para serle útil a Alejandro Sabella, su seleccionador.

Tiene prácticamente imposible poder estar en la semifinal del próximo miércoles ante Holanda. Pero confía en sus compañeros, y en que éstos lleguen a la final. Si no, siempre le quedará la lucha por el tercer y cuarto puesto, el amargo partido que nadie quiere disputar. Pero para ambos encuentros, el fideo confía en llegar. Para ello, Di María, según informa el diario As, está recibiendo un tratamiento con células madre a fin de rehabilitarse para el último partido que dispute su selección.

El objetivo de este tratamiento es intentar regenerar la células dañadas con otras propias, de manera que el proceso de recuperación es más rápido, ya que se reparan los tejidos a mayor velocidad, y disminuye así el dolor y la inflamación del músculo lesionado. Además, y siempre según este medio, Di María, aparte del tratamiento con células madre, tendrá otro complementario más normalizado en busca del reposo a base de hielo, estiramientos, ejercicios en piscina y kinesiología. Todo con tal de estar disponible para la final, siempre y cuando supere Argentina a Holanda.

En el recuerdo, Costa y la placenta de yegua

Lejos queda, aunque no hace tanto de ello (a finales de mayo), el caso del hispano-brasileño Diego Costa, que forzó días antes de jugar la final de la Champions acudiendo al centro serbio de la doctora Milagro Kovacevic para tratarse con placenta de yegua. Sin embargo, ni la rapidez ni la intención del tratamiento le sirvieron al entonces jugador del Atlético. Comenzó el partido en el once titular, pero a los 8 minutos tuvo que abandonar el terreno de juego. Las ganas de ayudar a los suyos fueron superiores al dolor y al problema muscular que tenía. Y eso es lo que tratará de evitar Ángel Di María, para poder ayudar a la albiceleste a ganar su tercer Mundial.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios