Menú

Christoph Kramer, el hombre que ganó un Mundial y nunca se acordará

El defensa sufrió una conmoción cerebral sobre el césped de Maracaná tras chocar con Ezequiel Garay a la media hora de partido.

0
El defensa sufrió una conmoción cerebral sobre el césped de Maracaná tras chocar con Ezequiel Garay a la media hora de partido.
Christoph Kramer sale del campo con ayuda durante la final del Mundial.

Muchos niños sueñan con ser futbolistas, debutar en primera, poder jugar con tu selección, acudir a un Mundial, disputar la final... y ganarlo. Ése es el sueño de muchos, y uno de ellos pudo llegar a cumplirlo, el alemán Christoph Kramer. Sin embargo, el defensa del Borussia Mönchengladbach nunca podrá recordarlo. Así lo ha reconocido en la revista alemana Focus.

Tras sufrir un choque con el argentino Ezequiel Garay en el minuto 30 de la final que se disputó en el estadio de Maracaná, y por el que se tuvo que retirar sustituido ya que sufrió una conmoción cerebral que le hizo perder el conocimiento. Kramer no iba a ser titular, pero la lesión de Khedira le permitió salir en el once inicial de Joachin Löw. Sin embargo, transcurrida media hora de juego, fue tal la conmoción producida por el golpe, que cayó desplomado. Medio aturdido, se acercó el colegiado del encuentro, el italiano Nicola Rizzoli, que le tuvo que decir en un par de ocasiones al propio futbolista que lo que estaba disputando era la final. Minutos después tuvo que ser sustituido por Schürrle.

"Tengo que saber si estoy jugando la final", insistía Kramer. Y tras reconocerle Rizzoli que así era, el futbolista finalizó diciendo "gracias, es importante saberlo". Sin embargo, aunque pueda ver ese partido por televisión, nunca podrá recordar que disputó ese encuentro, que jugó la final del Mundial. "Los médicos son claros acerca de eso. Nunca recuperaré los recuerdos de la final", ha asegurado. Levantó la Copa del Mundo junto a sus compañeros, pero Kramer nunca recordará los 120 minutos que duró el partido.

En Deportes

    0
    comentarios