Menú

Di María o James, la gran duda de Ancelotti para la Supercopa

El italiano mantendrá ante el Atlético en el Bernabéu el bloque que venció al Sevilla para conquistar su primer título de la temporada.

9
El italiano mantendrá ante el Atlético en el Bernabéu el bloque que venció al Sevilla para conquistar su primer título de la temporada.
Di María y James Rodríguez. | LD

La gran actuación de Ángel di María ante la Fiorentina, en el último encuentro del Real Madrid antes de medirse al Atlético en la Supercopa de España, ha puesto a Carlo Ancelotti en un brete.

El Fideo fue de largo el mejor en Varsovia, participando en el único tanto de los blancos -obra de Cristiano Ronaldo al culminar una contra de libro- y fabricando varias ocasiones de gol. Pese a todo, el futuro del argentino parece estar lejos del Bernabéu. Con el París Saint-Germain prácticamente fuera de la pelea, el Manchester United es el club mejor posicionado para hacerse con los servicios del rosarino, aunque Florentino Pérez y su Junta Directiva esperan que los diablos rojos suban su oferta por el jugador. 50 millones de euros se antoja poco dinero por un futbolista de su nivel y en Concha Espina esperan que desde Old Trafford ofrezcan al menos 10 millones más. El jugador quiere irse y el presidente madridista ni mucho menos le cerrará la puerta de salida, en contra del deseo de Ancelotti.

El técnico transalpino siempre ha apostado por Di María. Sabe que es un jugador diferente, con mucha capacidad de sacrificio y entrega, por lo que se ha convertido en pieza básica en su esquema. La pasada temporada el Fideo también parecía tener pie y medio fuera del Real Madrid tras la llegada de Gareth Bale. Incluso el club le abrió expediente a comienzos de año, tras un partido de Liga contra el Celta, por llevarse las manos a sus partes nobles, en un gesto que no gustó nada ni a la directiva ni a la afición. El argentino pidió perdón por el famoso acomodamiento, explicando que "no fue un gesto despectivo hacia la grada", y rápidamente las aguas volvieron a su cauce.

De hecho, el rendimiento deportivo de Di María fue a más, teniendo que sufrir mientras tanto en silencio la grave enfermedad de su hija. Y el argentino, a la chita callando, acabaría siendo decisivo en la recta final e temporada, erigiéndose en uno de los jugadores clave en la conquista de la décima Copa de Europa.

Ahora, un año después, la situación se repite: Ángel di María vuelve a tener pie y medio fuera del club, aunque su actuación en tierras polacas, en su vuelta a los terrenos de juego 34 días después de haber disputado la final del Mundial con la selección argentina, le coloca en una buena posición para ser titular el martes en el primer asalto de la Supercopa en el Bernabéu.

James no acaba de convencer

Y es que James Rodríguez, en lo que lleva disputado con la camiseta blanca -70 minutos en la Supercopa de Europa contra el Sevilla en Cardiff y la primera parte del duelo ante la Fiorentina, antes de ser sustituido por Dani Carvajal-, no acaba de convencer a la afición madridista. Sobre todo teniendo en cuenta lo que el club ha pagado por él (70 millones de euros fijos más otros diez millones variables en función de objetivos).

Así, en contraste con el gran partido de Di María, cabe destacar la gris actuación de James. El colombiano formó de inicio en ataque junto al Fideo y Cristiano Ronaldo, después de haber jugado en Cardiff en el centro del campo junto a Toni Kroos y Luka Modric. Ante la Fiorentina, hizo las veces de falso nueve -en un papel muy parecido al que Ancelotti le pidió a Isco Alarcón en varias fases de la pasada temporada- y se descolgó para recibir balones y participar en el juego, sin llegar a ser una una referencia ofensiva como Karim Benzema. Pero rápidamente pudo comprobarse que no estaba a gusto en esa zona: el de Cúcuta anduvo perdido sobre el césped y nunca encontró su sitio.

¿Y Xabi Alonso?

Capítulo aparte merece Xabi Alonso. Este sábado por la tarde, horas antes del partido, Ancelotti decía en rueda de prensa que el tolosarra puede jugar "sin problemas" junto a Modric y Kroos. Sin embargo, el 14 blanco, el gran ausente en la Supercopa de Europa por sanción, firmó un partido muy flojo ante la Fiorentina. De hecho, a los 26 minutos, un error suyo en la entrega costó el empate de los italianos: Xabi cedió la pelota hacia atrás y se la dio a Aquilani, que puso un medido centro para que Mario Gómez batiera a Keylor Navas con un cabezazo ajustado al palo.

Un clamoroso fallo que bien podría condenar a Xabi al banquillo de los suplentes frente al Atlético. El "profesor" -como el propio Carletto llama al guipuzcoano- anda bastante lejos de su mejor nivel y ya no parece tan intocable, más aún viendo el gran momento de Kroos -impresionante el rendimiento del germano, que parece que lleva jugando en el Madrid toda la vida- y Modric. Todo ha cambiado en muy poco tiempo y Xabi Alonso ha pasado a tener un rol secundario en el grupo.

Lo que sí es intocable es la BBC. Salvo sorpresa, Cristiano Ronaldo -el portugués está en un momento de forma espectacular, posiblemente el mejor de su carrera-, Gareth Bale y Benzema formarán el trío atacante ante un Atlético que busca venganza en el Bernabéu tras lo ocurrido en la final de la Champions en Lisboa, hace ya casi tres meses.

Tres cuartos de lo mismo ocurre con la retaguardia: Arbeloa, Varane, Nacho y Marcelo dejaron bastantes dudas en Varsovia, con lo que Ancelotti no titubeará en ningún momento al apostar el martes por su defensa de gala, con Carvajal y Coentrao en los laterales y Sergio Ramos y Pepe en el centro.

Y tampoco parece haber muchas dudas en la portería: pese al notable debut de Keylor Navas -el costarricense encajó dos goles, pero realizó un paradón descomunal ante Juan Manuel Vargas-, el técnico blanco seguirá apostando por Iker Casillas, que con su notable actuación en Cardiff parece haber aliviado buena parte de los males que dejó al final de la pasada campaña, en el Mundial y en los amistosos de la gira americana. Con la marcha de Diego López al Milan, Iker parte ahora con ligera ventaja para ser el titular en la portería blanca, aunque Keylor se lo pondrá muy difícil.

Así, a tenor de los últimos 180 minutos disputados por el Madrid en Cardiff y Varsovia, Ancelotti podría sacar de inicio el martes un once formado por: Casillas; Carvajal, Pepe, Ramos, Coentrao; Modric, Kroos, James o Di María; Bale, Cristiano y Benzema. El martes por la noche, minutos antes del primer derbi de la temporada, saldremos de dudas.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation