Menú

La auditora Deloitte alertó del "riesgo fiscal" que suponía el fichaje de Neymar

La compañía elaboró un informe donde alertaba de los riesgos que suponía el fichaje del astro brasileño.

0
La compañía elaboró un informe donde alertaba de los riesgos que suponía el fichaje del astro brasileño.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz cuenta en su poder con un informe de la auditora Deloitte donde ésta advertía de forma pormenorizada del "riesgo fiscal" que suponía para el Fútbol Club Barcelona el fichaje del juzgador brasileño Neymar Da Silva.

Sin embargo, aunque ese documento fue redactado para la auditora para la entidad blaugrana antes de que se firmase el contrato con el jugador brasileño el 3 de junio de 2013, tanto el expresidente del club Sandro Rosell como el representante legal y director general del mismo Antoni Rossich aseguraron ante el magistrado que nunca llegaron a ver dicho informe y que no sabían de su existencia.

Según fuentes jurídicas consultadas por Libertad Digital, menos creíble aún fue la explicación que dio el propio auditor de Deloitte, Artur Amich, citado como testigo -es decir, con obligación de decir verdad- en la Audiencia Nacional.

Amich, persona responsable de elaborar los informes de las auditorías anuales de cuenta del Barça, explicó ante Ruz que aunque ese documento fue redactado por la auditora no llegó a ser entregado a la entidad deportiva, cliente para el que se elaboró.

No obstante, el citado informe íntegro se encuentra incorporado al sumario donde el Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional investiga si el FC Barcelona cometió presuntamente un delito fiscal con la contratación de Neymar.

Artur Amich firmó los informes de auditoría de cuentas anuales del Fútbol Club Barcelona que fueron entregados los días 30 de junio de 2012 y 2013 y donde se reflejaron las transacciones de dinero derivadas de la contratación de Neymar.

Por otro lado, el auditor -en sintonía con la versión que ofreció este miércoles Sandro Rosell- señaló que el fichaje del brasileño ascendió a 57,1 millones de euros aunque este año se incorporarán a las cuentas los 13,5 millones de euros que el Barça pagó a Hacienda en febrero pasado como declaración complementaria y otros 10 millones en concepto de un aumento salarial para el futbolista que se fijó en 2011.

La Agencia Tributaria sostiene que el Barcelona cometió un delito fiscal al evadir a Hacienda al menos 9,1 millones de euros en el fichaje Neymar da Silva.

En Deportes

    0
    comentarios