Menú

Zubizarreta logra fichar a un central después de cinco veranos

El club azulgrana hace oficial el acuerdo con el Valencia para la incorporación de Jeremi Mathieu por 20 millones de euros .

0
El club azulgrana hace oficial el acuerdo con el Valencia para la incorporación de Jeremi Mathieu por 20 millones de euros .
Mathieu, con la camiseta del Barcelona. | fcbarcelona.es

Hace años que el Barcelona busca equilibrio en su zaga y cinco temporadas, en concreto, que no anuncia el fichaje de un central. Hasta hoy. Jeremy Mathieu llega al club azulgrana procedente del Valencia para las cuatro próximas temporadas más una opcional. Ha costado 20 millones de euros y pretende ser la solución a los apuros en defensa, un problema que tan a la vista quedó la pasada campaña.

Mathieu no ha sido la primera opción del Barcelona. La defensa ha sido una de las grandes preocupaciones de Luis Enrique desde que se hizo cargo del equipo. Pronto se puso manos a la obra junto a Andoni Zubizarreta. Mats Hummels, del Borussia Dortmund, o David Luiz y Marquinhos, del París Saint-Germain, fueron anotados en la agenda.

Marquinhos es un central rápido, bastante sólido, con talento en la salida de balón, buen físico y juventud, cualidades que le hacen tener un futuro prometedor, justo lo que pedía Zubizarreta. "Trabajamos en esa necesidad. Teníamos cuatro centrales, pero Puyol ya no esta y es una necesidad que queremos cubrir. Queremos un rendimiento de muchos años y eso es en lo que estamos trabajamos", dijo el director deportivo. Pero el PSG no quiere abrir la puerta a Marquinhos.

El interés por David Luiz viene de lejos. El Barcelona le echó el ojo tras la marcha de Puyol, aunque el PSG se le adelantó en mayo. Matts Hummels, reciente campeón del mundo, es otra de las opciones contempladas. El Manchester United de Van Gaal le pretende.

Desde Piqué

Desde la llegada de Gerard Piqué en 2008, el Barcelona no acierta con sus defensas. El catalán formó junto a Puyol una dupla extraordinaria, pero los años pasan y, tras el adiós del capitán, la retaguardia se tambalea.

En estos años han pasado una docena de zagueros, pero ninguno ha logrado consolidarse en el conjunto azulgrana: Edmílson, Thuram, Milito o Henrique son algunos ejemplos. El más sonado es quizás Dmitro Chigrinsky, que costó 25 millones y fue vendido al año siguiente por diez menos, tras una campaña más que desafortunada. Desde hace cinco veranos, el Barcelona ha aguantado el tipo con Abidal, Adriano, Busquets o Song.

Entre los requisitos que debía cumplir el central ideal para Luis Enrique es la polivalencia, algo que Mathieu cumple a medias. El francés llegó a Mestalla como lateral zurdo, aunque en el Valencia ha variado su posición debido a sus problemas con los tendones de Aquiles, lesión que le ha apartado más de una vez de los terrenos de juego.

Luis Enrique quería juventud. El galo tiene 30 años. Sin embargo, no se puede negar que Mathieu tiene un físico imponente y 1,92 metros de altura que le permiten dominar el juego aéreo, la asignatura pendiente del Barcelona del Tata.

Aún faltaría un defensa por llegar, sobre todo pensando en la banda. El que más suena es el colombiano Cuadrado, jugador de la Fiorentina.

En Deportes

    0
    comentarios